29 mayo, 2024

Del rancho en los cuarteles y la defensa nacional

El rancho es la alimentación en los cuarteles, está a responsabilidad del oficial ranchero y es supervisada por el médico de la Unidad y controlada por el capitán jefe de cuartel. En los cuarteles, aquí y en todo el mundo, hay un comedor de oficiales y otro de tropa; he tenido la oportunidad de compartir el “rancho” con oficiales en Cuba, Chile, Brasil, EE.UU., Francia, Israel, China, Taiwán, Colombia, Perú, Venezuela, Argentina y Corea del Norte (quizás yo sea el único oficial de FF.AA. ecuatorianas en haber visitado Corea del Norte en calidad de edecán del Congreso) y es exactamente lo mismo; no hay discrimen en los cuarteles, lo que hay es jerarquización.

El Día de la Armada, el Presidente Correa, en su discurso se refirió a los supuestos “privilegios” en las FF.AA. “que marcan las diferencias entre oficiales y tropa, como el sistema de rancho y lugares de esparcimiento, es otro tema que hay que cambiar”, señaló. Calificó “como diferencias odiosas, con comidas diferentes para oficiales y tropa, con diferencia en los utensilios, mantelería, mobiliario y espacio físico de comedores”. Es interesante la observación que hace el Jefe de Estado, igualmente sería saludable que haya igualdad en todos los estamentos del Estado. Quisiera saber si en el Palacio de Carondelet se prepara un sólo “rancho” para el Presidente, para sus colaboradores, secretarias, conserjes, choferes, oficiales y tropa de la escolta presidencial y se sirve en el mismo comedor a todos, con vajilla de loza y con el escudo nacional grabado en los platos o existen “diferencias odiosas. “Nadie debe tener privilegios en las FF.AA.” dijo el mandatario, yo diría en el Ecuador. (“Todo comienza con tu ejemplo”, según una propaganda del gobierno).

El servicio militar en muchos países es obligatorio, esta obligación de los ciudadanos con su patria tiene una larga historia y con el tiempo ha ido cambiando; sin embargo, la necesidad de tener reservas entrenadas no ha cambiado; en Cuba es obligatorio y dura 2 años; en Corea, 2 años; en Irán, hasta 18 meses, los profesionales tienen un tratamiento especial y el tiempo de servicio es más corto; en China y en Rusia es obligatorio. En la mayoría de países europeos el servicio militar es voluntario, incluso se ha instituido la objeción de conciencia para aquellos ciudadanos que no están de acuerdo con el servicio militar.

En nuestro país, con la nueva Constitución pasó a ser voluntario, no obstante los jóvenes acuden a los cuarteles, unos por vocación y otros por la falta de empleo; el Presidente Correa ha manifestado “que percibe que el sistema de conscripción es altamente ineficiente” en el Ecuador, frente a la “percepción” del presidente, ¿qué dice el mando militar?

Los soldados de un ejército en las diferentes jerarquías no se improvisan. Para los políticos siempre será difícil asumir la promoción pública del gasto para la defensa, cuando a la sociedad no se la ha preparado en una cultura de la defensa; los líderes deben hacer valorar la defensa como una capacidad necesaria en tanto comunidad organizada y no en tanto a una amenaza cercana. La paz se la consigue y se la mantiene sólo si un Estado tiene una fuerza militar disuasiva creíble.

Artículos relacionados

La eutanasia

Soy “PRO VIDA “, por ello, no acepto el ABORTO, pero hay casos de excepción, como cuando al nacer, es inminente la muerte de la madre y del niño, agotados todos los […]

Deshumanizados

Ese es el principal problema de nuestra sociedad. El abierto y profundo proceso de deshumanización en el que todos, en diferentes grados, estamos inmersos. Ya no nos condolemos ante lo que naturalmente debe causarnos dolor. No nos congratulamos ante lo que debería llenarnos de satisfacción. El concepto de felicidad ha variado sustancialmente. No nos sorprenden las aberraciones. No nos indigna la injusticia. Más bien tratamos de sobrevivir en su sistema y en ocasiones nos sometemos a ella. Es más, muchas veces la justificamos.

Hemos perdido la capacidad de reacción. La muerte de un niño con una bala perdida, por ejemplo, pasa al registro de nuestra memoria individual como un dato más cuando debería hacernos llorar. La violación a una mujer muchas veces es noticia que sirve para satisfacer el morbo subconsciente, cuando debería desvelarnos porque la próxima puede ser nuestra hija, hermana o esposa. Tan mal estamos como sociedad que hasta llegamos a admirar la pericia de los narcos en su intento de pasar la droga, la habilidad de los ladrones para sustraerse algo a la luz del día y en la cara de los mismos policías, nos reímos a carcajadas cuando un locutor de radio imitando a un ex radiodifusor que fue tan sabio y apreciado como Pepe Murillo (+), so pretexto de distraer y presentarse como original, manda a fumar marihuana al oyente que llama para contar sus depresiones.

No hay comentarios

  1. Pienso exactamente igual, se debe predicar con el ejemplo, ese es el lema del verdadero líder. No hay discrimen en Fuerzas Armadas, jamás me he sentido menos que nadie durante mis 32 años de vida naval, en la gloriosa Armada del Ecuador, me siento orgulloso y conservo la amistad de muchos señores Oficiales y Tripulantes más antiguos que fueron un ejemplo de honestidad y patriotismo. No a las mentiras, No al divisionismo, no a la politización de Fuerzas Armadas. Los militares activos y pasivos juntos como un puño cerrado ante la hipocresía.

  2. Lo felicito Coronel Alberto Molina por ser frontal en hacerle ver las cosas como son. No me sorprende ya cosas que pasan en mi país, por ahí se que les está quitando el rancho, a los servidores públicos, ya dijo algo sobre los uniformes, por ahí hablo de suspender el subsidio de gas y que usemos las cosinas electricas, por mi parte regresaré a usar cocina de carbon, y todo esto por ahorrar. Porque no se deja de hablar TRES HORAS todas las semanas, porque no se deja de tanta propaganda y cadenas por los medios de comunicación, porque no se deja de pagar tanta seguridad personal, esos tambien son gastos desmedidos, ah y me olvidada de los viajes de los funcionarios. Bueno todo esto se suma ahora a los ranchos de los militares. Pero despues de todo, creo que se los tienen bien ganados, y ellos saben el porque. Siga en la frontalidad de sus opiniones que unidas a las que he leido sobre las reacciones de la ciudadanía por lo del nuevo puerto de Guayaquil, » » se colige que ya empieza a despertar Guayaquil. No digo Ecuador, porque falta mucho para que mi pueblo se de cuenta de las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×