18 abril, 2024

Ya no hay queso porque acabaron con la quesería

En 1998, Spencer Johnson, con estilo de parábola, escribió un exitoso libro de motivación al que tituló: ¿Quién se ha llevado mi queso?

Trata del cambio en el trabajo y la vida, con cuatro típicas reacciones (resistirse al cambio por miedo a algo peor, aprender a adaptarse, o detectar pronto el cambio y finalmente apresurarse hacia la acción).

Un día los ‘ratones’ llegaron al depósito de Queso y no había queso. Los ratones sí habían hecho caso de que bajo el modelo fracasado cada vez se producía menos queso. El cambio no los cogió desprevenidos y partieron en busca de Queso Nuevo.

‘Los liliputienses’, fieles creyentes del cuento del “Big Brother”, no estaban preparados. Mientras que los ratones se habían puesto en marcha con rapidez, los aspirantes a borregos continuaban indecisos sin saber qué hacer.

Volvieron a sus casas con hambre y desanimo. Regresaron al día siguiente al depósito y comprobaron que el Queso seguía sin estar ahí.

Juan creía tener derecho al Queso mientras que Patricio sugirió buscar algo de Queso Nuevo. Sin embargo, todavía insistían por el ‘queso’ prometido y penosamente cada día estaban peor.

El mundo está lleno de los ilusos, pero ya se desengañaron con tanto cuento y el poder de la auténtica población está floreciendo por toda la tierra como nunca antes.

Ahora hay millones de personas saliendo a las calles a protestar por las memas excusas y promesas; muchos otros se están sumando.

Un estudiante brasileño cimento una movilización ‘online’ muy poderosa. Imagínense si cada uno de nosotros actuara: ¡No hay límites de lo que podríamos lograr!

El mal modelo de la economía ecuatoriana ya está acabando con el queso y todos los demás productos que dan prosperidad a una nación.

Se hicieron grandes fortunas con la subida del petróleo y se dispendiaron con saldos muy positivos para el círculo que administró la riqueza del Ecuador y se endosó en cuentas privadas. El costo del petróleo está aún en un buen precio, pero ya no está subiendo como antes, su probabilidad es que baje.

Entramos a depender de más endeudamiento malo; en lugar de tener mayor beneficio por incrementar la producción al alentar y garantizar la inversión privada.

¿Iremos a China de rodillas para que nos siga dando plata con un costo tan alto y exigencias de garantías tan duras y líquidas como lo ha venido haciendo?

Es senil la actitud del Gobierno de creer que los europeos son lelos y comen cuentos al ser galanteados. ¿Cómo se ve de falso ese corteje, si la relación con el sector privado ha sido execrable en los seis años?

El ciudadano común no se interesa, porque se trata de un ‘asunto de los empresarios’ y en la práctica pasan desapercibidos.

¿Son temas que afectan al pueblo? ¡Claro que sí!

En todas partes las consecuencias de acuerdos comerciales y manejo de conceptos no los comprenden.

¿Cuánto puede influir el tratamiento antojadizo de leyes que debilitan al sector empresarial privado en la Asamblea? Esas que frenan la inversión y la generación de empleo.

Leyes que apoyan la amoralidad, la irresponsabilidad y que ponen a mando del gusto y antojo de un solo ser todas las instancias.

La prohibición lógica y universal de la no retroactividad del efecto de una ley, así como la discrecionalidad en la interpretación de una Ley por una persona sin seguir el debido proceso, espanta a un inversionista; y más todavía a un especulador [apostador sin fundamento] que ayuda mucho a financiar obras y proyectos.

Imposible dejar de tomar en cuenta el constantes incrementos en el precio de los productos de a Canasta Básica… Ni que hablar de los indispensables que están catalogados como suntuarios.

¿Qué no ha duplicado o triplicado su valor en los últimos seis años? ¿Quién no se da cuenta que solamente con traer dinero ya paga 5% de impuesto para devolverlo? ¿Cómo no se dan cuenta las fuertes cargas de contribución fiscal con las que castigan a la población?

Así es compatriotas ¡Pide queso y te dan hueso!

Artículos relacionados

La táctica…

Para conseguir cualquier cosa por muy compleja que sea, se necesita tener una táctica. Toda táctica se maneja con los mismos principios básicos para su desarrollo. Meta, estrategia y recursos. Vistas las […]

No hay comentarios

  1. Querido Antuco, siempre brillante tu exposicion, pero esto es lo que saco en claro,a proposito de tu gran pensamiento.
    Y es que el pueblo es ignorante , apatico, estupido y vago, solo quiere unos cuantos dolares al mes de regalo, y ya paro la olla, mientras que otros (libre pensadores), piden facilidades para desarrollar empresas productivas, que son fuente de trabajo y riqueza para nuestros compatriotas, pero esto, no lo quieren entender los obsoletos y retrogrados gobernantes de izquierda, porque generando probreza y nececidad, mantienen a todo un pueblo enganado y subyugado, ya lo dijo muy claramente Francisco I a un periodista liberal (lease comunistoide) americano.Y se dijo tambien, que El socialismo y el comunismo, son enemigos del exito».
    Un abrazo/Jorge Ponce A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×