18 abril, 2024

El difícil tráfico en Guayaquil

Un par de antecedentes previos a indicar que sí hay soluciones para mejorar el tráfico en Guayaquil que te roba las dos cosas que son irrecuperables: Tiempo y Salud; por la contaminación.

Hace algunos años fui designado uno de las tres personas que debían proponer al señor Presidente de la República, cómo mejorar y modernizar nuestro Sistema de Control de exportaciones.

Nos reunimos y gran decepción me causó el que lo que llamaban “modernizar” era mover ventanillas, trabajar diferentes horas, y cambiar el color de las hojas de papel. Mi posición era otra: ¿Qué buscábamos en el momento? ¿De qué manera nos preparábamos para nuevos retos? Y blindar el método del mal uso. Huelga decir que presente mis excusas.

Rompo mi regla de mantenerme modesto, de no importarme que se roben mis ideas y logros para que otros se den coba. Esa rutina de mi vida me ha servido para dejar abierto el camino a tunantes que me han generado muchas traiciones.

Sin embargo, sigo tranquilo. Es el miedo al ser más preparado, intelectualmente más capaz (comprobado) y que se dedica mucho al estudio e investigación. Soy sencillo, empero ya me molestó que me utilicen los tontudos.

Han pasado muchos decenios desde que manifesté que nuestro tránsito se movía a una cuarte parte de la velocidad en relación con la celeridad de la ciudad de Nueva York (que ellos designaban lenta) y cuatro años desde que presente, a quien correspondía, el esquema de la mejora al fluido de tráfico para la ciudad de Guayaquil.

Sé que no puede haber sido por costo, en gran parte era autofinanciable sin gasto de los ciudadanos por medio del Fisco o Arcas Municipales. Incluía, además, facilidades de movilización para todos [gratis] dentro del casco comercial.

¿A quién le pise los callos de su negocio o negociados? Ojalá alguien me lo dijera, pero en este tema jamás quisieron ni siquiera escuchar.

Prefieren atender a los “genios” que obedecen; a los que se dedican a cambiar de dirección a las calles, sin que con eso curen la enfermedad ¡ni siquiera la calentura en las sábanas!

Las cifras de morbilidad entre problemas pulmonares, la progresión geométrica de personas atacadas por el asma, suciedad del ambiente, son espeluznante ¿será por eso que ya no se publican las cifras de propagación de ingredientes químicos nocivos del laboratorio de ‘medio ambiente’?

El automóvil privado ha crecido en su volumen por falta de alternativas idóneas hasta convertirse no solo en una forma cómoda de transporte sino también en un signo de status y poder. Esto contribuye, en Guayaquil se estima un vehículo por cada MAYOR DE EDAD, un monumental incremento del parque vehicular y eventualmente un tráfico de nunca acabar.

El transporte público, sería una solución escalonada al tráfico. Sólo se necesitaría que fuera confiable, de fácil acceso en el embarque y desembarque además de eficiente, para también que el ciudadano promedio estuviera dispuesto a utilizarlo aún sobre su vehículo privado.

Educación vial, es la solución más simple. Simple porque no involucra por ejemplo grandes inversiones en nuevas vialidades, pero compleja porque tiene que ver con la educación de los conductores y los peatones cosa muy difícil en nuestro medio ambiente.

Con reglas firmes de comportamiento vial se evitarían accidentes y congestiones de tráfico. En los Estados Unidos, según un estudio de Texas Transportation Institute, se constató que entre el 52% y el 58% de los retrasos causado por el tráfico se deben a incidentes viales.
Es muy fácil desesperarse tras varias horas atrapado en el tráfico. Este efecto maligno en la psiquis, propicia conductas irresponsables, que no hacen más que incrementar el riesgo de accidente y empeorar la circulación. Es tremendamente importante no perder el sentido común y manejar con respeto.

Definitivamente, mis estudios de soluciones no han sido incluidos. Lo haré cuando no existan pillos camuflados y ladrones intelectuales, que incluso cambian las formas para acomodar sus picardías.

Artículos relacionados

La muerte de Alfaro y la prensa

CONMEMORACIÒN DE LOS CIEN AÑOS DE LA MUERTE DE ELOY ALFARO

Con motivo de conmemorarse los 100 años de la trágica muerte del general Eloy Alfaro y siguiendo la línea de inculpaciones que ha hecho el presidente Correa, han aparecido en las paredes de algunas calles de Quito, los siguientes grafitis: “Armas de destrucción masiva: El Comercio, El Universo, Teleamazonas”; “Renacemos a diario matando revoluciones. f) El Comercio”; “Si compras El Comercio, me quemas de nuevo. f) Eloy Alfaro”; “Hogueras de ayer, calumnias de hoy, cenizas de mañana. El Comercio”; “Mis calumnias alimentan la Hoguera Bárbara. f). El Comercio; esto se inscribe en la inmensa maquinaria de propaganda gebbeliana del gobierno para desacreditar a todos quienes piensan diferente a los postulados de la llamada revolución ciudadana.

Para poner en contexto este trágico momento de nuestra historia, es necesario ubicarnos en tiempo y en espacio, es decir hace 100 años, de esa forma analizar los hechos y circunstancias; sobre todo el papel que le tocó asumir a la prensa de aquel entonces.

1 comentario

  1. Buen día señor Antonio Kure, me he encontrado con este artículo afortunadamente. Pues me encuentro realizando mi proyecto de tesis universitario en la ciudad de guayaquil muy referente a este tema, me gustaría conversar con usted si me lo permitiera.. me seria de gran ayuda.
    le dejo mi contacto celular #0978795477
    le agradecería infinitamente si me ayuda a despejar unas dudas para culminar mi proyecto de tesis.
    Saludos y que tenga un bue día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×