30 mayo, 2024

El Gran Fraude Venezolano

Por donde se lo mire, las elecciones de abril 14 del 2013, en Venezuela, han dado resultados totalmente fraudulentos.

Las pruebas directas sobran: Cuarenta y seis personas con los mismos nombres y apellidos, nacidos en el mismo día y votando en la misma mesa, van más allá de toda frontera de probabilidad existente.

Una persona portando cédulas de decenas de ciudadanos fallecidos, puesto en el primer puesto de la línea para depositar los votos como monedas en tragaperras, teniendo el control total el gobierno, no deja dudas que se le robó al pueblo venezolano que sufragó legalmente en mucho mayor número por Capriles.

Según las informaciones todo el sistema electoral se manejó en Cuba, al igual que el Registro Civil.

La peón, Lucifer, “VIVORA” TIBISAY, retribuyó completamente en su posición de ejecutante del fraude. Que en su despacho destacaba la bandera de Cuba a su derecha y la de Venezuela a la izquierda.

¿Por qué no invitaron a unos porcentajes importantes de veedores de países neutros? ¿Cómo así el apuro de Lucifer, “VIVORA” TIBISAY, de darle su credencial en menos de veinticuatro horas y posesionarlo en un par de días más al loco del pajarito? Principalmente: ¿Por qué hoy niegan la revisión de los escrutinios, a pesar de que ya han quemado innumerables cartones cerrados con votos? ¿Podrá alguien ser tan ingenuo como para “destruir votos viejos” tan coincidentemente a ras de una cuestionada votación?

Aporta en contra los pronunciamientos del Presidente de la Asamblea “diablodado” de prohibir asistir al recinto a los de oposición; a no pagarles sus remuneraciones; a tomar acciones violentas o vejatorias para representantes del pueblo venezolano.

Y, por ya estar muerto y enterrado no se pone en hincapié, no se destaca que el dictador Chávez estuvo incapacitado y muy probablemente fallecido en una fecha anterior a la declarada; pero, fiel a su civismo después de la inhumación de lo qu pudo haber de él, también VOTO.
Mucha fe se ha puesto en Las Naciones Unidas, sin percatarse que sus sublimes propósitos y principios y todo el articulado, podrían resumirse hoy en día en un maravilloso catálogo de excelentes postulados e intenciones, pero totalmente fracasados en la práctica.

Obligada, en gran parte, por la politización de sus componentes, pues son los gobiernos miembros los que deciden la integración y no las naciones.

Los proyectos de practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos, de unir las fuerzas para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional son hechos viciados por la cruenta realidad de un mundo incendiado por las guerras y el terrorismo.

La autodeterminación de los pueblos es otra farsa. No hay duda que los políticos han sabido sacar provecho de sus tretas para mantener sus corruptos mandatos con uso de una descomposición y actos en contravía de los objetivos y fundamentos de las Naciones Unidas.

La Carta de las Naciones Unidas apela a ideas nobles: Ni la clase ni el sexo, ni la religión ni la raza contaban para la naturaleza humana, así como no contaba ésta para Dios: En todas las religiones y creencias.

Hoy en día lo que ha triunfado hasta ahora es la fuerza bruta imponiendo el terror. Las villanas influencias nacidas de la ambición, de consignas surgidas de la avaricia y de bastardas lujurias de poder.

Nuevas raleas que rinden adoración al robo, al Oro escondido, al “yo vivo bien el resto me respete con mi perverso discurso”. En muchos casos incluso actuaciones genocidas.

Cada sistema u organización ideológica se ha vuelto más intolerante, recalcitrante y opuesto a conceder a los demás los derechos pregonados de Paz, Libertad, Fraternidad y Dignidad que reclaman para sí.

¿Habrá tocado fondo Venezuela? Muy lejos está de ello. Les ha cedido el poder al Castro comunismo y la metida tanguera que tiene destrozada la grandiosa Argentina, administraciones que sobrevivieron a costa de la riqueza del pueblo venezolano.

Artículos relacionados

Cretinazo

El domingo pasado se dio una farsa mas de las tantas que se dan en Venezuela en el gobierno del cretinazo de Maduro. Se convoco a elecciones para optar por lo que […]

¡Cuidado con la educación!

Hace pocos días el presidente Lasso firmó el Decreto 145 en el que se reforman algunos artículos del Reglamento General a la Ley Orgánica de Educación Intercultural.  Algunos de ellos muy necesarios […]

No hay comentarios

  1. Estamos frente al resultado (y ud. lo senala correctamente)de un fraude organizado con todos los elementos de golpe de estado.Lo de Maduro y comp. no tiene asidero posible ni legalidad tampoco. Cual es entonces el camino a seguir?. creo que mas y mejor unidad de todos los grupos dispersos tanto en el interior como en extranjero y crear una coordinadora que se haga cargo de los cuellos de botellas de la movilizacion y la propaganda,no darle respiro a la dictadura y mantener las calles en control de los democratas con marchas y protestas y que los cacerolazos sean parte de la cotideanidad y se sistematicen hasta la caida de la dictadura.Impugnar e ir a todos los foros internacionales con las pruebas del delito.Este es un gobierno ilegal y, si hay que llegar hasta el fin ,pues que asi sea.

  2. Desgraciadamente para Henrique Capriles y sus más de ocho millones de seguidores, la situación es muy crítica y peligrosa. No van a conseguir nada con la espera. Los cambios y las revoluciones se hacen regando sangre. No es con palabras dulces que van a convencer a esa partida de comunistas-oportunistas sinvergüenzas de que el pueblo no los quiere.

    Todos esos peones de Fidel Castro han hecho, y hacen, miles de trampas para eternizarse en el puesto. Lo único que les interesa es el poder y el dinero a toda costa. Ellos se pasan por el sobaco las leyes y constituciones; es mas su objetivo es borrar la Constitución, para mejor apoderarse de sus instituciones. Cambian los nombres del país, y sus símbolos patrios, para despersonalizar a sus habitantes. Sustituyen el Himno nacional por una canción infantil y fofa, dedicada para el pueblo raso que apenas comprende lo que le esta pasando.

    Para volver a Venezuela. Sólo una guerra civil les devolverá el país que les ha sido usurpado por una mafia de narcotraficantes, criminales y rateros que miran hacia la miserable Cuba como su modelo.

    Por supuesto que Chávez era rehén de los Castro, y seguro murió a fines de diciembre del 2012, y mantuvieron el muerto escondido, para mejor manipular a los analfabetos venezolanos.

    Por supuesto que las falsas elecciones eran y son dirigidas exclusivamente desde la Habana. Allá se contaba y comparaba los votos. No en balde Fidel Castro les envió un batallón de matasanos de pacotilla, que él hace pagar a precio de oro, y los/nos llena de de espías, para cargarse con el Registro Civil, y así penetrar todas las instituciones.

    Me da mucha pena lo que esta pasando en Venezuela. Ese país debería servirnos de espejo, pues nosotros tenemos a la misma partida de cínicos que hacen y deshacen en toda impunidad, pues se saben protegidos por el Don Corleone del Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×