18 junio, 2024

Cómo se oculta la agonía de los dictadores

Grandes intereses políticos y económicos han sido el real motivo para
ocultar la agonía y muerte de gobernantes, especialmente de dictadores.
José Luis Palma Gámiz fue parte del equipo de médicos que atendió al
dictador español Francisco Franco (1892-1975), Caudillo de España por la
Gracia de Dios, en sus últimos días de vida. Palma relata en su libro “El
paciente del Pardo”: cómo se intentó ocultar la verdad a la opinión pública
y cómo se prolongó inútilmente la agonía de Franco.

A mediados de octubre de 1975, la salud de Franco empezó a deteriorarse,
entre los facultativos que le atendían se comentaba que Franco podía morir
en cualquier momento y el pueblo español no tenía la más mínima noticia:
“… no estábamos dispuestos a hacernos cómplices de los oscuros intereses
de algunos, ocultando por más días lo que tenía que ser del conocimiento
general. No entendíamos las razones de la negativa.”, señala en su libro
Palma.

El círculo íntimo que acompañaba al paciente no quería admitir la
gravedad de Franco, el que más cuenta se daba de lo que iba ocurriendo era
el propio enfermo: “… estaba al tanto de todo aunque diese la impresión de
permanecer como ausente. Lo había hecho siempre. Era su particular forma
de comportarse. Así podía descolocar a sus adversarios más fácilmente”.
La enfermedad del Generalísimo se mantuvo en riguroso secreto, sólo
se emitía escuetos informes. En los últimos 10 días de agonía, España
se sumió en un estado de parálisis e incertidumbre, hasta que el 20 de
noviembre quién gobernó con mano de hierro por casi 4 décadas, murió.

Otra agonía y muerte que se mantuvo en secreto fue la del líder de la
Revolución Bolchevique Vladimir Ilich Uliánov (1870-1924), más
conocido como Lenin. La lucha por la sucesión del poder era entre Josef
Stalin y León Trotzky; se habla de que Lenin fue envenenado, otra versión
es que murió de sífilis, pero la versión oficial es que Lenin murió el 21
de enero de 1924 por arterioesclerosis, enfermedad que había afectado
totalmente al cerebro.

La figura de Lenin fue objeto de un culto casi religioso bajo el régimen
soviético, su cuerpo fue embalsamado y expuesto en un mausoleo en la
Plaza Roja.

Actualmente otra gran incógnita es el verdadero estado de salud del
presidente venezolano Hugo Chávez, los escuetos informes oficiales, hacen
conocer que Chávez está convaleciendo, pero hasta hoy no hay una “prueba
de vida” y ninguno de quienes supuestamente le han visitado -parientes y
amigos- ha declarado que lo ha visto; más bien parece que el gobernante
tiene el don de la ubicuidad porque al firmar el nombramiento de canciller,
lo hace desde Caracas y no desde la Habana.

En Venezuela la gente reza en las calles, en los mercados y aparecen
imágenes religiosas con su imagen, al parecer Chávez camina a los altares
de la religiosidad popular para rivalizar con su coterráneo, el hermanito
Gregorio.

Artículos relacionados

Contra la Apología de lo adjetivo…

Hace poco tiempo un llamado en la televisión pretendía, con cierto desparpajo, captar asistentes a una conferencia sobre marketing. ¿Con cierto desparpajo? Advertía, al menos, que oír al expositor significaba aprovechar, en cuanto a conocimiento, a “la mente más brillante del mundo”. ¿Lo mejor del pensamiento respecto a los 7.000 millones de habitantes del planeta tierra? Pero también existen los comentarios, y a veces planteados con seriedad crítica, que tal deportista es “el mejor de todos los tiempos”. Además que “ hacía mucho” que no estaba en el mercado una “obra literaria semejante”, hoy, por fin, en nuestras manos. Y, por supuesto, el típico anuncio politiquero eleccionario o justificativo del poder, “jamás antes de nuestro gobierno ningún otro ha realizado lo que está, definitivamente, haciendo grande al país”. Claro que en el escenario de los concursos de belleza la falta de respeto a las participantes perdedoras queda evidente, cuando el show man del evento anuncia que “la triunfadora, después de dura contienda , ha demostrado ser la más bella entre todas”. ¿Y en la ciencia? “Este descubrimiento es el más grande de todas las épocas. En la historia no hay nada registrado así”.

No hay comentarios

  1. Raya en el absurdo la forma como sus aprovechadores tratan de mantener vivo el mito de un inexistente Chavez. Con certeza ese dictador ya debe estar bien muerto. Nadie con cancer terminal soporta una cuarta operacion. Seguramente lo abrieron y lo volvieron a cerrar, y de alli directo fue a parar a un congelador de la morgue.
    Hasta el ultimo sus buitres se habran aprovechado del moribundo Chavez; ya sea los parasitos como los hermanos Castro, los Ortega de Nicaragua, Correa en nuestro pais, Lula y su gallada en Brasil, Cristina Botoxina en Argentina etc, etc.
    Todos quieren aprovecharse del muerto-viviente. Unos para seguirle vendiendo porquerias a Venezuela, que solo produce el excremento del diablo. Es el caso de Brasil y Argentina.
    Otros para seguir explotando la franquicia chavista que los llevo al poder a punta de ilegalidades y de embustes, y del cual permanecen empalagados.
    Y por ultimo los chinches como Maduro, Cabello, los empresaurios y los militares corruptos venezolanos que usufructan del mercado negro y del trafico de drogas.
    Y bien entendido Cuba. Cuba que vive del trafico de personas, con el envio de sus matasanos y sus ojos secos, para hacerse pagar sumas millonarias, por los alelados tiranos; y asi seguir manteniendo la farsa del paraiso comunista.

    Resta a saber cual va a ser la reaccion final de los venezolanos con buen sentido comun, que sí los hay. Lo mas probable es que esa historia se termine mal, pues Chavez ya era un incapaz que hizo retroceder a su pais a comenzos de siglo; Maduro terminara de hundirlos. Desde ya no hay nada que comprar en los supermercados.
    La revuelta, si contrarevolucion hay, sera la de los vientres vacios; y contra un pueblo hambreado, no hay Hermano Gregorio, ni San Huguito Chavez que resista. Lo peor esta por venir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×