18 abril, 2024

Los 10 de Luluncoto

Veamos el significado de terrorismo y sabotaje; terrorismo: sucesión
de actos de violencia ejecutados para infundir terror. Sabotaje: daño
o deterioro que en las instalaciones, productos, etc., se hace como
procedimiento de lucha contra los patronos, contra el Estado o contra las
fuerzas de ocupación en conflictos sociales o políticos.

En el siglo XX, a finales de los años 60 e inicios de los 70 en la prensa
mundial comenzaron a publicarse información sobre secuestro de aviones,
de diplomáticos, atentados e incendios en las embajadas, provocaciones
y agresiones directas a instituciones estatales y no gubernamentales y
sobre todo el empleo de bombas-correo. Quizá el caso más patético fue
el secuestro y asesinato de 11 deportistas israelíes, durante los Juegos
Olímpicos de Munich (1972), perpetrado por una organización terrorista
palestina, la respuesta de Israel fue inmediata y contundente.

La Asamblea General de la ONU, en su sesión XXVII (1972), discutió
el problema del “terrorismo internacional” y estableció “Medidas para
prevenir el terrorismo, que amenaza la vida de personas inocentes, ocasiona
su muerte, o pone en peligro las libertades fundamentales, y dispuso el
estudio de las causas de estas formas de terrorismo y actos de violencia…”.

Hagamos un poco de memoria; en nuestro país, en la Asamblea
Constituyente de Montecristi, la mayoría gobiernista se opuso tenazmente
a que en el texto de la nueva Constitución conste que se “rechaza al
terrorismo, la xenofobia y el racismo”, sólo se aprobó que se “rechaza a la
xenofobia y al racismo”; el argumento era que si se aceptaba el rechazo al
terrorismo, era hacerle el juego al Presidente norteamericano George Bush
y su guerra al terrorismo.

Frente a la acusación de terrorismo y sabotaje en contra de un grupo de
jóvenes conocidos como “Los 10 de Luluncoto” valdría la pena conocer
que piensan algunos de los ex-miembros de los grupos Alfaro Vive
Carajo y Montoneras Patria Libre que son parte de este gobierno y que
en su momento asaltaron bancos, secuestraron, hicieron explotar bombas,
robaron armas a través del “fusil y la metralla”, como lo señala Darío
Villamizar Herrera, en su libro “Insurgencia Democracia y Dictadura”,
verdadero memorial de las acciones de los grupos subversivos durante los
años 1960-1990.

El gobierno y su Revolución Ciudadana, jamás aceptaron rechazar el
terrorismo sea este de Estado, de grupo o de personas; además, han
denostado de la doctrina de seguridad nacional; ahora, todo acto de
reclamo, manifestación o de protesta es considerado como actos de
terrorismo y sabotaje. ¡Qué ironía!

Artículos relacionados

Conductores de masas y caudillos

“Un dictador es un animal complicado. Es generalmente desconfiado, suele estar permanentemente malhumorado y, para colmo, sus tendencias violentas están más que constatadas. Por eso hay muchos que son partidarios de hablarles siempre en privado y con susurros, nunca en público, y menos a gritos” ha dicho en una columna publicada el 28 de enero en el diario español El País el periodista y escritor José Ignacio Torreblanca.

Hace unos días acabé de releer el libro titulado El Gran Ausente, una biografía de José María Velasco Ibarra, cinco veces presidente del Ecuador, político controvertido pero reconocido en todo el mundo como un ilustre pensador, autor de varias obras sobre ciencias políticas, derecho internacional y derecho constitucional, y profesor, durante sus exilios, de varias de las más reputadas universidades del continente.

No hay comentarios

  1. Destila el oportunismo ese caso antijurídico.
    Lo que los correísta hacen ahora, es eliminar a esos mocosos que quisieron ser más terroristas que lo que ya fueron ellos.

    Nada nuevo en el horizonte. Entre bomberos pirómanos se pisan las mangueras.

    Esos pobres mocosos, aprendices de guerrilleros de plastilina; no se han dado cuenta que aquí solo hay sitio para los terroristas profesionales, como los criminales que acompañan ahora al arribista Rafael Correa.

    Dejémoslos que se maten y auto eliminen entre ellos. La sociedad ecuatoriana no necesita a ninguno de esas dos camarillas de delincuentes.

  2. no me importa aparecer como contradictoria QUE APLAUDE Y CRITICA AL GOBERNO Y que siendo SOCIAL CRISTIANA «FEBRESCORDERISTA» me vea en LA obligacion de tener que aplaudir a CORREA POR SUS OBRAS (buenas o mediocres) pero al fin y al cabo, obras que lo muestran como UN PRESIDENTE DIFERENTE Y TRABAJADOR, LO QUE APARTE DE LOS SOCIAL CRISIANOS POCOS LO HAN SIDO! Las criticas a CORREA son porque pienso que para poder gobernar el tiene estar AGARRADO CON UNA MANO DE SU CIRCULO, QUE ES BRILLANTE COMO EL, Y DE LA OTRA MANO DE LOS ALFARO VIVE Y LOS RESIDUOS DE LAS IZQUIERDAS QUE QUEDARON A SU LADO, A LA PARTIDA DE LOS IZQUIERDISTAS Y AMIGOS DE LOS TERRORISTAS, ACOSTAS Y LARREAS! EH AHI LA RAZON PORLA CUAL EN MONTECRISTI NO PUDIERON ACEPTAR LA VIGENCIA DE LA LEY CONTRA EL TERRORISMO! Este es pues el JETATORE y la GOTA CHINA que estoy segurisima NO LE PERMITEN A CORREA TENER DULCES SUENOS DESDE QUE ESTA AL MANDO DE UN GOBIERNO CON DOS CARAS!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×