14 abril, 2024

¿Podemos ser libres?

Dijo el Subcomandante Marcos que la libertad es como la mañana. Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla. Por mi parte, me desvelo cada día y cada noche también.

¿Podemos ser libres? Sí, podemos. Porque la libertad lejos de ser un bien físico, es un bien intangible. Parece poético o de alguna manera sub realista. Pero es así. Presos y víctimas de las mayores torturas, grandes hombres y mujeres de la humanidad no han perdido su libertad. Habrán perdido la vida, la vida física. Pero no la libertad propia del alma.

Pero hay que abordar la parte ultra realista, lo vivido de las cosas. La libertad es un derecho humano, que debe ser respetado como tal en hombres y mujeres, de igual manera. ¿Pero qué mismo es esto tan preciado y codiciado, esto a lo que llamamos libertad y que a veces en realidad nos hace prisioneros? Libertad es hacer simple y llanamente lo que se debe hacer. Nos guste o no, inclusive aunque la elección responsable, más que libres, nos deje encadenados. Esa es la libertad. Una paradoja de la vida.

De acuerdo a lo que cuenta una antigua leyenda, Diógenes tuvo plena libertad cuando le pidió a Alejandro Magno, que se aparte, porque le tapaba el sol. Alejandro libremente optó por apartarse. Lo que quiero decir es que el ser más o el creernos más (que no lo somos) no nos faculta para faltar al respeto a los que pensamos son menos. Al pedido del pobre Diógenes, cuya única propiedad era el tonel donde vivía, Alejandro se apartó; y siguió ahí, conversando con el sabio, pero sin taparle el sol. Pudieron dialogar civilizadamente, pese al abismo vivencial que los separaba. Ninguno de los dos se faltó al respeto.

El atropello es un atentado, como lo es el irrespeto, como lo es el maltrato. El atropellador, el que irrespeta o el que maltrata, no es libre, porque es prisionero de sus pasiones. El mismo Diógenes dice: ‎”El hombre más poderoso de la tierra es el que se conquista a sí mismo.”

Por eso lo actual y cierto de la frase de Buda: «Más importante que vencer a mil guerreros en mil batallas diferentes es vencerse a uno mismo». Nuestras pasiones desenfrenadas son la cárcel más segura; la pena más perpetua; la muerte más cierta a la verdadera vida.

La libertad sin responsabilidad no existe. Deberá tener otro nombre y otro fin. Somos libres para pensar, para actuar, para hablar, para opinar. Pero el pensamiento, el accionar, el hablar y el opinar, deben tener una base, ser verificables. Estar enmarcados en lo auténtico. Decir lo que quiero porque me da la gana, no es ser libre, es ser irresponsable. Es un tema ilimitado, siempre habrá opiniones. Aunque lo único cierto es que nadie quiere estar preso, salvo que sea del amor.

El poeta hindú Rabindranaz Tagore escribió: “No te portes mal con tu mundo, no lo indispongas contigo”. Por último, propuesta para la reflexión esta frase llamada “La regla de oro”: “Todo lo que queráis que hagan los hombres con vosotros, hacedlo también vosotros con ellos: ésta es la Ley y los profetas. “ (Mateo 7,12).

Artículos relacionados

De las variadas formas de defraudar

Hay varias maneras de defraudar , aunque todas ellas impliquen malograr la confianza que alguien , algunos o muchos hubiesen depositado en el defraudador.

Curiosamente, la expresión defraudar abarca una amplia gama de actitudes y de conductas, algunas de las cuales se inscriben en el ámbito emocional y afectivo de una simple afición deportiva o de una relación romántica o amistosa, mientras otras pueden y deben llevar a la cárcel al defraudador, dado el dolo empleado, el daño causado y la naturaleza de sus víctimas.

Defrauda alguien de quien se esperaba un mejor rendimiento y provoca con sus torpezas la frustración de sus seguidores.

La Autonomía Universitaria

Hablar de la autonomía universitaria es, en buena medida mover muchos pisos de muchos poderes. Pero teniendo en cuenta el actual entorno global, calificado ya como la sociedad del conocimiento, en que está en juego el estudio superior, la autonomía de su gestión es clave en el debate. ¿Qué es, en realidad, la autonomía? ¿Es útil para establecer rangos de excelencia con la educación impartida? ¿Puede la autonomía generar mejores posibilidades en la formación profesional práctica de los educandos? ¿Es para la docencia, en la amplitud de miras de los contenidos de su enseñanza, necesaria la existencia de la autonomía? ¿A mayor autonomía mejores resultados para aumentar, sustancialmente en calidad y en perspectivas de realizaciones científicas, la enseñanza-aprendizaje del conocer? Más interrogantes pueden abrirse. Pero no obligadamente mejorarán las respuestas… Reconocer dos criterios o categorías de análisis es primordial. Uno, la autonomía operativo administrativa y dos, la autonomía exclusivamente académica. Aunque la importancia es válida en ambas instancias, y difícilmente puede considerárselas separadas, la incursión, por ahora, responde a la pregunta “¿qué pasa con la autonomía exclusivamente académica?”.

No hay comentarios

  1. El tema de la busqueda de la libertad me parece que no es ayudado para nada con la cita inicial viniendo de quien viene.El(comandante Marcos) ,que yo sepa, no busca la libertad senorita,por el contrario, diria que busca o busco , implantar el totalitarismo y ,en el Mejico actual, parece que no le resulto y su imagen y el entusiasmo que desperto entre los jovenes desprevenidos y adoctrinados en los claustros de la academia, se fue desvaneciendo como la nieve con el sol mananero cuando esta no tiene mas que unos pocos copos de espesor. Saludos.

  2. Del subcomandante Marcos, tomé una frase, su estilo de vida no es el fin de este artículo, lo es el pensamiento sobre la libertad, analizado desde varios frentes, o desde varias ideas. Alcanzar la libertad a veces es cuestión de una lucha permanente, la que se da sobre todo en nuestro interior. Ser libres de pre-juicios, y de juicios también, tratar de dejar la mala costumbre de ver en todo lo malo y no analizar el fin auténtico del mensaje. Si deseo puedo citar al mismo Hitler, o Nietzsche o a Cantinflas. Lo que importa es que es mi absoluta responsabilidad. Soy libre para eso. K

  3. Lo màs grandioso que Dios no ha dado y que satanas trata de quitarnos por todos los medios es el LIBRE ALBREDIO es maravilloso tener la libertad de elegir y saber elegir si nos equivocamos o no , tenemos que asumir la reponsabiliadad de ello, por esta razòn la libertad de elejir se tiene que manejar de la mejor manera para que esto no afecte al projimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×