15 abril, 2024

El transtorno Bipolar

Las consultas por urgencias psiquiátricas son frecuentes, 2300 por año, de las cuales el 60% requieren ingreso. Las principales causas son los trastornos psicóticos agudos, incluyendo la esquizofrenia, el trastorno bipolar, trastornos delirantes y depresión mayor. De estos, uno de los que ha recibido gran atención en los últimos años es el Trastorno Bipolar.

El Trastorno Bipolar es una de las enfermedades psiquiátricas mas frecuentes, afecta al 1% de la población, con igual proporción en ambos sexos. Usualmente se inicia en la 2a o 3a décadas de la vida, aunque en algunos casos antes de los 20 años. Es un trastorno del estado de ánimo, en el que los pacientes presentan ciclos alternantes de elevación o exaltación (manía o hipomanía) o de apagamiento o depresión. Para el diagnóstico, el paciente debe haber presentado al menos un episodio de exaltación del ánimo. Los episodios depresivos son muy similares a los del trastorno depresivo mayor (depresión clásica), aunque los episodios depresivos bipolares son más peligrosos pues tienden a ocurrir en sujetos más jóvenes y se asocian con una mayor tasa de suicidios. Un paciente puede presentar varios episodios depresivos antes de un primer episodio maníaco o hipomaníaco, por lo que el diagnóstico correcto puede escapar a un médico no especialista, lo que es particularmente delicado por la tendencia a prescribir antidepresivos, lo que es muy peligroso en la depresión bipolar ya que su uso puede desestabilizar y empeorar el cuadro, ocasionando un episodio mixto o el desarrollo de ciclos rápidos, que incrementan el riesgo de complicaciones, incluyendo el suicidio. En estos casos se indica el uso de los estabilizadores del estado de ánimo.

Durante el episodio maniaco, el paciente experimenta una elevación del estado de ánimo que puede llegar a un sentimiento de euforia, con aumento en la autoestima y sentimientos de grandiosidad, gran optimismo que lo pueden llevar a errores financieros por afectación de la capacidad de juicio. Sus pensamientos están acelerados, frecuentemente con fuga de ideas (no alcanzan a terminar una idea que comienzan con otra). Usualmente están muy activos física, social o sexualmente, con poca necesidad de sueño, con sensación de mucha energía. Durante esta etapa el paciente esta más conversador y se percibe cierta presión en su discurso. Puede involucrarse en actividades placenteras o temerarias que tienen alto riesgo de consecuencias negativas (compras indulgentes, despilfarro de dinero, indiscreciones sexuales). Este periodo de ánimo persistentemente elevado, expansivo o irritable debe tener una duración de al menos una semana y no puede deberse a abuso de substancias. Los estados hipomaníacos y ciclotímicos presentan sintomatología similar pero de menor intensidad respectivamente.

Dada la severidad del trastorno y las consecuencias potenciales para el enfermo y su familia, muchos casos requieren hospitalización para un tratamiento apropiado. Para estos casos, la ciudad de Guayaquil y su zona de influencia, cuentan ahora con un moderno servicio de urgencias psiquiátricas y de hospitalización breve en el nuevo Instituto de Neurociencias de la H. Junta de Beneficencia de Guayaquil. Este moderno Hospital Psiquiátrico ha sido recientemente reconstruido y ampliado, adaptando su estructura para ofrecer al paciente y a sus familiares una atención moderna, similar a la de hospitales psiquiátrico de países desarrollados. No se trata solamente de un cambio en la infraestructura, sino la adopción de un nuevo modelo de atención que involucra al familiar como parte activa del tratamiento del paciente, fomentando su permanencia junto a él y/o las visitas prolongadas y frecuentes, beneficiándose de una capacitación en la enfermedad que padece y de cómo prevenir las recaídas mediante los cursos psico-educativos que se imparten. Este cambio involucra también un nuevo modelo de participación del personal de enfermería, el que se transforma en un acompañante terapéutico, con mayor y más cercana intervención en la rehabilitación del paciente. Mayor y más estrecha contribución de nuestro staff de psicólogos clínicos, rehabilitadores, etc. Intervención de médicos psiquiatras y estudiantes de postgrado con experticia en el manejo de urgencias psiquiátricas. Este nuevo hospital cuenta con medicamentos de última generación, más costosos pero más efectivos y mejor tolerados. Todos estos esfuerzos permitirán una recuperación más pronta del paciente y un retorno más temprano a su núcleo socio-familiar, lo que esperamos lograr en una media de 2 semanas en contraste con la media actual de 4 semanas.

El Lorenzo Ponce alcanzó en los últimos años un grado importante de evolución, por lo que la H. Junta tomó la decisión de convertirlo en un verdadero Instituto en el que además de los servicios hospitalarios mencionados, mantiene la parte asilar que conserva el nombre del filántropo guayaquileño Lorenzo Ponce, tiene otros servicios asistenciales, como la Unidad de Conductas Adictivas que cumplió un año de funcionamiento y que se está convirtiendo en el Centro de Referencia en Adiccionología de nuestra ciudad y región, la Consulta Externa, servicio que brinda alrededor de 50 mil atenciones anuales a pacientes con problemas nerviosos y mentales menores, la clínica privada o pensionado que brinda atención en instalaciones de excelencia a pacientes que pueden costearlos y cuyos excedentes ayudan a financiar los servicios asilares deficitarios, el próximo Centro de Investigaciones Cerebrales, verdadero centro de investigación de las epilepsias, que incursionará en la evaluación prequirúrgica de las epilepsias refractarias y en la investigación de los trastornos del sueño, el Centro Diurno de Rehabilitación, entre otros.

Invitamos a la ciudadanía a apoyar este y otros adelantos hospitalarios que la H. Junta de Beneficencia de Guayaquil pone a su disposición.

Artículos relacionados

Dos Leyes y un objetivo de Poder…

Aparentemente la Ley de Comunicación nada tiene que ver con la Ley de Educación Superior. Sin embargo, están amarradas. Ambas pertenecen al mismo objetivo de poder. Cautivar y encarcelar los caminos de la información y el conocimiento. Prácticamente, el suprimir la autonomía universitaria, pretender desde el ejecutivo la rectoría administrativo académica y no permitir la libertad de cátedra, buscando imponer desde una docencia dócil los criterios de un solo contenido ideológico, significan destinar la enseñanza y formación social del estudiantado a la aceptación de la ausencia de libertad de expresión, contenido esencial de la Ley de Comunicación. Si ésta, además, busca la autocensura en quienes hacen información tratando de proteger las irregularidades, la corrupción, el nepotismo del gobierno central, al no permitir la crítica a su accionar social y político, el marginar la autonomía universitaria y obstaculizar la libertad de cátedra no es otra cosa que la misma autocensura en la formación profesional y en la construcción del conocimiento.

En favor de la causa indígena

“Hacer llegar las quejas del infortunio, de todo aquello que atormenta y degrada la naturaleza humana, a los que tienen el deber de aliviarlo”. Alejandro von Humboldt, 1826

Aparentemente desde la Colonia existió ya la decisión de apoyar al nativo en la lucha diaria de mantener su hábitat social. Sin embargo todo era solo apariencia. De labios hacia fuera. El objetivo siempre fue cumplir con ciertos formulismos que exigía la estabilidad política gubernamental. Incluso, en algunos momentos, las leyes de la Corona expresaron hasta disconformidad con el maltrato inhumano del encomendero. Recomendaciones, por supuesto, que jamás pasaron del papel. Simple letra muerta. Cuando alguien puso interés en salvaguardar la existencia del indio, lo hizo en el puro afán de que sus beneficios económicos no disminuyan en la explotación de la mita, el obraje, la encomienda, el repartimiento, el laborío…

No hay comentarios

  1. ¿En hora buena! Gracias Dr. Delgado por darnos esta noticia, por lo menos para mi desconocida. Gran labor la de La Junta de Beneficencia. Aún recuerdo cuando iba a hacer clases de siquiatría a ese hospital, se hacía lo que se podía pero había necesidad de modernizarlo.

  2. FELICITACIONES DR. FABRICIO DELGADO POR EL TRABAJO MARAVILLOSO Y LOS CAMBIOS TAN ACERTADOS QUE ESTA LLEVANDO A CABO. YO PIENSO QUE ESO ES LO IDEAL DONDE CADA GRUPO DE PERSONAS SEAN TRATADAS DE ACUERDO A SU ENFERMEDAD E INVOLUCRA A SUS FAMILIARES PARA SABER DARLES AMOR Y ATENCION ADECUADA. Y NO SE SIGA VIENDO ESTO COMO UNA VERGUENZA EN LA SOCIEDAD SON ENFERMEDADES COMO CUALQUIER OTRAS Y DOLOROSAS. PERO HAY MACHAS QUE TRATAN DE OCULTAR LA VERDAD, EN VEZ DE APOYARSE. QUE DIOS LO SIGA AYUDANDO EN SUS MARAVILLOSOS CAMCIOS Y MEJORAS. DE UD. ATT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×