14 abril, 2024

Sexualmente explícito – II

CARTA ABIERTA Via Facebook de MELVIN HOYOS replicando el post “SEXO EXPLÍCITO”

Estos trabajos han sido expuestos en distintos momentos en el Museo Municipal de Guayaquil, cuando este aun no contaba con una clausula en las Bases del Salòn que evitarà la inscripción de este tipo de obras. ¿ Le parece a usted que los niños que acuden al Museo Municipal vean este tipo de trabajos?.. Esto sucederá si se elimina la clausula que en lo futuro evitara su presentación en el Salón de Julio. En el pasado , estas obras fueron calificadas y evaluadas por jurados que permitieron su exposición. ¿ Cree usted que ellos acertaron al permitir que estas estén colgadas en las paredes del Museo y que jóvenes, niños y ancianos las tengan que observar? El Museo es un espacio de uso público y usted sabe mejor que nadie que su estructura arquitectónica no permite crear una sala especial a la que puedan asistir adultos y personas con criterio formado.

Aquí todo lo que se expone es visto por el público en su totalidad. ¿ Como evitar que esto sea observado por gente que no podría entender lo que los “ artistas “ intentaron decir… O por niños que se llevarían una idea totalmente errada de lo que es el museo y de su verdadera función? Me gustaría conocer su respuesta a esta inquietud, puesto que la clausula en mención nada tiene que ver con los desnudos, ni con los besos con lengua, ni con la visión de los órganos genitales, etc. Y entiéndase que esta etcétera se refiere a imágenes normales que son completamente ajenas a imágenes en las que se ve relaciones sexuales visiblemente explícitas; y relaciones con animales y toda clase de aberraciones pintadas respaldándose en la libre expresión y tomando de bandera “la libertad de la que el artista debe gozar para expresar lo que siente y lo que piensa”. Una cosa es que el artista haga lo que hace y otra el que todos tengamos que estar obligados a verlo… Me gustaría conocer señor Raad, su opinión al respecto. Mi teléfono es 2599100 ext.7301 y 7402 Dirección de Cultura y Promoción Cívica Municipio de Guayaquil

Atentamente,

Arq. Melvin Hoyos Galar

RESPUESTA A CARTA ENVIADA POR FACEBOOK A MI POST “SEXO EXPLÍCITO”

Gracias por aclararme el alcance de lo que usted entiende con aquello de SEXO EXPLÍCITO. Mejor hubiese sido expresarlo así directamente. “En el Salón de Julio quedan prohibidas e las imágenes en las que se ve relaciones sexuales; y relaciones con animales y toda clase de aberraciones”. Es una evidente mejora gramatical que evita las subjetividades en las que podría caer un jurado que piense por ejemplo que un pene erecto es por sí solo una expresión de “sexo explícito” y no una simple manifestación de un deseo orgánico. Hablamos ya, y solamente, de relaciones sexuales normales y peor si son aberrantes.

Gracias a esta mini polémica ya hemos logrado un buen avance para pulir las bases del siguiente Salón de Julio, posiblemente el último que usted presida. Ojala que quienes le precedan aclaren un poco más aquello de las aberraciones para evitar las subjetividades que da lugar el uso de esa palabra también de muy amplia interpretación. Posible terminen entendiendo que es mejor no prohibir ni condicionar ninguna expresión artística, aberrante que esta sea a juicio de quien se crea juez de su alcance o su concepto.

Hasta aquí en cuando al uso del idioma castellano y la claridad de las ideas.

En cuanto a la existencia o no de prohibiciones en un Salón de pintura no me convencen sus argumentos que se sustentan en la protección de los niños y peor de los ancianos. Los niños tienen curiosidades que les plantea su propio cuerpo y desde que lactan empiezan su búsqueda de cómo es que se reproducen las especies. Es inevitable. Mejor verlo en un Museo que en la televisión, el Internet, o en alguna revista pornográfica. En cuanto a los ancianos le aseguro estimado Melvin, que yo entre ellos encantado de ver acción en los museos antes que sentirnos petrificados como parte de ellos.

Discrepamos y seguiremos discrepando en cuanto a las cosas del sexo y a lo usted denomina “aberraciones pintadas respaldándose en la libre expresión y tomando de bandera la libertad de la que el artista debe gozar para expresar lo que siente y lo que piensa”. Bonita frase, pero porque es sonora más no porque no se contradiga. El artista debe gozar de toda la libertad para expresar lo que piensa y siente. Usted lo ha dicho y eso es precisamente el fondo del contenido de mi entrega. La palabra libre es clara, no equívoca y nadie puede desdoblarla.

El jurado finalmente debe tener libertad también para que no lo limiten de antemano. Un jurado que se considere, no aceptaría juzgar lo que antemano está juzgado por quien convoca a un Salón artístico. ¡Así funciona el arte, amigo Melvin! Sino, no evoluciona. La libertad causa problemas, pero privar de libertad no los soluciona.

Artículos relacionados

Las saturnales

Que la Navidad se celebre en diciembre y sea una ocasión para reunirse con la familia tiene mucho que ver con la influencia romana. Era una fiesta pagana, que se celebraba en […]

No hay comentarios

  1. Creo que quien convoca a un concurso tiene derecho a poner las bases como le parezca mejor y los que participan verán si aceptan o no.

    El arte trasmite emociones y sería muy bueno tomar en cuenta la necesidad de respetar la sensibilidad de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×