23 abril, 2024

Realidad del Ecuador vs Fé de los Ecuatorianos

El día de ayer, la fiesta del Corpus Cristi se dio de manera sorprendente; más que por la cantidad de personas reunidas en nombre de Cristo, que fueron hartísimas, por la devoción y manera organizada como se dio.

Napoleón, Constantino, Alejandro Magno y Julio César crearon imperios conquistando y generando revoluciones en las comunidades conquistadas. Ninguno de esos imperios duró mucho. Fidel, Che Guevara, Chávez y el presidente Correa han creado revoluciones que no han ayudado a la gente que ofrecieron ayudar. En que se basaron estas revoluciones: en la fuerza y el miedo.

Sin embargo, hace más de 2000 años, un humilde carpintero creó un imperio pero basado en el amor. Y con placer puedo decir que todavía habemos soldados activos y activados hasta incluso el martirio por sus creencias en Él. Y ayer se vivió un gran ejemplo de esto. Lo importante e impresionante es la fe de estos miembros.

El gobierno de la supuesta Revolución Ciudadana ha estado actuando expresamente en contra de la voluntad de los católicos. Incluso Benedicto XVI pidió que no se dé esa constitución atea y el resto de leyes ateas que este gobierno ha estado promulgando. Los cristianos debemos continuar en nuestra lucha por la justicia, para devolverle al Ecuador la gloria del Reino de los Cielos y sacarla del ateísmo grotesco en que lo están metiendo, en nuestras narices.

De acuerdo con la Iglesia, el Socialismo de cualquier tipo tiene lo siguiente en común:

  • desconfianza extrema en el individuo;
  • exagerado énfasis de lo social por encima de lo personal;
  • preeminencia de la economía sobre cualquier otra ciencia o consideración;
  • represión más o menos intensa de la propiedad privada de los medios de producción en favor de la propiedad estatal;
  • planificación rígida centralizada que no respeta la autonomía de la familia ni de otros grupos sociales intermedios;
  • poderes casi ilimitados para el Estado en todos los órdenes: educativo, religioso, familiar, cultural, informativo, comercial…
  • empeño por alcanzar un utópico modelo de igualdad material entre todas las personas.

¿Suena familiar? Esto es lo que está haciendo la revolución ciudadana del socialismo del siglo XXI. El cristiano – incluyendo el Presidente de la República- debe escoger si seguir las leyes de este gobierno o si seguir las leyes de Cristo.

Artículos relacionados

Quince de Febrero de 1812

Hito histórico que pasa desapercibido en el recordatorio nacional.  Su importancia está en que fue el momento que se dictó la PRIMERA CONSTITUCIÓN de la futura República del Ecuador, cuya vigencia fue […]

La importancia del Pan

El pan depende del trabajo del hombre pero también es fruto de la tierra, es decir, es creado y entregado por Dios. Entonces, el pan depende de Dios que nos dio la materia prima y del hombre que trabaja para transformarla. Por esto, el pan es fruto de la tierra y del trabajo del hombre. Empezamos a ver al pan cuando Moisés guiaba al pueblo de Israel desde Egipto hacia la tierra prometida, tuvieron hambre y no sabían que hacer y empezó a caer maná. Entonces, cuando caía este pan todos comieron y saciaron su hambre física.

La siguiente historia que tenemos sobre el pan es cuando Jesús a sus 30 años, antes de empezar a predicar, va al desierto y a los 40 días sintió hambre, entonces se le apareció el diablo para tentarlo y le dijo: “Transforma las piedras en pan”, porque el diablo sabía que Jesús podía hacerlo. Entonces, Jesús le contestó: “No sólo de pan vive el hombre, si no de todo lo que sale de la boca de Dios”. Lo que quiso decir es: tengo hambre pero más importante es el hambre espiritual, es decir, el pan del cielo, la palabra de Dios. Con esto eliminó su primera tentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×