15 abril, 2024

Un Guerrero Invencible llamado Juan Pablo II – Primera Parte

POPE JOHN PAUL THE GREAT

Despojándome al 100% de cualquier supuesta arrogancia personal; y, más bien, plenamente convencido de las razones de mi lucha porque en verdad se respete al Derecho a la vida desde la concepción, al leer unas notas dedicadas a un gran hombre como Juan Pablo II, acabo de reflexionar con inmenso agrado, recordando las sabias intenciones de este héroe contemporáneo, así como las gratas coincidencias de una lucha que cada vez se hace más tenaz.

Quiero compartir muy humildemente con ustedes que, a través de toda nuestra historia republicana (así lo certifica la Secretaria General del Congreso Nacional), y a fin de terminar de una vez por todas con la práctica criminal del aborto, he sido el único Diputado que “se ha atrevido” a presentar un proyecto de Ley que Deroga el Art. 447 del Código Penal. Los resultados..?, en mi última sesión extraordinaria del 20 de Noviembre del 2007, dicho proyecto fue perversamente boicoteado en el Pleno del Congreso Nacional. Sus protagonistas…? En una próxima entrega develaré algunos de esos nombres, y sus oscuros motivos por aquello.

Han sido muchas las razones que me han llevado y me llevan a anteponer las verdades de esos contenidos. Por la tremenda resistencia de partes astutamente interesadas, e inmersos en tamaña corrupción, y con el afán de demostrarlo desde otras oportunas perspectivas, me he visto obligado a usar además argumentos legítimamente establecidos en la constitución y las leyes, dejando de lado la parte religiosa del tema. ¡Que para mí es lo más profundo! , abordando y sustentando dichos principios, demostrando que el aborto es uno de los crímenes más solapados y atroces de la historia, planteándolo única y exclusivamente, repito, desde el punto de vista constitucional-legal.

Mis investigaciones y sus resultados han demostrado hasta la saciedad que no existe, ni existirá jamás razón o presunción alguna para destruir y asesinar dentro del vientre materno a un ser vivo que, por lógicas circunstancias, se encuentra además totalmente indefenso.

El aborto, y su industria, perversamente y asquerosamente diseminada por casi todo el planeta, sumado al único y morboso interés económico de sus mentores, ha corroído la mente de muchas personas, irresponsables por cierto, al extremo de lograr que la propia madre diga: “Es mi cuerpo, y yo tengo “EL DERECHO” de decidir sobre él”. ¡Cosa más absurda y torpe!…Las diferentes investigaciones altamente científicas han demostrado hasta la saciedad que la concepción de un nuevo Ser, empieza desde el momento mismo en que el ovulo es penetrado por el esperma. Y es precisamente allí en donde la ciencia de la medicina reconoce a ese nuevo Ser como una persona (Paciente) distinta e independiente.

Por tanto, la madre, como portadora temporal de ese Ser llamado su hijo y albergado en su vientre; además de ser su hijo, pero que ya no es su cuerpo, sino una parte temporal de él, y al inclinarse por la opción de un aborto, por libre decisión o por perversa inducción, simplemente lo que esa mujer está cometiendo es un crimen. Aunque suene duro decirlo así.
Aquello lo sostengo, aunque dicho pronunciamiento no sea del agrado de ciertos ilustres profesionales de la medicina, únicos corresponsables de estos crímenes de lesa humanidad. A ratos, todo eso me provoca enorme lástima. Recuerdo perversos argumentos que he escuchado de parte de diferentes profesionales de la medicina a través de diferentes foros nacionales e internacionales. Incluso a muchos les he oído decir que el aborto es una necesidad (¡!!!!!!).

Amigo lector, finalizando esta primera parte, le comparto una hermosa y conmovedora historia: Resulta que allá en Polonia, hace más de 80 años, una mujer embarazada, en su etapa del cuarto mes, sufre una enfermedad llamada Rubeola. La cual obviamente ponía en riesgo la vida de su hijo. Al enterarse de aquello, su familia le aconseja que urgentemente se provoque un aborto, y en su desesperación, aquella mujer estuvo al borde de abortar a su hijo.

Luego de reflexionarlo, decide luchar por la vida de aquel hijo que llevaba en su vientre, y ante cualquier circunstancia decide además tenerlo. Luego de unos meses lo pare, convirtiéndose en una madre orgullosa y feliz por haber protegido la vida de su hijo; que dicho sea de paso nació fuerte, robusto, y totalmente sano. Aquel niño se llamó luego: SU SANTIDAD JUAN PABLO II.

“Reaccionaremos cada vez que una vida humana esté amenazada. Cuando el carácter sagrado de la vida antes del nacimiento sea atacado, nosotros reaccionaremos (…). Cuando se hable de un niño como una carga, o se lo considere como medio para satisfacer una necesidad emocional, nosotros intervendremos…”, (Juan Pablo II, Washington, 1979)

Artículos relacionados

El calentamiento global

LA NATURALEZA, impredecible como lo es, está reaccionando de distintas maneras, ante el calentamiento global y esto se da por estar más expuesta a los rayos solares, en su camino al rededor […]

Querida minoría:

Hoy fue un día de muchos pensamientos. Pero de pensamientos lindos. De hecho, anoté algunos para que no me los olvide, me gusta hacerlo. Manías que tengo. Uno de ellos, que no […]

No hay comentarios

  1. Usted siempre muy oportuno y acertado en sus analisis.

    ¡A desenmascarar a esos cuasi asesinos abortistas!

    Lo felicito de corazon

  2. JUAN PABLO II: ¡UN SUPER HEROE! Y EL MAS GRANDE DE LOS HOMBRES DE ESTOS 2 ULTIMOS SIGLOS.

    OPINO COMO USTED EN EL TEMA DEL ABORTO. YA TANTO CRIMINAL Y SUS COMPLICES DEBERIAN ESTAR EN LA CARCEL.

    TODA LA HISTORIA DE JUAN PABLO II ES MARAVILLOSA. UNA GRAN VERDAD LA QUE USTED NOS NARRA.

    MUCHAS FELICITACIONES POR TAN HERMOSO ARTICULO

  3. El aborto ha sido, es y sera uno de los crimenes mas brutales de la humanidad.

    Muy cierto lo que usted manifiesta señor Ramirez respecto a que el aborto es un crimen de LESA HUMANIDAD, y mucha verdad lo concerniente a muchos medicos (verdaderos carniceros) que lucran con la vida de esos niños y con la estupidez de esas madres insensibles.

    Lo de Juan Pablo II ya son palabras mayores. Claro que es un Super Heroe y claro que tambien es un ejemplo de paz de verdad, de amor y de lucha para la humanidad.

    Mis felicitaciones por su articulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×