19 abril, 2024

El alcalde Jaime Nebot

No se puede ser extremadamente inteligente y vivir a cuenta de ello intentando pasar desapercibido con semejante carga política adversa, haciéndose el tonto frente a miles de ojos que están pendientes de lo que un líder resuelva. Si lo hace, deja de ser líder. El que Nebot sea tan inteligente no significa que todos sus seguidores sean necesariamente tan cojudos. Creo que ahí resumo mi pensamiento sobre la encrucijada que se le presenta a este personaje cuando las circunstancias le están siendo tan difíciles de sortear sin asumir los altos riesgos que una lucha frontal pero desigual implica.

Nebot está casi tres décadas en la cúspide y en la cresta de la ola. Es difícil mantenerse allí, más aún cuando parece que esta vez se trata de un tsunami generacional el que sacude la tranquilidad de este país ya de por sí congénita y políticamente caótico. Muchos reclaman al Alcalde de Guayaquil que se ponga al frente de una contienda electoral elaborada en desigualdad de condiciones y de forma tan apañada y camuflada en cuanto a la perversidad que encierra. No se trata de una Consulta Popular simplemente para saber si nos gusta o no los toros, los gallos, sino lo que se amarra en la oscuridad de la media noche. Se está apostando a la perpetuación en el poder omnímodo de un solo ser humano dispuesto a morir en el empeño, y no como otros que sólo lo dijeron. Nebot lo entiende, y prefiere esperar que la ruleta de la suerte le favorezca para no declarar una guerra perdida. Luchando a veces se gana, sin luchar siempre se pierde.

Jaime Nebot es el líder, el último que queda representando a una tendencia a la cual me pertenezco. No me considero de derecha, sino un anciano de experiencias que no cree en la eficacia del Estado total y absoluto, sino que le apuesta a la libertad creadora del ciudadano común y corriente. He votado sistemáticamente por esa línea y por ese concepto, y no veo a nadie en el actual tablero político con capacidad de una regeneración de esta derecha maltrecha por sus errores, egoísmo y cobardías. He repudiado a la sistemática injerencia militar en la política y viví con pesar sus dictaduras burocráticas y su concepto de centralización absoluta. Por eso no creo en Correa ya que va por el mismo camino inevitable en toda dictadura. Basta ver a su portentosa guardia pretoriana y a su prepotencia informativa para intuir donde nos lleva. Me he jugado por las autonomías regionales como un elemento que aúna, porque el centralismo sofoca, asfixia y segrega beneficios a favor de quienes lo administran. Nebot realmente no es autonomista. Es ego centrista como todo líder. Usó las autonomías como un resorte para fortalecerse en Guayaquil. Mediante chispazos autonómicos elaborados al andar y separando el hueso de la carne, y de la carne su extracto en proteína, logró avances que fueron arrebatados por Correa, ya que Guayaquil solo quedó adoquinada de autonomía. Su autonomía espiritual no fue alimentada sino raptada por unos miopes que se ocultaron en una mal conformada Junta Cívica. Al primer temblor todo se deshizo. Lo digo firmemente convencido de lo que estoy diciendo no por ocurrencia del momento, sino como sólido sostenedor de nuestro Alcalde cuyo pecado ha sido ser demasiado inteligente lo cual le ha impedido ver cosas que se ven desde más abajo cuando la frondosidad del poder ya no lo impide. Ha llegado el momento en que la inteligencia que calcula, de paso a la audacia heroica.

Confío en que Jaime Nebot sepa superar la crisis que ahora azota a la tendencia que se ve desvalida ante sus vacilaciones o intento de mimetización que ahora comento a desagrado de algunos de vosotros.

Fundar “Madera de Guerrero” fue solamente un cambio sonoro en el lenguaje. Entiendo la separación voluntaria de Herrería de esta agrupación pegada con saliva. Nebot tiene saliva y de la buena. No fui ni soy político, ni entiendo las artes necesarias para alcanzar cargos electorales. Fui concejal porque me llamarón una noche cualquiera y mi afiliación al partido fue parte de un trámite por ley obligatorio. Por allí debe andar esa ficha tirada cuya copia jamás me la dieron, ni me he ocupado jamás de ella. Fui un abnegado y esmerado concejal lleno no de docilidades, sino de fantasías y poemas. Y lo que quizás ha faltado al Alcalde Nebot es una dosis de poemario, de idealismo representado no solo en parques, flores y jardines, sino sembrando ilusiones e ideales menos pragmáticos con mas alcance espiritual que esos adoquines, que gracias a él engalanan a la ciudad pero no necesariamente a la parte espiritual de sus ciudadanos votantes. La regeneración urbana y la Metrovía son dos magníficos aportes. Pero también observo, y triste, que el Municipio en su administración interna ha retrocedido respecto a lo que dejamos luego de refundarlo con LFC a la cabeza. Creo que todavía necesitamos de Nebot como líder, y sin duda seguiré votando por la tendencia, consciente de que el Alcalde sabrá entender y comprender esto que ahora escribo. Si el Alcalde fuese Correa seguro que haría una cadena nacional y me manda a la celda, me insulta, descalifica y enjuicia. ¡He allí la diferencia, que explica porque me quedo con Nebot y no con Correa!

Artículos relacionados

Re-orientar la política exterior

Nuestro país ha sido noticia en todos los periódicos del mundo con relación al juicio que le siguió el Presidente Rafael Correa al Diario El Universo y la insólita detención de la valija diplomática que fue retenida en Italia por droga, motivo por el cual creo que es indispensable reorientar la Política Exterior del Ecuador.

Asimismo, debemos resaltar que la Política Internacional definida con relación a los altos intereses nacionales deberá estar dirigida a la mejor defensa y afirmación de estos.

Ahora bien, en la configuración de la Política Internacional ecuatoriana no solo interviene, como erradamente se puede creer, el Presidente de la República, el Ministro de Relaciones Exteriores, sino también otros autores, que de una manera u otra inciden en ella por ejemplo, La Función Legislativa, las Organizaciones no Gubernamentales, las Universidades, la opinión pública, etc.

Responsabilidad con S 

Todas las empresas deben ser responsables en diferentes aspectos, pero, la gran pregunta es, ¿son todas las empresas responsables con S?  Hoy quiero poner sobre la mesa un tema que todavía no […]

No hay comentarios

  1. El lider ya no quiere pelear o lo han «convencido» q es mejor guardar reposo.Lastima por el lider, porq las tropas huancavilcas estan listas. Si no fueron suficientes las 300.000 personas libremente convocadas a su solicitud ante un pretendido asalto a nuestras rentas, entonces q entrege el mando.

    Pero igual pelea habra,con o sin el lider. La identidad huancavilca es unica en esta region.No pide permiso para existir.Y se transmite de generacion en generacion. La silla podra quedar vacia,temporalmente, pero jamas abandonada a su suerte. Nunca!!!

    Apelo a la democratica publicacion de este comentario.Les guste o no.Gracias

  2. Excelente resumen del escenario actual.
    El Pais necesita de lideres con experiencia y no de quienes se creen lideres y obtienen la experiencia al andar.

  3. Durante los primeros años de la dictadura de Correa, creí que la opacidad y el melindreo del Alcalde Nebot, era solo una treta y que pronto saldría como nuestro portaestandarte a defender a todos los guayaquileños y a al resto de ecuatorianos, si se lo propusieran. Esperé y esperé en vano.

    Me desesperé cuando el Ecuador entero caía en la garra de Correa y de sus huestes. Se me puso la carne de gallina cuando ese hombre estaba a punta de hacerse elegir a base de engaños y trampas, y Nebot nada. Nada de nada. Él seguía de vacaciones en su apartamento en Florida, y nosotros aquí viendo con desesperación el avance inexorable de ese traidor y malabarista que es Correa. Nebot no chistaba, ni decía nada, ni siquiera daba consigna a los cientos de miles de votantes, que aunque nos hicieran fraudes, una palabra suya podría haber cambiado el rumbo incierto de este Ecuador lleno de crédulos ?yo la primera, por creer en el fulgor patriótico de Nebot – que pensaban que votarían por Correa para cambiar su mundo, y ¡qué cambiazo! De isla o remanso de paz, ahora somos una lamentable narco-democracia.

    Nebot nos convocó unas tres veces a las calles, acudimos con el corazón palpitante y alma llena de esperanza. Y desde entonces mas nada. Silencio total, miedo, recogimiento y aguante.

    Es verdad que luchar contra todo el aparato de Estado y la internacional socialo-comunista nunca será simple, pero cuando se tiene sangre en las venas y apego al terruño, uno no anda fijándose en esos detalles. Nebot debió demostrarnos su Madera de Guerrero, pero nada. Sigue dándole razón a sus contendores cuando le dicen que su movimiento es de pura balsa.

    ¿Qué estará esperando para decidirse? ¿Qué pase el alboroto de los ex terroristas del AVC y su arlequín que se han tomado el Estado por asalto? ¿Qué se mueran los viejos Castro o Chávez, que son quienes manejan las piolas, para recién pensar en dar un resuello?

    Ojala no sea demasiado tarde. Cuatro años de desorden, deshonra y desgracia ya han pasado factura. El reloj está en nuestra contra.

    Señor Raad: Su artículo es franco, candente y muy completo; está bien hecho y nos da tema para reflexionar. Muchas Gracias.

    Nota: La caricatura esta vez es perfecta, nos muestra a un Nebot encerrado en su propia torre.

  4. Nadie podía decirlo mejor y mas claro. Jaime Nebot no puede darle la espalda al Ecuador y si el ser alcalde de Guayaquil le impide liderar la lucha contra el totalitarismo, como guayaquileño prefiero que renuncie al cargo que ejerce con sobrados méritos y éxito y asuma el reto de trabajar y luchar por el país.

  5. Sr. Raad. El alcalde Nebot fue sepultado como contendor nacional al implicarlo con los posibles abusos a los derechos humanos en la epoca de Febrescordero. Correa y su alianza se encargaron de fabricar el monstruo que se come a los ninos en la figura de Febrescordero y de alli en adelante, con esa imagen de terror en la mente del ecuatoriano comun y corriente que no sabe pensar por si mismo, han sepultado a los social cristianos, al congreso, a la constitucion, y a todo aquel que signifique oposicion.

  6. excelente trabajo sr. raad, no olvidemos que nebot es la unica oposicion visible politicamente en ecuador,pienso que nosostors los guayasenses lo hemos dejado solo en los momentos cruciales cuando no le hemos exijido a el que lidere las revueltas (porque ya no se puede dialogar)callejeras con projeccion nacional para botar a este regimen atraza patria que suenia con la re-re-re-re-re fundacion del pais.

  7. Sr Raad,lo q Ud escribe es en esencia lo q pensamos muchos guayaquilenos del sr Nebot,y eso mismo pedimos a nuestro alcalde:AUTONOMIA REAl,no lirica ni de coyontura;hace un tiempo lei en revista diners un reportaje a Don Antonio Gomez Y. Y el decia»el centralismo es q nos tiene desunidos a todos los ecuatorianos y q las autonomias sin separatismo es lo q nos va a hacer GRANDES en el concierto Latinoamericano».Como Ud dice,el Sr Nebot debe dejarse de todo tipo bde «calculos» y d emostrar en la practica real q es un verdadero «madera de guerrero» y aceptar el reto de emular a : J J de Olmedo,Urdaneta,Rocafuerte,etc y luchar porq Guayaquil haga honor a su lema del 9 de Octubre:»Guayaquil por la Patria» gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×