23 abril, 2024

Filtros mentales: Visión de túnel

Imagínese que está a punto de entrar en el “túnel” que pasa a través de las entrañas del cerro, aquí nomás, después de bordear el Hospital Psiquiátrico viniendo al centro de Guayaquil. De repente, y después de haber tenido visión panorámica de los alrededores, al entrar en el túnel, lo único que puede ver va en perspectiva lineal. Nada de lo que hay fuera del túnel es posible captarlo y por tanto la realidad se circunscribe –por unos minutos- a lo que ocurre en la limitación transitoria de mis posibilidades visuales. Inclusive notarán que tiene las luces encendidas día y noche, pues como no entre la luz del sol han de ponerle luminarias para que se pueda ver con claridad el estrecho recorrido…

Pues algo parecido a lo anterior es lo que literalmente les ocurre a las personas que han desarrollado aprendizajes que los hacen observar al mundo en perspectiva lineal, con “visión de túnel”. Todo lo filtran de esa manera y por tanto les resulta incomprensible lo que ocurra “por fuera del marco”, es más, piensan que pueden prescindir de ello todo el tiempo. Pierden por ejemplo –como fruto de la apropiación de conductas que se emulan de otros durante la infancia y juventud- la posibilidad de “monitorear el entorno” y hasta de retroalimentarse con prontitud, ambos procesos fundamentales, insoslayables para un profesional de este siglo, digamos, para cualquier ser humano que quiera desarrollarse en un mundo cambiante y exigente.

¿Cómo preparar a un individuo para desarrollar el filtro de la “visión de túnel”? –disculpen mi absurda pregunta pero parecería que nadie en su sano juicio querría preparar así a un niño, niña o joven para la modernidad-. Aunque supongo que si quiero obediencia total y seguimiento ciego, tal vez convenga formar así a un guerrillero, a un fanático para que se estrelle contra las “torres gemelas” o a un seguidor incondicional de mis ideas.

El efecto del filtro “visión de túnel” se debe a una suma de aprendizajes enraizados en el cerebro humano que han sido “instalados” a través de la repetición continua de conductas como: memorizarlo todo, la práctica del pensamiento vertical (ver propuestas de Edward de Bono), estar convencidos de que existen muy pocas o sólo una opción para resolver un problema, el fomento de la desconfianza en sus posibilidades cognitivas, el no interesarse por lo que ocurre a tu alrededor pues no lo necesitas, el pensar que se “busca la practicidad y la sencillez”, el ahorro del tiempo mirando por “un tubo” y hasta la casi obligación de no formar grupos o equipos que puedan desviar al reclutante de su objetivo. Así y durante un largo período de la existencia algunos seres humanos van asociando sus rasgos genéticos propios con la incidencia que tiene el ambiente sobre su formación humana para con el tiempo configurar este filtro mental.

¿Se ha preguntado cómo es posible que las personas que sólo pueden ver el mundo a través de una perspectiva lineal puedan dirigir organizaciones?. Pues, como no existen claros criterios de evaluación de los filtros, aunque fácilmente podrían asociarse a lo que Viktor Frankl llama “neurosis noógenas”, algunos de estos individuos pueden, reafirmo, pueden pasar como “exigentes”, “agresivos en los negocios” y hasta “visionarios persistentes” cuando en realidad su actitud de no ver sino “el túnel” los hace ser inoperantes, injustos, inequitativos, arrogantes y muy poco productivos en las actividades que realizan. Suelen ser maltratantes consetudinarios y escasamente captan el daño que causan mientras no tomen conciencia del problema de aprendizaje que han desarrollado. ¿Conoce gente así?

Un filtro como la “visión de túnel” se constituye en un poderoso obstáculo para el avance de las organizaciones cuando quienes hacen cabeza de la misma adolecen de tan grave desvarío. Como todo filtro mental puede –y en esto la naturaleza ha sido sabia- “servirnos” alguna vez en la vida, ciertamente, y allí precisamente radica la sabiduría de los previamente afectados, en su capacidad para reconocer el filtro, trabajar un aprendizaje que lo contrarreste y por tanto manejar con experticia y habilidad el uso de los aprendizajes en sus interacciones humanas… ¿conoce personas así?

Artículos relacionados

Tristezas serenas, tristezas canal

Ayer experimenté una nueva mirada acerca de la tristeza. Pude darme cuenta de que hay tristezas y tristezas. Tristezas que nos aplastan y nos impiden seguir adelante, tristezas momentáneas y pasajeras que […]

No hay comentarios

  1. muy buen articulo.. encontramos personas asi a nuestro alrrededor, y mi pregunta no sería si conocen personas asi, creo yo que la pregunta sería CÓMO CONVIVIR CON PERSONAS ASI?!.. vemos que son personas cerradas y no tienen la capacidad para ver de una manera diferente las cosas, y solo se basan en tener esa vision de túnel, la cual no los deja ver mas allá!

  2. interesantísimo doctor.. me siento orgullosa de poder tenerlo como mi maestro, se que voy aprender mucho de usted… felicitaciones, éxitos Doctor

  3. Excelente opinion sobre los «filtros mentales». Mi pregunta seria si esas personas que no se manejan con perspectiva tienen posibilidades de ser re-educadas ? como?, bajo que modelos terapeuticos se daria su rehabilitacion ?
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×