23 abril, 2024

A meterle mano a la justicia

Esto de “meterle mano a la justicia” es un pensamiento que, desde hace algún tiempo atrás, viene siendo objeto de mimos políticos del ciudadano presidente. Le ha dado vueltas y vueltas… Hasta que, por fin, ya no pudo retenerlo más. Y, sacándolo de su gran acervo de exabruptos emocionales, lo lanzo al mercado de los dimes y diretes. Pero, como siempre, esta pretendida y simple metida de manos no ha resultado otra cosa que una compleja metida de patas.

¿Qué oído en buen estado de salud podrá escuchar con gusto que él, ¿acaso por ser presidente?, es el llamado a comprender e interpretar, por sí, para sí y desde sí las avenidas, los chaquiñanes y los baches de la justicia nacional, y, además a imponerla? ¿Obligar a 13 millones de ecuatorianos a comer semejante fanesca, con bacalao dañado y a destiempo? ¿Economista con título de abogado? ¿Constitucionalista en contra de su mismísima Constitución, que costó tanto al país y por la que armó tanto escándalo y vocinglería? Cuando chico, y jugando con otros en el portal de la casa, ya hace algunas décadas, aprendimos unos versos sueltos referidos a las moscas, que pasan su vida sucia en un super ajetreo. Sin descanso…Dicen “Tantas idas y venidas, tantas vueltas y revueltas, quiero amiga que me digas, ¿son de alguna utilidad?”. Claro, ahora se, que entre otras cosas, sirven para transmitir bacterias e infecciones…

Por analogía, entonces, como que puede explicarse el asunto, sabiendo que el objetivo de búsqueda no es una justicia sinónimo de bienestar de la sociedad. Es, nada más, y casi en clonación ideológica, que una desesperación por volver al basurero judicial de hace poco… O sea, caer de nuevo en la trampa ratoneril de otra famosa “Pichicorte”. De repente, unos cuantos meses de la justicia prisionera del ejecutivo, una invocación a los titanes de la ira, un zapateo de violencia imitando a los retortijones estomacales de la diosa Khali en su gran danza de los muertos, sin olvidar un vaso con jugo de ortigas y anabólicos… Y listo!. ¿Una estupidez? Todo es posible en el país donde las lluvias que caen no mojan, los gritos gritan por gusto pues nadie los escucha, los ojos pierden sus órbitas de tanto mirar y no ver nada y hasta los enamorados están enojados con la luna por mostrarles sólo el mismo lado… ¿Otra estupidez? Caramba!. Pero si son 4 años de estupideces, ¿por qué no pueden añadirse dos estupideces más? Todo habla de unos cuantos meses por venir, frescos, de libertad plena y extensión para el sicariato…Adelante con los secuestros express, que no dejan de estar en vigencia un solo día… Suma y suma y hasta multiplicación pero nada de resta para los homicidios, que tan surrealistamente califican los folklóricos policías como “Ajuste de cuentas”. “Si le van a robar el celular… Deje que le roben…”. Orden de la mayordomía central. Pensamiento genial para el libro de Guinness. ¡Luna de miel para el crimen organizado!

Reflexione ciudadano… Se ha metido mano al Seguro Social que en vez de servirle a usted cuando va al hospital como afiliado, es utilizado ahora para que Ramiro González saque a sus empleados a gritar a favor del oficialismo. Se ha metido mano en la Marina nacional al distraerla de sus funciones e insertar a sus miembros en los campos petroleros que no conocen y, en donde al irse, nada nuevo de valor quedó implementado. Se ha metido mano en los medios de comunicación incautados convirtiéndolos en fuentes de propaganda del gobierno, en vez de venderlos o hacerlos medios educativos, de difusión científica y de entretenimiento del Estado. Se ha metido mano en el mercado de los informales, sin un diagnóstico previo de su naturaleza y operatividad, para darse cuenta que todo seguirá igual que antes, pues no hay nada planificado con alguna respuesta favorable a los implicados. Se ha metido mano en un “golpe de Estado” que nadie aun reclama como beneficiario, con resultado de muertos, heridos y enjuiciados y una policía descalificada ante una inseguridad social cada día mayor. Se ha metido mano en la ocupación laboral, pero no para aumentar puestos de trabajo sino para incrementar los que huyen del país, con el nombre novelístico de “migrantes”. Se ha metido mano en el imaginario social de las gentes, haciéndoles creer sobre una “revolución” que no pasa de palabrejas sin mayor valor, y cuya “ideología” es un marketing mal amañado que atenta contra todos los derechos. Se ha metido mano en las universidades, copiando muy de prisa contenidos de la UNESCO y según los criterios de las Conferencias mundiales para la Educación Superior, pero no se conoce con claridad como proyecto a tantos años plazo y con tales y tales tecnologías de inicio y de innovación posible…

Lo “divertido” es que, en donde se ha metido la mano es para obtener dizque un gran acuerdo con el desarrollo, cuyo plan, claro, nadie lo conoce… ¿O lo conoce, tal vez algún ciudadano de a pié? ¿O algún alza manos de la Asamblea? Si a casi todo ya se le ha metido la mano, entonces, ¿por qué no, por fin, meterle mano a la justicia? Así ahora, cerrando el círculo de las meteduras de mano, hay un logro único de una gran unidad discrecional del poder. Perfectamente calificable como la Gran Metedura de Patas!

Artículos relacionados

“Jugando a la pájara pinta, sentadita en un verde limón”

Los tiempos de crisis son momentos bienaventurados en el devenir de
nuestras pequeñas historias particulares que se enmarcan en la Historia
social de los pueblos. Nos ponen a pensar creativamente para solucionar
problemas inmediatos, a reflexionar sobre lo aprendido y lo aprehendido,
sobre la realidad concreta de lo vivido y planificar lo por vivir; es en estos
tiempos cuando evaluamos sistemas de vida para permitirnos insertarnos
dentro de ellos o hacerlos a un lado porque perdieron su razón de ser, su
utilidad.

Por eso, desde nuestra trinchera tenemos la oportunidad de hacer
planteamientos que pueden aportar a nuestra comunidad para alcanzar
el buen vivir al que los ciudadan@s aspiramos, porque cada vida es el
componente básico del ejercicio social, como parte de un mancomunado
de seres humanos que buscan su sentido dentro del fluir de su Historia
social.

No hay comentarios

  1. Excelente Marco… Que imagen mas triste la de nuestros maestros constitucionales de la metedura de pata… Descubren que todo es perfecto con la esperanza de permanecer en sus puestos.

  2. Resulta ahora, que lo que se hacia antes estaba bien y nos complacia, ahora que le toca combatir esa podredumbre denominada en forma grosera «JUSTICIA», nos parece que se esta cometiéndo el pecado capital mas grave; cuando siempre hemos bailabamos al son de la misma musica desde los albores de la república; hase poco murio el dueño del país, ninguno de sus herederos ha tomado fuerza pero las secuelas de jueces corruptos quedaron enquistados en el país, ahora que viene la sanidad a tomar cuentas de sus herrores y horrores, no nos acordamos de ese viejo dicho: «No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti mismo»…»Si estan libres de pecado, que tiren la primera piedra.» y así un monton…
    No soy defensor del bien ni el mal, pero si es bueno que el odio y fastidio de unos pocos, sea en beneficio o perjuicio de una gran mayoria, la historia y la histeria popular cobra factura…nunca olvidar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×