14 abril, 2024

De constitución de Montecristi a constitución de Carondelet

La Asamblea Nacional realizó la presentación del libro titulado: “La Constitución de Montecristi: un sueño colectivo; el camino hacia el buen vivir”

El proyecto político gobiernista generó al apuro una Constitución llena de contradicciones que ayudó a debilitar a las instituciones del Estado y favorecer al presidente a asumir más poderes traicionando, tratando de someter y reprimiendo a indígenas, maestros, estudiantes, trabajadores, servidores públicos, policías, ancianos, mujeres y niños, mientras los corruptos de siempre acumulan poder y riqueza en medio del desorden y la violencia. Nos pide esperar 30 años para empezar a ver los resultados, mientras tanto debemos conformarnos con incertidumbre, caos, desempleo, pobreza y delincuencia que él mismo se encarga de crear con políticas perversas.

Pero sus contradicciones y mentiras están a la vista cada vez más. Dice lo que se le ocurre dependiendo del momento y del lugar. Hasta hace poco la Constitución era la mejor del mundo y duraría 300 años. Ahora no funciona y a los dos años pretende cambiarla a su medida, convertir la Constitución de Montecristi en Constitución de Carondelet, pasar de plenos poderes de la Asamblea Constituyente a plenos poderes de él. El objetivo del presidente está claro, no es la transformación social ni el progreso de la nación sino la acumulación de poder y transformarse en dictador constitucional para gobernar con su voluntad.

Pide que el pueblo confíe en él. Pero no se puede confiar en una persona que se contradice constantemente, insulta, reprime, amenaza, incita a la violencia y al desorden, crea problemas, acusa a ótros para pretender ser el único que puede solucionar los problemas que origina, gobierna con la partidocracia y con miembros de la partidocracia corrupta, con los que trabajaron en gobiernos que señala como corruptos y culpables de nuestros males, con los de la “larga noche neoliberal”, con “los mismos de siempre”.

Pide, en otras palabras, que le entreguen el poder absoluto. Acostumbrado a quebrantar la ley y la Constitución desde el primer día de su administración, ya que no juró sobre la Constitución ni la respetó, apoyándose en palos y piedras de aliados que ahora, traicionados, son encarcelados, acusados de terroristas, cuando a verdaderos terroristas los llama beligerantes, sin desvirtuar las acusaciones de haber utilizado fondos de las FARC para su campaña presidencial, pide al pueblo quebrantar la Constitución para legitimar un quebrantamiento más de la ley con aprobación popular, meterle sus manos a la Justicia y callar a la prensa y a sus opositores, aprovechándose de la falta de conocimiento de un pueblo impresionable, bombardeado con propaganda falsa, mentirosa y onerosa, utilizando recursos que deberían ser destinados a educación, salud y vivienda.

Pero no podemos olvidar su falta de equilibrio, su utilización de todo y de todos a su alcance para llegar al poder y luego traicionarlos, las conexiones terroristas en su administración, su defensa de narcotraficantes, de “mulas” llamadas víctimas del sistema por él, ni la destitución de 57 diputados legítimamente electos y reemplazados por los diputados de los manteles.

No podemos olvidar que en su administración del slogan de las manos limpias se manipuló el manejo de la deuda externa, con el pago-no pago de sus intereses y con el repudio de los bonos Global, luego recomprados. Nos dejó como parias en el mundo, con las consecuencias que vivimos hoy, con organismos internacionales que no quieren concedernos préstamos y por éso le metió la mano en el bolsillo al IESS perjudicando a ancianos, viudas y niños. No podemos olvidar los pativideos, los comecheques, libres, felices y contentos, el cobrador de diezmos, los canales de televisión y radios incautados puestos a su servicio, que es utilizar el dinero de todos los ecuatorianos para su beneficio personal, para engañar a la nación y ganar elecciones.

No podemos olvidar que por su culpa una protesta de policías inconformes se convirtió en una masacre en la que perecieron 13 personas y cerca de 300 resultaron heridos y que ha intentado hacernos creer que fue víctima de un secuestro, fallido golpe de Estado e intento de asesinato, encarcelando a chivos expiatorios sin tener pruebas contundentes y despilfarrando grandes cantidades de dinero en propaganda para consolidar una falsedad y adueñarse del país. Ni podemos olvidar la muerte de Bosco Wisuma, ni ninguno de los enfrentamientos entre ecuatorianos causados por la impertinencia de quien pide al pueblo que confíe en él, con una administración manchada con la sangre inocente de verdaderas víctimas del sistema actual.

No podemos olvidar que en su administración del slogan de las mentes lúcidas no hay empleo, no hay desarrollo, no hay progreso. Aflora el desempleo, la pobreza y la delincuencia. Cuatro años han pasado, con los precios de petróleo más altos de la historia, pero al presidente le parece poco y lo único que se le ocurre es seguir culpando al pasado. En lugar de mirar el presente, reconocer sus errores y emprender hacia un futuro mejor, quiere retroceder en la historia, llevarnos a un cambio de época, una época pasada, a la época de los dictadores y tiranos.

No podemos olvidar que su administración es del eslogan de los corazones ardientes, pero que no pasa de slogan porque los verdaderos corazones ardientes están en los ciudadanos que amamos la libertad, que no tememos ni nos sometemos al transitorio gobernante que pretende eternizarse en el poder.

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Carlos tu admirable escrito expresa lo que cientos de miles de conciudadanos quisieran decir pero no tienen tribuna y talvez carece de la fluidez de la palabra. Gracias por tu frontalidad y valentia.

  2. La verdad de todo este laberinto es que todo lo que nace torcido, crece y termina torcido.
    Como usted bien lo dice, tendremos ya no la constitucion de monte olvido sino la nueva de los gallos, vacas locas y muchas tantas otras locas que se pasean por Carondelet. Suerte ecuatorianos.

  3. Totalmente de acuerdo con ud Carlos, lo que éste ciudadano debería hacer es, renunciar al trono e irse a su casa,antes que el pueblo cansado de tanta mentira lo haga,sin embargo sabido es que las mieles del poder ciega a los que no están preparados para saborearlas, y creen que el poder les será eterno, ojalá esta pesadilla se acabe pronto y brille un nuevo sol para el bienestar y el desarrollo de todos los que forjamos día a día este hermoso pero maltratado Ecuador.
    Vicente Arcos V.

  4. Bien querido Carlos por este escrito, gracias por ser usted el vocero de muchos ecuatorianos que nos sentimos indignados por todo lo que sucede en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×