25 febrero, 2024

Primun non nocere

La medicina es una carrera que exige muchas características especiales en la persona que la ejerce. Indudablemente se necesita vocación, estudio arduo, conciencia, responsabilidad, inteligencia, pero tan importante como esto, es ser humano, compasivo, generoso, Se requiere sacrificio, dedicación, entrega y deseo intenso de servir.

Saber recetar es fácil: el boticario, la abuelita, la tía, la vecina, recetan sin ningún empacho. Te quejas ante un amigo en la calle de que te duele la cabeza y la respuesta es: “Tómate una tableta de …” La realidad es completamente diferente. Más de 600 años antes de Cristo, Hipócrates, el padre de la Medicina, advirtió: “Primum non nocere” (Primero no hacer daño). Toda medicina, todo lo que ingerimos o usamos, tiene un efecto beneficioso y un efecto indeseable.

Hay muchas cosas que la gente común no conoce. El agua potable es inocua, sin embargo, si un neonato es alimentado exclusivamente con seno materno y se le da agua entre lactadas, puede presentar convulsiones por baja de sodio. Los balsámicos (vaporub, etc.), que pueden ayudar en los cuadros gripales de niños mayores y adultos, no deben usarse en lactantes, pues pueden favorecer la aparición de neumonías, y así sucesivamente.

Fui Profesor de Pediatría por más de 23 años. Siempre insistí en que el sistema de enseñanza no es correcto. Es cómodo ponerse el estetoscopio y preguntarse mientras se apoya la campana en el pecho del paciente “¿Qué le receto?”, pero esto no es Medicina. Conversaba con amigos del Johns Hopkins de Baltimore, Hospital # 1 de los Estados Unidos, sobre la forma de ejercer medicina en USA y me reconocían el grave problema que tienen. El Médico, por evitar demandas judiciales, se ve en la obligación de recetar basado en los exámenes y no basado en el criterio médico.

La emergencia en USA y en el mundo es atendida por Médicos sin mayor experiencia, Residentes. Esta medicina es muy válida para salir de la emergencia, pero no para la salud integral del paciente. Se necesita experiencia, conocer los efectos beneficiosos y colaterales de los medicamentos. Hay medicinas antagónicas que se recetan juntas, eliminando con la una el efecto beneficioso de la otra.

Siempre insistí a mis alumnos que lo importante en Medicina es saber no recetar. Hay que saber diferenciar lo que es normal y lo que es anormal. Si no sé que es normal en el examen, ¿Cómo puedo saber que no es normal? Necesito saber cuándo se trata de una infección que se va sola y cuando ésta debe ser tratada. Las preguntas son ¿Qué problema tiene mi paciente? ¿Por qué? ¿Cuál es la causa? ¿A qué se debe? Y luego dilucidar si hay otras posibilidades diagnósticas, hacer exámenes si es necesario y de ahí pensar si necesita o no medicamentos y si los necesita, cuales.

La carrera para ser Médico se va acortando. Antes se enseñaba Pediatría en dos años, ahora en cuatro meses. Al año siguiente se los manda a la Rural a tratar principalmente niños y luego de un año regresan para graduarse de Médicos y hacer Residencia en Hospitales y Clínicas, donde aprenderán por la práctica, a ser Médicos.

Artículos relacionados

Función del Petróleo en el Ecuador

Arturo Usiar Pietri, en pocas palabras dijo mucho: “La manera como el petróleo ha deformado la vida ecuatoriana. Nos ha corrompido… Podría llegar ese día trágico… En que la historia del Ecuador se escriba con tres frases: Colón la descubrió, Bolívar la liberó y el petróleo la pudrió.”

Parafraseando a Luis Ángel Velasteguí Martínez por otro lado, tenemos otra realidad conocida. En febrero de 1972 se dio el golpe militar y 6 meses después empieza en el país la explotación y exportación de petróleo con un alto precio del crudo a nivel mundial. La riqueza petrolera del Ecuador fue uno de los principales detonantes para el endeudamiento extremo, es así que el monto de la deuda externa ecuatoriana creció en casi 22 veces hasta 1981. Después de esto sabemos lo que ocurrió. Despilfarro y caída en la calidad de vida el ecuatoriano honesto.

Es impresionante la similitud que hay en el relato del profeta Oseas con respecto a Israel con nuestro querido País. Una muestra más de que se repite siempre la historia. Y ésta historia es antiquísima.

No hay comentarios

  1. Excelente artículo, ojalá las abuelitas, tías, vecinas, cuñadas, amigas, etc. lean esto y dejen de recetar; y los boticarios dejen de «inyectar»
    Siga escribiendo Doctor, que lo seguimos leyendo!

  2. pOR ESO ES BUENO USAR MEDICAMENTOS NATURALES COMO LOS HOMEOPATICOS SIN EFECTOS COLATERALES O LAS AGUJAS CHINAS SIN PROBLEMAS INDESEABLES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×