22 mayo, 2024

"Para mentir y comer pescado…"

Han pasado algunos días de los sucesos de Septiembre 30 de 2010 que marcaron, una vez más, el desacertado actuar del gobernante economista Correa. Se le ha negado la verdad al país y se continúa haciéndolo muy al estilo fascista, stalinista o hitleriano: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”; “Cuanto más grande es la mentira, más fácil es que la gente se la trague”, afirmaba Joseph Paul Goebbels, Ministro de propaganda del III Reich de Hitler.

En esta oportunidad el presidente se pasó de la raya: Ha puesto en ridículo al país ante los ojos de ecuatorianos y, especialmente, ante los países del mundo, así como también llevó a hacer otro ridículo a los representantes de los países de la OEA, comenzando por su Secretario General, señor Insulza, los que vinieron al Ecuador a dizque brindar su apoyo a un fingidor y a sus corifeos quienes en su fuero íntimo deben haber esbozado una mueca sardónica al constatar que los visitantes se “tragaban la rueda de molino” creada por Correa, …o a lo mejor no se la “tragaban” sino que aprovecharon la oportunidad para hacer turismo gratuito en Ecuador y justificar los cargos que ocupan y los emolumentos que perciben.

La filosofía popular ecuatoriana señala que “para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado” y “más rápido cae el mentiroso que el ladrón”. Estas verdades, que tienen características de axioma, las estamos viviendo en el Ecuador pues constatamos que el economista y su gente “han mentido y no han tenido cuidado” al agredir a la inteligencia ciudadana inventando un golpe de estado y un secuestro, más por fortuna no ha tenido todo el efecto deseado, pues el pueblo ecuatoriano está dejando de “comer cuento” con facilidad, y rápidamente está percatándose de que el objetivo del economista era el mejorar su alicaída popularidad creando una fantasía que solo tiene validez en los ojos y mentes de los tontos útiles que todavía existen en el país y que le hacen el juego a Correa, pero que venturosamente cada día son menos.

Nunca hubo un intento de golpe de estado; nunca hubo un secuestro; el tiempo está dando la razón a quienes jamás dimos créditos a tales aseveraciones: un golpe de estado y un secuestro van mucho más allá que un simple reclamo, por más mal llevado que sea, y que pudo haberse solucionado actuando con cordura, como estadista, no como un muchacho pendenciero de la calle; todo fue creado por las mentes ofuscadas del economista y sus asesores sobre quienes deberá pesar un gran sentimiento de culpa al conducir a la muerte a 13 personas sumadas a decenas de heridos; haber “alcahueteado” a los delincuentes y saqueadores en varias ciudades ecuatorianas, especialmente en Guayaquil, en vez de disponer que las fuerzas armadas procedan, de forma inmediata, a suplir la ausencia policial; haber coartado la libertad de expresión al mantener amordazados a los medios de comunicación –eso sí fue un secuestro- con la finalidad de que sea difundida una sola versión, cual es la del gobierno a través de la TV del Estado, en donde pudo verse a una comparsa de sumisos del presidente cínicamente hablando de defender a una democracia que no existe en el Ecuador; haberse negado a salir del hospital de la policía para disponer que el ejército vaya a su “rescate” con lo que provocó una demencial balacera entre ecuatorianos haciendo vivir momentos de horror a los pacientes, cuerpo médico y a las restantes personas que se encontraban al interior y al exterior del hospital en mención, y también, por qué no decirlo, a todos los que vimos en directo los deshonrosos acontecimientos.

En los actuales momentos se ha iniciado una cacería de brujas para someter, por la vía del temor, a todo aquel que no comulga con sus fines para lo cual se vale –una vez más- de sus conspicuos aduladores tipo “corcho” Cordero, Ricardo Patiño, Alexis Mera, Irina Cabezas (quizá la peor de todos), etcétera, …un muy largo etcétera compuesto por aquellos que desde el inicio de este gobierno le dieron la espalda al pueblo para someterse a la voluntad omnímoda del economista.

Hay todavía mucha tela que cortar acerca de los acontecimientos que por directa culpa de Correa mancharon de sangre ecuatoriana al país, y que más temprano que tarde saldrá a la luz la realidad de lo sucedido a pesar de que el aparato gubernamental hará lo imposible para ocultarlo como por ejemplo la Asamblea que ya dio pie atrás en lo referente a efectuar una investigación seria de los hechos y, lo que es peor aún, se niega a llamar al vicepresidente Lenin Moreno quien está obligado a dar nombres y apellidos de quienes, según él, le propusieron tomar el mando presidencial.

Todo lo que se diga o escriba acerca de esta desgracia ecuatoriana será poco. El país necesita tener paz, y Correa no es precisamente un pacificador.

Por final, considero oportuno mencionar que en febrero 20 de 2009, esto es, hace más de un año y ocho meses, ante los continuos yerros del presidente, le solicité que renuncie al alto cargo que todavía ostenta, petitorio que repetí en ocasiones posteriores al sentir que no había posibilidad de enmienda. Hoy al ver que las cosas han empeorado, y que los sucesos de septiembre 30 del año en curso, con su fatídico derramamiento de sangre, son de su total responsabilidad, nuevamente insistiré: RENUNCIE CIUDADANO PRESIDENTE.

Artículos relacionados

Los medios, los fines y Bolivar

Vivimos a saltos de un absurdo a otro. Debemos estudiar un proyecto de Constitución y no sabemos cuál . Se denuncia un fraude en la redacción final de dicho documento y la Fiscalía bosteza ante una acusación de tanta trascendencia penal, política y democrática. Se denuncia preparativos de un fraude escrutador y quien preside el TSE bromea cínicamente sin dejar de complacer las previsiones gubernamentales en cuanto a integración de los llamados “Tribunales de Bolsillo”, simples réplicas provinciales del domesticado Supremo. ¿Qué estamos viviendo, aún antes de la revolución que anuncian?

No hay comentarios

  1. Sr. Rossi. Mi opinion sobre el 30-S es que hubo dos tiempos en lo que sucedio. En el primero, Correa va embalentonado a conseguir cambiar el animo del regimiento Quito. Me imagino, habra dicho, nadie me ayuda y yo, el rey, tengo que ir a solucionar esto. No espero que le salga el tiro por la culata. Salio corriendo y sin tenerlo planeado, termina en el hospital. Desde aqui, comienza a comunicarse con sus asesores, con Chavez, y quien sabe si hasta con el diablo, y le hacen ver que de este mal paso puede sacar probecho y es cuando se niega a irse del hospital y esperar ser rescatado y quedar como el mas valiente y berraco de los presidentes.
    Luego, comienza la cantaleta de golpe de estado y de victima y esto lo va a usar hasta que pase mas vetos y leyes obscuras que beneficien la chavizacion del Ecuador. Y los derechos civiles seguiran en manos de los militares hasta que le alcance la cuerda.

  2. Todo lo que manifiesta Sr. Rossi es la triste realidad que vivimos los ecuatorianos. Desde el inicio del gobierno revolucionario, la moral y el respeto a la vida y a los derechos humanos han caído en pìcada. Ya no es ladrón quien roba poco ni traficante de drogas quien lo hace por menos de 2 kilogramos. No es criminal quien por defender sus privilegios desata una matanza entre conciudadanos. Los asambleístas alzamanos y altas autoridades del gobierno hacen alarde de cinismo, amoralidad y abuso de poder. Esto no se veía en la larganoce liberal o en los gobiernos de la partidocracia, porque los mismos forajidos que sacaron del poder (siempre quiteños o asimilados), a Gutiérrez, Mahuad o Bucaram, son quienes apoyan y aplauden la corruptela de este gobierno, como si pensaran que nadie jamás los hará rendir cuentas de sus actos. También es bueno recordarles a los asambleístas Rodríguez, Calle, Panchana, Buenaño, Velasco, Romo y otros tantos conspicuos de la revolución, que a todo chancho le llega su San Martín. Y en verdadera democracia no habrá impunidad.

  3. Aplausos y mas aplausos merece tu comentario tu acertado artìculo. Esto del secuestro es un sainete mal montado, y como Correa y sus lacayos se dieron cuenta que la TV. estaba pasando en vivo y en directo los acontecimientos producidos y que no pasaban de ser una airada protesta de los policias que se sentian menoscabados en sus intereses econòmicos, se les ocurriò la peregrina idea de imponer la transmisiòn del canal del Estado, y solo esa, por lo que la libertad de expresiòn fuè una vez màs coartada en su labor de informaciòn al pueblo ecuatoriano.
    En lo atinente a las agresiones fìsicas sufridas por el economista, son producto del desatino de Correa y sus comilitones, que fueron al cuartel policial a enfrentarse con los policias, en un momento que los ànimos estaban caldeados, y cuando logrò escabullirse, se asoma a la ventana y abriendose la camisa y mostrando el pecho, diciendo que si lo quieren matar allì està el poniendo su pecho.Si la intenciòn del reclamo de la policia hubiera sido matarlo, lo hubieran hecho en el tumulto que se armò a la entrada y nadie sabrìa quièn fuè. Ademàs esta comprobado que el el estado de ecepciòn fuè firmado mientras estuvo en el Hospital de la policia «SECUESTRADO» y mucho antes de los acontecimientos que se suscitaron posteriormente. ¿De que secuestro hablan?.
    El vicepresidente Lenìn Moreno està en la obligaciòn de informar, al pueblo ecuatoriano,quienes fueron los que le propusieron que asuma el poder, no hacerlo, lo convierte en un traidor y debe ser juzgado por alta traiciòn a la patria.
    Por ùltimo concuerdo contigo: El ciudadano presidente debe renunciar.

  4. ESTAMOS EN MANOS DE UN ENFERMO MENTAL INCONTROLADO, QUE NOS LLEVA DIRECTOS A UN DESASTRE. CASI NOS METE EN UNA GUERRA CON COLOMBIA Y AHORA CASI EN UNA MATANZA ENTRE HERMANOS.!!!! ESTO NO SON BROMAS. A ESTE TIPO HAY QUE SACARLO Y RECLUIRLO EN UN MANICOMIO, ANTES DE QUE SEA TARDE.!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. vamos a enumerar las obras de su majestad:

    1.- Casi tenemos guerra con Colombia
    2.- Auto secuestro mentira en el supuesto golpe de estado
    3.- el hermano de su majestad gano los juicios se fue con la plata y nadie dijo nada.

  6. Su articulo ha puesto en el papel exactamente lo mismo que tenia en la mente escribir. Solo pienso «hasta cuando» seguimos con este aprendiz de dictador y sus apocados seguidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×