19 abril, 2024

Incongruencias 30-S

(c) Diario El Universo - 2010

Es una vergüenza nacional el vejamen sufrido por nuestro Presidente. Ningún justificativo puede haber para la agresión física a la más alta autoridad del país. La agresión contra él es agresión contra todos los ecuatorianos que aman a su país.

Es indudable que el Presidente nunca estuvo secuestrado por los policías. Estuvo refugiado con toda su guardia de seguridad en el Hospital de la Policía Militar. Secuestrado estuvo León Febres Cordero, quien estuvo en manos de sus captores, de quienes dependía su vida y la de sus acompañantes. Rafael recibió a tres delegaciones de Policías, a quienes podía recibir o no. Tampoco pudo ser verdad que hubo un intento de golpe de Estado. La gran mayoría de los ecuatorianos no queremos que se derroque al Presidente, queremos que termine su período y que se mantenga la democracia en nuestro país.

Se expuso la vida y la salud de los neonatos y los enfermos asilados en el Hospital donde estuvo refugiado (no secuestrado), al exponerlos a los gases y a las balas.

La frase correcta es: “Los militares de honor prefieren morir de pie, que vivir de rodillas”. Decir “Los soldados de honor preferimos vivir de pie, que vivir de rodillas”, habla de cobardía y no de valor.

Me parece un crimen no haber aceptado la salida del Hospital sin rescate y atacar con balas y gases, provocando muertos y heridos, pánico y zozobra en los enfermos asilados para levantar el ego y la credibilidad en el Presidente al decir que se lo había rescatado. No se justifican los muertos y heridos de la jornada, que pudieron evitarse.

Considero también un crimen contra el pueblo la actitud antipatriota de los policías que, por mejorar su sueldo, no les importó su obligación de defender a la ciudadanía, dejándola abandonada a merced de los delincuentes, para buscar soluciones salariales por medio de la violencia. Los servidores públicos en los sectores críticos: ejército, policía, personal de salud y de servicios básicos, no tienen derecho a paralizar sus actividades. Su deber está por encima de ellos y de sus derechos, pues de ellos depende la vida de sus conciudadanos.

Me da pena la actitud demagógica y anticristiana de nuestro Presidente, al decir “No habrá perdón ni olvido.” El hombre grande se demuestra por su magnanimidad en la victoria.

Por último lo más grave: Este hecho ha demostrado la gravedad de lo aprobado por nuestro Congreso. La desinformación de la cadena nacional, la presentación de entrevistas a gente del régimen y otros floristas más, en vez de pasar la realidad de los hechos cuando éstos estaban ocurriendo, lo que hubiera podido permitir a los ecuatorianos evitar los riesgos de circular por los sitios donde la delincuencia se estaba aprovechando de la ausencia de seguridad, fue grave. No hay peor caos que la desinformación. Recién la ciudadanía pudo enterarse de lo que en realidad ocurría, cuando las circunstancias obligaron a la suspensión de la cadena. ¡Bien por la prensa!

Artículos relacionados

Desdolarizar

Sin que empiece formalmente la campaña a la Presidencia de la República, ya se escuchan la propuesta de cierto candidato que, con el fin de captar adeptos a su candidatura, suenan mas […]

No hay comentarios

  1. Excelente y muy centrado comentario, sobre todo objetivo.

    El Jefe del estado que en su perorata sabatina # 191 ya asumió la responsabilidad del ataque al hospital, en su momento deberá informarnos a los ecuatorianos las razones que tuvo para violar los convenios de Ginebra.

    Esperemos que los DEFENSORES de los derechos humanos salgan de sus madrigueras, pero que, a la vez no se encuentren inmiscuidos entre aquellas ONGs que amenazó EL JEFE en la misma perorata del sábado pasado, para que al dejar el auto encierro puedan decir; ?Este piquito es mío?

  2. Saludos: «Ningun justificativo debe haber para la agresiòn fìsica a la màs alta autoridad del paìs.» No estoy de acuerdo con su comentario. Para que haya un agredido, tiene que haber un agresor, para que haya un manipulado, tiene que haber un manipulador, es mi apresiaciòn desde la capital de los ecuatorianos. En lo que sì coincido es que, todos esperamos que termine su mandato en paz y !!se vaya!! por Dios, !!que se vaya!!

  3. Estimado Juan Francisco:
    Me preocupa mucho tu aseveración de que el Presidente estuvo secuestrado. Al menos en lo que se permitió ver a la ciudadanía, el Presidente no fue llevado por los Policías y hubieran sido unos imbéciles si lo llevaban a un sitio tan frágil como el Hospital. Lo hubieran retenido en el Comando Quito, que era lo lógico para un secuestro. Encerrarlo en el Hospital hubiera sido tan grave como el error craso del Gobierno de atacar un Hospital para rescatar en medio de balas y gases al Presidente. Esto es grave!
    Por otro lado, si estaba secuestrado, como tenían practicamente en la habitación de al lado a la prensa del Gobierno, que pudo filmar internamente la salida del Presidente? Como tenían las delegaciones de la Policía que pedirle audiencia?? En realidad, suena muy raro lo que quieres defender.
    Lo que dices es lógico. Si no quiero asfixiarme con los gases lanzados de ambos lados, no puedo acercarme y si hay una revuelta, no se me ocurre acercarme, como no se me ocurriría acercarme a un toro enfurecido por más valiente que yo sea, pues nadie puede adivinar como puede atacar.
    La revuelta de los chapas, como cualquier otra revuelta, mientras no obtengan una respuesta, van a seguir haciendo disturbios, para demostrar que tienen fuerza. Nadie hace un intento de fuerza y se retira sin lograr nada, o sin llegar a un pacto.
    Le estás dando una importancia muy grande a Gutierrez. soy antigutierrista si quieres calificarme de anti algo, pero Gutiérrez puede tener fuerza en el Oriente o en Quito, no en guayaquil. La plaza que le dio el triunfo a Gutiérrez fue Quito, no Guayaquil. Revisa! Aquí en Guayaquil nunca el Futierrismo ha tenido fuerza. Por otro lado, si Sociedad Patriótica hubiera estado atrás de este movimiento de los Policías, hubieran tenido necesidad de una cabeza, la que nunca se presentó, y peor aún, hubieran tenido que pelear con la hija de Gutiérrez que ¿¿¿¿»rescató»???? al Presidente.
    Guayaquil nunca estuvo defendiendo a Gutiérrez. Me temo que en tu acendrado regionalismo, empiezas a ver enemigos donde no hay. Tenemos más en común de lo que imaginas. Deberías quitarte la venda de los ojos y ver que en muchas cosas, luchamos por el mismo ideal, el Ecuador, pero mi forma de ver la situación es diferente, pues trato de buscar soluciones que defiendan la libertad de opinar para todos y no sólo para los de mi partido.
    La verdad, querido amigo. no le pertenece a nadie, sino a Dios, y querer pensar que es mïa, me hace intemperante con los demás. La verdad no nos pertenece, nosotros nos pertenecemos a ella. Esa es la realidad. Quere fabricar un secuestro es una verguenza. Creo que mi buen amigo Rafael cometió un error, lo aconsejaron mal y el temor a un ataque o a un golpe de Estado que nunca existió, lo llevó a un ataque en el que murieron y quedaron heridos muchos hermanos ecuatorianos. Reflexiona y analiza los hechos. Yo me baso solamente en lo que se pudo ver, ya que el Gobierno, con el grande error de la cademna indefinida, no permitió que el pueblo pueda saber lo que pasaba.
    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×