29 mayo, 2024

La lección Colombiana

El triunfo de Santos en las elecciones Colombianas tiene un mensaje que empuja a reflexionar a quienes de alguna forma hubiesen querido influenciar en ella, el 46% por ciento obtenido por Santos es una reafirmación del liderazgo de Uribe, la aceptación del 70% de la línea contraria a las FARC (46 de Santos mas 24 de Mockus) evidencia el rechazo al marxismo leninismo en todas sus formas. La tendencia de extrema izquierda y la izquierda moderada no llegan a un 15%.

Entonces nos encontramos ante una realidad, las revoluciones violentas así como las marxistas leninistas ya no tienen cabida, con ningún nombre ni forma. El primer llamado lo vimos en Perú cuando gano Fujimori, se reafirma con Alan García y la postura favorable de Keiko Fujimori hace vaticinar una continuidad. Chile con su institucionalización de los programas de estado y el triunfo de la derecha demuestran que el ansiado viraje a políticas marxistas leninistas no pasa de ser una efervescencia momentánea. América Latina no esta preparada para convertirse en una extensión de Cuba y el modelo Venezolano tampoco es inspirador, Mockus bajo su popularidad cuando se mostró conciliador con Chávez.

La necesidad de implantar cambios sociales y llevar la democratización a los niveles de decisión popular indica también que hay necesidad de sacar a la extrema derecha económica del manejo sostenido de los estados. Es necesario que las mayorías, que no son únicamente los estratos depauperados, sino la clase media, llegue a tener un poder de decisión sobre el futuro político del país que viven. Lo contrario profundiza las diferencias y crea parcelas de odio que es donde se puede asentar bajo prismas equivocados el marxismo leninismo que no es la solución necesaria.

Necesitamos definitivamente enrumbarnos hacia normas de progreso y modernidad, la inversión de capital extranjero y o foráneo son urgentes, pero; manteniendo las barreras económicas, ideológicas, practicas y políticas no lo vamos a conseguir. La urgencia de ampliar nuestro abanico mercantil lleva hacia la necesidad que los gobernantes, bajo cualquier forma de convenio, incluso alguna que les permita decir que han hecho prevalecer los principios revolucionarios, algo como lo hecho por Nicaragua; reconocieron la necesidad de realizar un tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y lo hicieron, no por ello se sienten traidores a su “revolución”, no importó la UNASUR ni la extensión de la revolución, así como Cuba que mantiene fuertes nexos comerciales con la Unión Europea.

Los acuerdos comerciales no implican un renunciamiento a principios o conceptos, renunciar la opción de mejorar o vivir mejor si se convierte en un ataque directo al colectivo. El mejorar contablemente los números de un país no consiguen en ningún momento elevar los ingresos de un pueblo. Están claros los indicadores: violencia, desempleo, incremento del empleo informal, en tanto que la inversión bajo, la producción bajo. Todo esto implica que, pese a la extraordinaria maquinaria de recaudación de impuestos montada por el Economista Carlos Carrasco no se mejoraran los niveles de ingresos impositivos, ya no hay de donde sacar, porque no tenemos incentivos a crear producción.

En estos momentos yo si veo que estamos ante la gran encrucijada: o el país se abre a una modalidad de inversiones, con el debido control y con lineamientos sociales, o el país toma el camino fatal de una economía central directa al sistema marxista leninista. Los dados están tirados, es este el momento en que se verán los planteamientos que definirán el futuro del Ecuador. El Presidente tiene tres años más para definir ese futuro. Solo que para hacerlo no tiene que pensar en lo que el conceptúa bueno, sino en lo que el gran consenso nacional considera bueno y apropiado, esa es la lección colombiana, ellos están actuando por una especie de acuerdo tácito popular y la respuesta es negativa al totalitarismo marxista leninista.

Artículos relacionados

Bien, presidente Moreno

¿Qué no sea tarde? Bien que escuche al Ecuador que no quiere “más revolución ni robolución-correista-dictatorial-mafiosa”: 1) Suspensión de las negociaciones de paz del ELN en Quito Luz de América, ¿Ecuador garante […]

No hay comentarios

  1. Excelente análisis, creo que todos los ecuatorianos pensantes y bien intencionados están de acuerdo con Ud. independiente de cual sea su ideología.

  2. Definitivamente con el Mocos en el poder se crearia una terrible alianza diabolica con el demonio mayor chavez a la cabeza y ahi si atenganse a las concecuencias.

  3. es negativa al totalitarismo marxista leninista pero si es positiva al fascismo que se abre al monstruoso capitalismo….que es tan inhumano como el totalitarismo comuista mi amigo Alberto…

  4. FELICITACIONES A LOS HERMANOS COLOMBIANOS, ESTAN VOTANDO MUY BIEN, SANTOS CONTINUARA LA LUCHA DE URIBE….SI TUVIERAMOS UN PRESIDENTE INTELIGENTE EL HUVIERA AGRADECIDO X QUE ACABARON CON ESOS CRIMINALES DE REYES Y PANDILLA Y SI ALLY ESTAVA UN ECUATORIANO ES XQUE EL ERA DE ESA PANDILLA , Y EL ATAQUE EN NUESTRAS TIERRAS QUE GRACIAS A DIOS ESTAVA VACIAS NO AFECTO A NADIE, YO SI FELICITO A EL EJERCITO DE COLOMBIA X HAVER MATADO A ESOS INFELICES Y PUNTO….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×