18 julio, 2024

Programa de Aseguramiento Popular (PAP)

Este sistema se calculó para ser financiado con un dólar (¡Uno!) que se le retiene, del considerado por muchos denigrante y abusado, Bono Solidario monto monte al que se le agrega un aporte de treinta, por asegurado, que entrega el Municipio de Guayaquil. Se conoce que en 2007 atendió a un total de más de 400 mil afiliados que gozaron de este simple, pero benéfico seguro.

De no haber existido ¿Con cuántas personas se hubiera incrementado la morbi-mortalidad? Sobre todo que la razón de mayor grado de impacto relativo en la causa de deceso se debe a problemas gastrointestinales; bastante manejables con asistencia médica, pero fatales cuando no se tiene la capacidad económica para atender desde el primer instante a un afectado. Para este seguro se incluyen los exámenes de laboratorio, medicamentos y prevención. Prevención, situación clave que no sólo reduce el costo monetario, si no el dolor y la angustia que lleva concatenada toda enfermedad.

Nótese, con un ejemplo, lo que sucede: A Cruz Quinto de 44 años, quien padece de hipertensión, le fue recetado algunos remedios para su condición. Él se dirigió a la farmacia del dispensario para recibir la medicina y declara, al igual que miles de pacientes:”El servicio que me ofrecen es mejor que el que me puede dar un médico particular”.

Con los anteriores antecedentes ¿Qué se busca eliminándolo? ¿No sería más inteligente agregar los servicios que se puedan complementar? ¿Vamos a tener lo perfecto?

La atención que ofrece el Programa de Aseguramiento Popular (PAP), en Guayaquil, se encuentra de la misma forma que en cualquier lugar en que se disponga de tan limitados recursos a los cuales en Guayaquil se les hace rendir al ciento por ciento los que luego de todos los obligados cálculos actuariales, revelan que no existe la capacidad de una atención comprensiva que abarque las denominadas “enfermedades catastróficas” cubiertas, con cierta renuencia, únicamente por pocos Estados de países muy desarrollados.

Está claro. El programa tiene dos condiciones tremendas: Primera, es Guayaquileño y para colmo fue idea de un leal servidor no del agrado de quien se declara monarca que le agradece a su ciudad por haberlo cobijado. Segundo, es tan bueno que demuestra que la descentralización y desconcentración conlleva eficiencia; lo cual es tremendamente peligroso para quien pretende instaurar un régimen fracasado en todos los lugares que lo han probado.

¿Quién, en sana mente, puede cantarles loas a lo que sucede en la siempre querida y hoy muy maltratada Cuba, la otrora alegre y próspera Venezuela, Argentina..?

La evidencia está ahí, clara y diáfana. Personas de intenso sentir social, otrora declarados comunistas, tomaron los beneficios de la competitividad y lo manejaron positivamente. ¿Puede alguien dudar de Lula de Silva? ¿De doña Michelle Bachelet?

Espero que esté equivocada la sensación que por experiencia se ha apoderado de los ciudadanos menos favorecidos, saben que en al menos una cosa les cumplirán: “La muerte volverá a ser de todos”.

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Habra alguien que pueda hablarle quiza en privado al Sr. Correa y hacerle entender que con estos programas no se hacen negociados sino que se ayuda a la gente? Yo personalmente he preguntado a decenas de personas de medios economicos bajos y TODOS estan agradecidos y contentos con este programa. Habra quiza alguna solución para que cese el derramamiento de bilis y empiece a derramarse materia gris para el bien de todos?

  2. Veamos los antecedentes. Se tiene un padre mula del narcotráfico y es condenado a prisión en Estados Unidos y termina su vida suicidandose; añadale a eso la muerte trágica de una hermana.
    Su padre de apodo El Manco, antes de su suicidio pone un negocio en el parque El Ejido en un avión abandonado, quiebra y los acreedores lo persiguen.
    Si esta persona no recibió apoyo espiritual su reacción a la sociedad será de rechazo, su vida personal estará llena de complejos y traumas por doquier.
    Creo Antonio, que cuando tengamos un pueblo educado sabremos escoger nuestros gobernantes

  3. Buenos y pacificos días los tengan todos los amigos que comentan en este medio; «FILOSOFIA DE LA LEALTAD»
    Cuando te hagas cargo de una función, no empieces a destruir lo que hizo tu antecesor; no comentes que fue un inutil y todo lo hizo mal, tu no inventaras nada nuevo, ya todo fue inventado.
    Piensa que cuando tu te bayas, otro dirá lo mismo de ti, corrige lo que ha tu criterio esta mal, pero no creas que todo esta mal, tu antecesor tubo la misma voluntad y talento que tú.
    No te consideres genio, pues no lo eres, confórmate con ser normal, trabaja con ahincó pero silenciosamente el bien nacido no hace ruido.
    Cubre con el manto de la camaradería los defectos de tu antecesor.
    No por ser arrogante y prepotente te pareceras mejor.
    Te ruego presidente Correa sirve a la patria con nobleza, cordura y lealtad.
    Atentamente
    «LA KANTALETA»

  4. A propósito del último viaje que acaba de realizar el presidente Correa, la chispa quiteña se pone a consideración de los amigos lectores de esta página – de acuerdo a la historia hemos tenido personajes – por jemplo un gran cacique MANCO CAPAC- que no era MANCO – ahora con la operación en una de sus piernas ya se comienza a identificar al COJO CORREA – que tampoco es cojo, pero de acuerdo a las últimas encuestas ya comienza a cogear y duro su credebilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×