20 abril, 2024

Riqueza y Pobreza

La riqueza y la pobreza, son los dos extremos de la existencia de cualquier ser humano. La riqueza todos la desean, pero no todos realizan el esfuerzo para lograrla, desde luego una riqueza lograda con esfuerzo y trabajo, para sentirse orgulloso de haberla alcanzado.

La riqueza y la pobreza son condiciones de vida que se viven o que se heredan en algunos especiales casos, la primera debe disfrutársela con la satisfacción de haberla logrado y la segunda, no debe dar pena ni resignación, debe realizarse todo el esfuerzo necesario para superarla, para vencerla y decir con satisfacción, no con envidia ni amargura, porque “Es rico, dejar de ser pobre.”

La pobreza se puede superar, para eso se necesita una gran decisión de superación y esfuerzo. El esfuerzo debe iniciarse con la búsqueda de la oportunidad para lograr una buena educación, con el estudio permanente para pretender ser cada día mejor en la búsqueda de una superación intelectual, para dejar de ser un numero mas del medio en que se vive, del medio que nos rodea, para salir del montón, solo así se logra el conocimiento y la capacidad para solucionar, sino todos, pero si la mayoría de los problemas que diariamente nos presenta la vida.

Bajo ese esquema de la vida me críe y me forme, bajo la conducción y guía maravillosa de mis padres, hasta ser un profesional capaz, sencillo, pero no humilde, lo que me sirvió para llenarme el espíritu y de capacidad para ser útil a la sociedad en todos sus diferentes niveles.

La vida no es fácil, pero es menos difícil para los capaces y más dura para los incapaces y generalmente para los vagos. Todos los problemas tienen solución, menos la muerte, es por eso que jamás debemos sentirnos derrotados sin haber realizado el o los esfuerzos necesarios para superarlos, pensando siempre que somos capaces de encontrar la mejor solución, para lograr la felicidad y el éxito que deseamos, para la familia y para todos, porque la felicidad de los demás debe ser parte de nuestra felicidad.

Hace pocos días en Santiago de Chile leí un afiche pegado en la pared de un kiosco de revistas de la calle Ahumada, que decía:

ES RICO, DEJAR DE SER POBRE.

Me lo aprendí inmediatamente porque creo que es una expresión que anima, que promueve el esfuerzo y desarrolla la voluntad para superarse y dejar atrás la pobreza. Pensemos en el sueño de cuantos pobres que desean dejar de ser pobres. Ese sueño, cuando hay decisión y capacidad para lograrlo, puede hacerse realidad. La pobreza es debilidad, debilidad o pereza de superación, falta de esfuerzo con decisión de superación. La caridad crea esa sensación de facilidad y consuelo, por eso es valida la expresion, de que “HAY QUE ENSEÑAR A PESCAR Y NO REGALAR EL PESCADO”, esto es, no regalar sino enseñar educando, para crear las suficientes oportunidades para lograr la superación permanente en el futuro de nuestras vidas.

No hay duda que la expresión, ES RICO DEJAR DE SER POBRE, es maravillosa, porque anima e incentiva al cambio, al cambio hacia una vida mejor, por eso tratare de promocionarla haciéndola visible para todo caminante de la ciudad y del país, si es posible, para derrotar a los inveciles promotores de la caridad, por su incapacidad de promover el desarrollo y progreso destruyendo la iniciativa y el deseo de progreso para así lograr que el pobre se prepare para derrotar a la pobreza y luche decididamente hasta ser rico, ojala que todos fuéramos ricos, de alma, de conciencia y de espíritu, con el dinero necesario para lograr y poder dar una buena educación, salud y felicidad para nosotros y para nuestros hijos, como verdadero derrotero de nuestras vidas.

Si los años cayeron y ya deshojamos el calendario, no pienses que ya no hay tiempo para la superación, mas bien piensa que tu felicidad esta en la felicidad y prosperidad de tus hijos y que tu principal tarea es prepararlos para la lucha del encuentro con la vida de prosperidad y desarrollo permanente, prepararlos para que no sean presa de los engaños políticos, de alta proliferación en las campañas de las elecciones, como las próximas de abril. Preparémoslos para enseñarles a ser libres de espíritu, de acción y de pensamiento, preparémoslos para ser libres en democracia y no ser esclavos de nadie.

Luchemos para derrotar la pobreza, pues no debe quedarle a nadie la menor duda de que

“ES RICO DEJAR DE SER POBRE

Guayaquil por la patria, con autonomía.

Artículos relacionados

Al banquillo

Lo que ocurrió en la Asamblea Nacional al autorizar el juicio penal contra el vicepresidente sin funciones, da una especie de espaldarazo político al presidente de la República de parte del grupo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×