18 junio, 2024

Presidente que “trabaja” pero no beneficia

El Presidente en su acostumbrada cadena radial sabatina, en las cuales él ya ha demostrado suficientemente como es, y la fotografía que ha enviado las exposiciones de sus comentarios, nos demuestra con una claridad meridiana que clase de persona es.

Nos narró, en la perorata pasada, cómo era su ajetreada vida, de la cual todos estamos conscientes. Más bien nos resulta difícil comprender como logra vivir y tratar de mantener su equilibrio con tan pocas horas de descanso y distensión; siendo el resultado que por la extenuación él se encontró herido y enfurecido por la opinión crítica de una “Pelucona que se cree dueña del mundo”.

Doña Verónica Acosta Espinosa, la ciudadana que tuvo el incidente con el presidente Correa, relata que al encontrarse con el Jefe de Estado le dijo: “señor Presidente ya se acabó la campaña me parece que es hora de que se ponga a trabajar”, lo cual casi le cuesta la cárcel, de la que se salvó por ser prima de un cercano amigo del mandatario y además haber sido una luchadora a favor en la campaña de él al poder.

Señora que lo desaprobó por asumir ella que podía utilizar: “Mi perfecto derecho de hacerlo” – “Es mi libertad democrática, la que me permite esos comentarios y ni usted, ni nadie, puede reprimírmelos porque la Constitución me ampara”, cree ella ilusamente.

Por los términos usados realmente fue una crítica y no un insulto. Todo hombre o mujer que se dedica a la vida pública debe saber que ese hecho lo hace susceptible de recibir ambas. Hubiera sido más sabia una contestación brillante que apabulle a la criticante.

Entre tantos ejemplos que hay de respuestas geniales, me encanta lo que le contestó Winston Churchill, Primer Ministro de Inglaterra, a una dama que le dijo: “Si fuera su esposa le daría a beber veneno y él respondió: De serlo usted, yo con gusto lo bebería.”

Bueno, suficiente de este nimio acontecimiento, que tantos ya han tratado; pasemos a analizar si lo manifestado por la dama tenía o tiene fundamento.

Señor economista Rafael Correa, yo considero que en lugar de enfurecerse, cualidad muy frecuente en usted y que lo ha llevado a varias situaciones desagradables, debió escuchar y meditar lo que le decía la señora. Dando por sentado que usted debe conocer que su popularidad está cayendo o ¿lo están engañando?

La percepción que se tiene de que no trabaja está respaldada por los resultados de su trajín que se maneja estrictamente como una continua campaña política. Durante las reuniones de los Gabinetes itinerantes, por lo que se le escucha, es demagógico y deja a la antigua “partidocracia”, en contra de la cual usted arremetió y prometió acabar: ¡En pañales!

De la misma manera usted atacó a los que dijo haber pretendido ser los “dueños del país” por haber ganado gran respaldo público por sus acciones. ¿Y usted, de qué forma llama a su manejo de la Asamblea Constituyente? ¿Al inconcebible e írrito “Congresillo” con auto poderes inventados que está rompiendo plenamente con la voluntad del pueblo?

Sea por política para sus fines, mal asesorado o no haber analizado, usted arremetió contra el programa de Seguridad Ciudadana del alcalde Jaime Nebot y hoy el control de la delincuencia se le ha ido de la mano. ¿No hubiese sido mejor reunirse, analizarlo, de ser el caso, respaldarlo y promover proyectos iguales en otras zonas?

Por más que maquillen las cifras de la inflación, la realidad es palpable por todos. Usted ha altercado con Estados Unidos que es quien más nos beneficia, para favorecer a países que nos dan “ayuda” y “financiamiento” entregándonos bienes de capital que dejan todo el beneficio a favor del supuesto benefactor y teniendo nosotros que esperar para ver si nos dan utilidades.

El dañino “paternalismo” que con sus dádivas ha reimplantado, ha abierto un enorme hueco en el presupuesto ¿Cómo se lo va a cubrir? ¿Será eliminando el dólar como moneda transaccional y reestablecer el Sucre, Nuevo Sucre, Peso, Bolívares, Rafitos… Cualquier cosa que podamos imprimir sin respaldo y que no importe el costo de poner al pueblo ante el verdugo de la inflación?

En mi calidad de ciudadano ecuatoriano, le pido que por favor rectifique. Usted no tiene enemigos si no personas que son parte integrales del país y que mantienen, razonadamente, posiciones distintas a las suyas. ¿No cree señor doctor en la Ciencia Económica, Rafael Correa, que debería con tranquilidad, sin hostilidad, ni prejuzgamiento, escucharlos y buscar el mejor camino?

Artículos relacionados

5 comentarios

  1. NOS ESTAMOS ENTERANDO DE LOS TREMENDOS NEGOCIADOS QUE HAN HECHO LA POLICIA…ES POR ESAS RAZONES QUE NOS LES CONVENIA ESTAR TRABAJANDO CON EL MUNICIPIO,PRIMERO HAY QUE LIMPIAR A LOS DE ARRIBA DE LA POLICIA, DESPUES PEINAR A LOS DE LAS CALLES…

  2. Sr. Kure, lejos (y al pie)de la filosofía barata, todos sabemos que lloremos lo que lloremos, maldigamos lo que maldigamos, nada, a excepción de un milagro peso pesado, podrá devolver a la vida de este mundo a un ser que ha muerto. Hay cosas que es necio esperar o invocar o apelar; y hoy más que nunca en la historia humana resulta inteligente y necesaro ahorrar energía. Esto no implica ser entregista, o débil, o resignado. La aceptación de la realidad es tautológicamente eso: «aceptar la realidad», y nada más. Un historiado alemán, que presenta un trabajo seriamente documentado e hilvanado le podría ayudar muchísimo a re orientar su voluntad positiva, aunque necia, de esperar lo imposible, de no aceptar la realidad. Lothar Machtan es el autor de «EL SECRETO DE HITLER, LA DOBLE VIDA DEL DICTADOR», yo lo encontrá en Librería Científica de Guayaquil. Ahí se describe con parsimonia y lógica alemana a un ser que insultaba mucho, que estallaba en rabietas, que hablaba y hablaba y hablaba, que no escuchaba, que no escuchaba, y que no escuchaba; y que no hubo comentario, o «asesoría» en este mundo que lo hiciera modificar esos «ferreos» y definitivos, DEFINITOS, «atributos» de su personalidad. No ironizo. El tema es realmente serio. En otro texto (Inside the Third Reich), Albert Speer, Arquitecto y Ministro de Guerra de Hitler comenta lo «laboriosamente improductivo» que era el Fuhrer. Sr. Kure, «PARE DI SUFFRIR»

  3. Me parecen muy acertados los comentarios del Sr Esquilo Morán debemos aceptar nuestra realidad y en base a ella vivir vigilantes para que las cosas que como sociedad queremos se cumplan,porque es muy facil hacer clientelismo a travez de la critica y llamar la atención señalando solo los problemas existentes(que siempre han estado ahí)en vez de promulgar soluciones por eso es mejor canalizar ese pensamiento en ver las cosas positívas y no las negativas………..saludos desde Manabi

  4. SI QUE ES PELUCONA, ME PREGUNTO COMO TIENE TANTO DINERO PARA TENER UNA CASA AVALUADA EN 2’495.00 EN 2511 BARCELONA DRIVE, FORT LAUDERDALE FLORIDA?????????????MIENTRAS TODO EL RESTO DE ECUATORIANOS REALMENT SI TRABAJAMOS,DE QUE ESTA HABLANDO???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×