22 junio, 2024

Poder y Paranoia

Cuando estaba en México obteniendo mi especialidad en Psiquiatría, tuve la oportunidad de trabajar con el Dr. Agustín Caso Muñoz, quien escribió el tratado más importante de psiquiatría de Latino América en esa época, el que en su Pág. 148  en lo referente  a los trastornos del pensamiento dice textualmente:

Las ideas paranoideas son alteraciones del pensamiento que se definen como convicciones falsas originadas de una percepción errónea de la realidad y son incorregibles.

La persona que tiene el trastorno, permanentemente experimenta una sensación de persecución y daño hacia su persona, que lo hace reaccionar con agresividad indiscriminada, intolerancia, sobre valoración de si mismo y desconfianza permanente.
Estas ideas tienen tres características:

A) No son aceptadas por quien la padece
b) Provienen de una percepción errónea de la realidad
c) Son incorregibles.

El individuo que las sufre tiene la absoluta convicción de que son ciertas; no admitiendo rectificación alguna por lo que dice o hace, pese a los argumentos contrarios que se le presenten.

Estas ideas de persecución se dan con frecuencia en personas inteligentes, de un grado educativo superior y profusa verborrea.

En las ideas de persecución, la hostilidad de quien las padece se concreta y exterioriza hacia el mundo circundante del paranoideo. El individuo que las tiene es hostil, irritable, desconfiado y persistente.

Es muy difícil sobrellevar cualquier diálogo con el paranoideo, quien se molesta cuando lo interrogan y arremete agresivamente con facilidad.

El paranoideo imagina supuestos enemigos, falsos complots contra su vida, emite juicios apresurados sobre personas o instituciones que tienen que ver con su entorno, así  como también interpreta en forma apresurada y persecutoria, los movimientos, las palabras y las acciones de quienes le rodean. Están íntimamente convencidos de que aquello que escuchan en la radio, leen en la prensa o ven en televisión, son planes fraguados contra su imagen por lo que llegan a tener la certeza de que los medios de comunicación son sus enemigos personales. En ocasiones estas ideas delirantes de persecución se asocian a las de grandeza y hacen que quienes la padecen, se atribuyan poderes que no tienen; “se crecen más ante sus supuestos perseguidores”.

En los últimos días del convivir nacional, hemos visto cómo en la asamblea constituyente se prepara un mandato para que en caso de ausencia definitiva del presidente, el vicepresidente asuma transitoriamente el poder hasta que el congreso nombre un nuevo presidente o se convoque a nuevas elecciones. Si analizamos en el fondo lo que existe tras esta intentona de fortalecer el régimen presidencial, descubriremos varias situaciones: A) Que a Correa le importa un comino el cargo de la vicepresidencia de la república. Sin embargo cuando lo necesitó para ganar las elecciones, no dudó durante su campaña en cogerle la mano a Lenín Moreno y elevarla victorioso junto a las suyas. También habló y propagó a los cuatro vientos, que Moreno era un patriota y que en su régimen sería un hombre imprescindible con el que cogobernaría desde la vicepresidencia, bla, bla, bla, .En otras palabras….lo usó.

B) Ahora  que ya consiguió el poder, ha ordenado a la asamblea que suprima el cargo de vicepresidente. De esa manera si él se cae, nadie podrá suplantarlo ni sucederlo.

Ya dijo que había un complot para matarlo. También dijo que los medios de comunicación son sus enemigos. Dijo que la CIA estaba infiltrada en su gobierno y que la oposición estaba conformando un plan para destituirlo. También a expresado que la oligarquía está fraguando una campaña por el no de un referéndum de una  constitución que nadie sabe como va a ser, ya que no se la ha terminado, ni se ha discutido, por lo que peor ya se pueden tener posturas a favor o en contra, a menos que el presidente si la conozca y ya sepa lo que se va a aprobar. Afirmaciones de esta naturaleza, cuando son dichas por un presidente de la república, pero sin prueba alguna para demostrarlas, son simplemente ideas o suposiciones que evidencian una errónea percepción e interpretación de la realidad.

Ahora le tocó al Pobre Lenín moreno, quien por ahora no hace absolutamente nada y se limita a regalar sillas de ruedas a los discapacitados. La verdad es que carece de rol protagónico o papel importante en la gestión gubernamental. Más imprescindible son Vinicio Alvarado, Larrea y Patiño, que el buen ecuatoriano que es el vicepresidente de la república.

En la psiquiatría, el paranoico desconfía de todo y de todos. Su ego es tan grande que no admite cooprotagonismos ni glorias compartidas. Su palabra es la ley y la beligerancia la respuesta a los cuestionamientos que se le hagan. La intolerancia se vuelve su norma de conducta, pisoteando a todo aquél que crea su enemigo.

Siendo la paranoia un mal incurable, solo se la puede controlar impidiendo que quien la padezca, no tenga la posibilidad de hacerla crecer. Son impredecibles los alcances de quienes circunstancialmente han podido siendo paranoicos, tener el poder para tomar decisiones.    

La historia de la humanidad está llena de estos ejemplos. Hitler fue uno de ellos y se caracterizó por eliminar todo aquello que creía que estaba en su contra. Todos los dictadores que han existido en la historia han actuado de la misma manera y terminado de la misma forma.

Artículos relacionados

La prepotencia y el poder…

La conducta patológica manifestada por un individuo prepotente, es una pantalla para compensar el miedo que le produce su enorme complejo de inferioridad. En psiquiatría se ha estudiado perfectamente este fenómeno. Generalmente […]

¿Qué tiene este Muerto que a tantos vivos fastidia? ¡Que está vivo!

1.     
“¿Qué tiene este
muerto que a tantos vivos fastidia? ¡Que está vivo!”
Ignoro a quién se le
ocurrió este genial razonamiento en torno a Jesucristo. Ciertamente, Él es el
personaje histórico que más oposición ha desencadenado y  desencadena en la Historia humana; nadie
con tantos e incondicionales amigos, pero nadie también con tantísimos y
furibundos enemigos…. Hoy, sin ir más lejos, toda la terrible oposición y
combate que soporta el cristianismo por parte de la masonería, la sociedad secreta más influyente de la historia[1],
no es otra cosa que odio a Jesucristo, Dios y hombre verdadero. La creencia
masónica en el ‘Gran Arquitecto del Universo’ es, en el fondo, la negación de
la divinidad de Jesucristo; porque, Dios es el Gran Arquitecto, Jesucristo ya
no es Dios, hasta tal punto que si crees en el Gran Arquitecto, no puedes creer
que Jesús es Dios; si crees que Jesús es Dios, no puedes creer en el Gran
Arquitecto. No se puede ser verdadero masón y verdadero cristiano. La pregunta
es: ¿A cuento de qué la persecución masónica al ‘hecho cristiano’?… Y
¿por qué  la oposición
actual a toda las Enseñanzas de la Iglesia?
Toda la doctrina moral
católica cuenta con la frontal oposición y rechazo del mundo de hoy; pero, en
el fondo, todo es simple ‘fastidio’ por Jesucristo, y tanto es así que ante
tanto rechazo, oposición y odio, la Iglesia puede decir a Jesucristo: “El odio del que te odia, en mí recae”…[2].
 El odio a la Iglesia, no es
sino odio a Jesucristo.  Pero, ¿por
qué Jesús es tan combatido? ¿Se puede combatir tanto a un muerto? ¡En modo
alguno!: “¿Qué tiene este Muerto que a tantos vivos fastidia? ¡Que está vivo!” Veámoslo.

No hay comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con su diagonostico doctor, se acuerda usted de los misiles del complot con los que supuestamente lo iban a matar???
    Este Señor se pasa soñando con que su vida es una pelicula de accion de esas de las taquilleras del mas puro estilo de Hollywood. Pobre hombre!!! Pobre Pais!!!!

  2. Pregunto:
    Los precedentes, por todos conocidos, de los trágicos acontecimientos familiares experimentados por nuestro presidente en su infancia ¿podrían – desde la historiografía clínica (y desde la lógica -científica-) de la psiquiatría- explicar el surgimiento y consolidación de una conducta paranoidea? ¿A pesar de su educación y desempeño exitoso en el ámbito académico?

  3. No hay duda sobre el diagnostico, pero no es acaso el mismo para el 8o% que lo respalda inclusive en la Asamblea? Estan transformando al Ecuador en el mas grande manicomio.Que podemos esperar de la nueva Constitucion?

  4. Desde su campana, a pesar de sus mentiras, yo pude darme cuenta del tipo de personalidad del sujeto de Carondelet. Ademas las enteevistas que los medios hicieron a sus familiares y cercanos incluso a sus mas allegados en cuanto a consanguinidad, se noto por sus respuestas los problemas serios de personalidad y caracter,confirmado pos sus actuaciones. Nuestra Republica no aguanta, esta desbaratando todo y haciendo muy poquito por los pobres,mas alla de dadivas.Me alegro por aumento de bonos pero me preocupa tremendamente la falta de empleo y la economia del pais. Guayaquil debe reaccionar siempre y mantenerse como Ciudad Resistencia.Guayaquil por Guayaquil y la Patria! Todo el pais esta aun eclipsado le toca a Guayaquil librar una seria y rotunda batalla por su Mandato y las Autonomias no hay otra salida!

  5. Jajajaja… Pobre presidente… Me recuerda a las peliculas que veo cuando trato de pasar el tiempo, hasta me recuerda a Bush con su obseción de las bombas nucleares que nunca existieron.

  6. Dr. Palacios,

    Su apreciación médica puede ser acertada, y lo mismo los comentarios a su artículo, pero me parecería mejor aún no quedarnos solo ahí sino ir mas allá, … A que me refiero?: Usar la razón y los buenos principios que deben regir a una sociedad; para presionar aún mas, no solo al Presidente sino a la Asamblea y a quien se ponga al frente, a que actúen con ética y cordura.

    Ejemplo?, cuando quisieron suprimir el nombre de Dios: No pudieron y lo mismo ahora que quieren decidir sobre un aboroto con excepciones, tampoco podrán, pues la gente tendrá su parcial ceguera, pero no una total tontería en su cabeza. A pesar de todo sabe hasta donde permite las cosas.

    Así que les invito a todos, a poner en marcha una campaña de conceptos, ideas y razones de peso, con respeto, ante estos desmanes, de manera que no tengan mas remedio que declinar de su propuesta ante la razón, ética y moral, que debe imperar en una sociedad que quiere la buena convivencia entre seres humanos.

    Vean lo que aún ahora, sigue generando la visita de Juan Pablo II a Cuba, y lo propio con Benedicto XVI en su visita a EE.UU., … La razón no pide fuerza, es lo correcto y punto.

    Alberto Rosales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×