19 junio, 2024

Soberanía del cuerpo

Han llegado los tiempos en los que yo no entiendo nada. Las impulsivas jóvenes constituyentes están algo confundidas, o yo mismo me estoy volviendo machista cuando de joven no lo era. O ellas se han ido hacia un tremendo extremo que reniegan de su propio encanto, o nosotros andamos como guardados en un ropero con nuestra formación tradicional o clásica. ¡Que romantico y bello que era, amar a una mujer completa en sus encantos fisicos y espirituale! A estas alturas de mi vida, yo solo alcanzo a distinguir un soberano cuerpo, y fémino por cierto, que entender que es lo mismo que se encierra dentro de esta nueva jerga del “cuerpo soberano” Qué lindo que suena. ¿Podré entonces inyectarme heroína y pegarme un tiro en la cabeza? O significa que puedo tatuarme la cara, utilizar las siliconas o hasta cambiarme de sexo. Por más que la Constitución lo autorice o lo prohíba, las cosas se darán por eso del libre albedrio que está por encima de cualquier constitución y sobre la voluntad de Paola Romo, de quien nunca me hubiese enamorado ni por Mandato Soberano.

Pero seamos de mente lúcida como los asambleístas que los tienen aprisionados a correazo limpio allá en Montecristi, y para que no nos acusen de machistas, debo hacer un esfuerzo e interpretar que dentro de este nueva frase acuñada, no solo tratan de amparar pomposamente los derechos de las minorías sexuales, que al paso que van ya mismo se convierten en nuevas mayorías, sino que incluso quieren meter en el combo el tema del aborto. Y eso si que me parece un absurdo, porque también el bebe en el vientre debería tener legislada su propia autonomía, y alguien debería defenderla hasta que pueda decidir por sí solo una cuantos buenos años adelante. Que la asesina sea su madre, peor todavía. Pero Correa siguiendo las encuestas, se convierte en Poncio Pilatos, y dice que no es un tema importante. Importante es barrer en su reelección inmediata. ¡El poder es realmente lo importane!

Al respecto del aborto, el problema del gobierno es decidir si es o no un asunto de salud pública, y creo que realmente lo es de acuerdo lo indican las muertes de madres y fetos que deben estar monitoreadas.

E insisto. Nos tienen confundidos. Casi se dan de palos entre mujeres allá en la Asamblea por estos conceptos en los que jamás vamos de estar de acuerdo por ser tan íntimas y complejas. Quizas toda la discrepancia entre las mujeres asambleístas es un problema de estética. Resulta muy fácil distinguir lqs dos facciones de asambleistas tan solo mirandolas, pues tan solo mirándolas se puede distinguir con claridad, quienes realmente tienen un soberano cuerpo y sus instintos maternales intactos, y aquellas han abandonado cuidar las bondades de su cuerpo, del que Dios las dotó para reproducir la especie. Y claro que para eso si existe una soberanía, intelectual pero, porque eso de la soberanía del cuerpo es un puro invento y retórica de quienes se están ocupando mas en este tema, que en determinar si acaso las FARC respetan o no el cuerpo social colombiano, o el de Ingrid Betancourt, o de las personas que estos secuestran.

Artículos relacionados

Las Universidades Estatales

Es penoso y lamentable, hacer un somero análisis de las Universidades Estatales en estos últimos 50 años, de decadencia universitaria. A los profesionales de mi época, nos tocó graduarnos, con los ruidos […]

No hay comentarios

  1. Estimado señor Raad. Una vez mas comparto su criterio contenido en este artículo, especialmente que no me enamoraría de la Srta. Romo ni por mandato soberano ni aunque me pusieran una pistola en la cabeza. Mas que sus atributos físicos me molesta su pensamiento izquierdista, ya que todos los que tenemos la mente abierta sabemos que los marxistas estan a favor de los que estan en contra y en contra de los que estan a favor. Es incomprensible e inconcebible que se hable de una «soberania del cuerpo». Quizá lo que no entienden es que el cuerpecito de ese ser que llevan en su vientre es ajeno al cuerpo de la madre aunque se est{e formando dentro de este. Nosotros debemos de ser responsables con nuestro cuerpo y tenemos la sagrada obligación de respetar la vida de un ser totalmente indefenso que no pide venir a este mundo, como es el caso de un ser humano en estapa de formación. Prefiero matar 100 marxistas que un bebé indefenso. Gracias.

  2. Señor editor, webmaster o lo que sea, sería usted tan amable de hacer las correcciones mecanográficas necesarias para entender lo que quiere decir el Sr. Raad. Gracias

  3. Dr. Raad usted si es una mente lúcida y brillante, no como aquellos que con una necesedad propia del idiota se encuentran redactando una Constitución que durará lo que la popularidad del eterno candidato.

    La abanderada de la Soberanía del Cuerpo es una Asambleísta que, como mujer y en su condición particular, no debe temer ninguna trasgresión a su soberanía, como bien lo dijo, ni usted, ni el abogado fierro, ni yo ni ningún hombre en sus cabales se enamoraría de Paola Romo, ni por mandato constitucional.

    Ahora bien, yo creo que todo esto es producto del aparato de distracción del Desgobierno de la Revolución Ciudadana, pues resulta obvia y fácilmente previsible la reacción de rechazo de nuestro pueblo, en su mayoría creyente e incompatible con tales pretensiones.

    De esta forma desvía la atención de los grandes problemas insolutos que nos aquejan, para qué? para terminar incluyendo a medias a Dios, rechazando el matrimonio gay y el aborto.

    Pero más allá de eso resulta realmente insultante que aquellos que se rasgaron las vestiduras y lloraron a los guerrilleros en pijamas y denunciaron el vil asesinato de indefensas personas, proclamen tan fervientemente que el Estado permita el asesinato de una criaturita, esa si indefensa, por parte de quien está llamada a procurarle alimento y protección.

    En vez de estar promoviendo la ignorancia y el reconocimiento de derechos sin responsabilidad, el Estado debería preocuparse por educar al pueblo para que lleven su vida sexual con libertad,pero con responsabilidad, así, unicamente así, podrán decir que gozan de manera soberana de su cuerpo soberano.

  4. Don Pablo Ud si es de verdad TAPIA.

    El Dr, Radd ha expresado una IDEA PERFECTAMENTE. CLARA.

    Sirvase indicar que mismo es lo que no entiende, para darle explicando, pues esta bien ser TAPIA, pero no tanto.

    Clarín Hacker

  5. Dr. Raad

    Que lastima de que, la Señora madre de la asambleísta Paola Romo, no haya tenido las mismas ideas, que hoy impulsa su tristemente celebre hija:

    1) Nos hubiesemos librado de ella, (de la hija) aun antes de su nacimiento.

    2) No tuviéramos un comunista mas , en el gran inventario nacional.

    Bueno?..que se va ha hacer, pero hay un consuelo?? felizmente la asambleísta Romo, parece que ya tiene decidido, no reproducirse, y eso esta garantizado, al menos por Ud. ( según ha declarado) y por otros varios lectores suyos a los que me gustaria adherirme.

    Me permite sumarme el grupo ?

    Clarín Hacker

  6. Coincido plenamente una cosa es el derechoque tenemos sobre nustro cuerpo y otra el derech que no tqnqmos y queremos ejercer maleficamente sobre el cuerpo debil de un inocente gestandose en ese Santuario de la vida creado por Dios, es decir el vietre materno. 2l derecho a la vida desde la concepcion hasta la muerte natural, sin excepciones. Este es el clamor de la MAYORIA de las mujeres ecuatorianas que si queremos hacer honor a esa mision maravillosa encomendada por Dios para colaborara con el en la creacion, mediante la procreacion de los hijos. Con el apoyo de los varones, esta lucha debe librarla la MUJER Ecuatoriana por que nos atane y nos lesiona fundamentalmente

  7. Comprendiendo que no se puede saberlo todo, ?la soberanía del cuerpo? es otro tema del cual yo también puedo decir ?soy absolutamente ignorante?. Mientras más leo sobre esto más me confundo. Y solo puedo llegar a la conclusión que las personas que están a favor del aborto son unos ?SOBERANOS IMBÉCILES?.

    Como mujer, madre y creyente puedo decir que nuestro cuerpo es el albergue ?que esa vida? necesita para desarrollarse y es nuestra obligación mas allá de los sentimientos que nos vinculen con ?ese hijo? darle protección. Y el que piense lo contrario no merece llamarse ser humano.

  8. Buen Articulo. Sr. Raad.

    Sr. Hacker, tengale paciencia al Sr. Tapia. Quizas usted es un Hacker y el no sabe usar su computadora bien. Por dicha razon culpa quizas a los caracteres y no la idea del Sr. Raad.

    Yo no soy peligroso por si le nace la pregunta.

  9. El concepto de la soberanía del cuerpo: es el derecho de cada uno y cada una a decidir sobre su cuerpo, a no ser invadida o invadido, a no ser tocada o tocado sin el consentimiento propio, porque soy el o la dueña del primer y más cercano espacio, mi territorio más privado: MI CUERPO.

    Es el derecho elemental, básico pero no reconocido, tanto que la historia recoge pasajes de guerras con batallas ganadas y perpetuadas en cuerpos, especialmente femeninos. Es conocido que las mujeres describen raptos, campos de violación y fecundación forzada, mujeres infectadas adrede con VIH/SIDA. Historias que se repiten en Bosnis, Ruanda, República del Congo, Timor del Este, hasta Guatemala y Perú, el idioma y actores cambian, solamente el horror y el dolor son iguales. Tortura, mutilaciones, asesinatos, en cuerpos de mujeres no soberanos, que sufren en la guerra que los hombres dan por otras soberanías. Recientemente, en la ciudad de Mar del Plata se dieron la muerte de por lo menos 10 u 11 mujeres y no se ha hecho una contribución fundamental, activa, una contribución de denuncia, desde el punto de vista de género, como lo ha hecho por ejemplo un activismo de las mujeres mexicanas en relación a la brutal matanza de Ciudad Juárez. Otra forma de la violación a la soberanía del cuerpo son los matrimonios a muy temprana edad de niñas. Y por último la otra forma de violentar el cuerpo soberano es la maternidad forzada; el aborto que deciden realizarse miles de mujeres, producen la mortalidad de miles de ellas diariamente por las condiciones infrahumanas de los centros en que los atienden; la despenalización del aborto es un tema de salud.
    LA EDUCACION DESDE EL RESPETO, LA PAZ, EL AFECTO, LA EQUIDAD nos hará menos discriminatorios y nos permitirán tener ambientes familiares seguros y emocionalmente favorables.

  10. Es necesario revisar nuestro concepto de convivencia; preguntarnos, por ejemplo, si realmente son sanos nuestros sentimientos; cuán obsesivos o manipuladores somos; cuánto respetamos la soberanía y el espacio de los demás?
    Y creo, sinceramente, que el tema no se queda solo en el dogma ni en la posición política, sino en una verdadera humanidad, con libertad de conciencia y respeto verdadero por una vida digna para todos los seres humanos.
    Nadie quiere abortos, así como nadie quisiera violaciones o asesinar a marxistas… El discrimen es el punto de partida para el odio. Es justo buscar una amplitud de juicio, en que coincidamos todos en algo (por lo menos)
    en el respeto, la sanidad de convivencia y la riqueza emocional.

    Visiten:

    http://psicodelia-expansiondeconciencia.blogspot.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×