25 junio, 2024

Victoria Pírrica

Con el título describo a plenitud el resultado de la ingratitud, motivada por una ambición sin límite y sin razonamiento.
 
El gran chuchaqui llegará cuando despierten a la realidad. ¿Cuánto les durará el acto de desmembramiento que fue facilitado rompiendo la Constitución y los principios fundamentales de procedimiento y razón? Verán como lo asamblea – que se declara “omnipotente” – los someterá a designios que buscarán su fruto para llevarlo a la cancha de las alturas.
 
Se vendieron por pocas monedas y serán menos las que recibirán. Recuerden, desde ya exculpados compañeros, su “triunfo”, que nos agota, es, de hecho, más una derrota que otra cosa.
 
Hermanos guayasenses, lo han sido y serán, volverán porque sus intereses de desarrollo se lo demandarán.
 
Cómo pueden ser ingratos con la Vicepresidente del Concejo Provincial doña Laurice de Salem, quien peleo, y logró, incluso una participación mayor para la Península, a ella yo escuche por sus Radioemisoras locales a ustedes llamarla “la madrina de la península”. ¿Alcanzo a citar todas las obras implementadas? Son muchas, demasiadas; ustedes las conocen.
 
Les diré que el vergonzoso acto de tratar de irrespetar la bandera bicolor que fue madre de la real revolución de liberación, no logró su efecto. La Bandera Celeste y Blanco, sigue más gloriosa y sus estrellas resplandecen más que nunca. Jamás puede un desadaptado, nacido entre brincos, alcanzar su altura; pero, aún así el vil intento será perseguido cumpliendo con la Ley.
 
No saben que hasta los criminales en sus celdas aborrecen y menosprecian a quienes aún ellos los catalogan como escoria… violadores, ultrajadores, traidores…
 
Que irá gente a las magnificas playas que en su alma son del Guayas, irán. También muchos están visitando los balnearios de la costa del Perú. La pregunta clave: Esos miles de puestos y negocios que creamos los guayaquileños ¿seguirán fijando su estrategia a ese ámbito?
 
Los planes de hoteles recreacionales y lugares de diversión turística avanzada ¿a dónde se encaminarán? ¿Tienen ustedes la capacidad económica y de gestión?; con mi alma se las deseo; no obstante, la realidad me hace dudarlo ¡Ojala me equivoque!
 
Olvidaron que el balneario tradicional para “invernar” de los guayaquileños siempre fue Posorja y de alguna manera Morro y Playas; las que únicamente se postergaron por el tren y autoferro que cumplía su fin para los campos petrolíferos en manos de los ingleses. Luego vendrían las inversiones y fortunas generada por la Base Militar de los norteamericanos y el concomitante asentamiento de los guayaquileños que llegaron como hermanos y rindieron como padres.
 
Puná. La gran isla que como tantas otras se anexa con puentes o túneles que para la tecnología moderna son un juego… ¿Será ese el sitio que debamos enfocar? Sus playas son increíblemente bellas y su clima y luminosidad maravillosos.

Artículos relacionados

×