25 junio, 2024

Personas altamente sensibles

Existen páginas en redes sociales y canales en Youtube cuyo contenido se basa en: manualidades, cocina, farándula, arte, espiritualidad, pronósticos del tiempo y predicciones, casi en su mayoría, apocalípticas, promoción de productos o servicios; en fin, la lista es larga y variada. Surgen así nuevos «expertos» en medicina que recomiendan dietas milagrosas o proponen una «cura» para ciertas enfermedades, el aumento de personas que solo buscan monetizar sus argumentos o habilidades es incontenible, pero también encontraremos a profesionales, quienes anteponen criterios de acuerdo con sus estudios. 

La información recibida es tan vasta que llega a saturarnos, por ello, hay que distinguir entre lo superfluo y lo valioso, aun cuando la mayoría utilice los mismos recursos publicitarios para atraer suscriptores, es fácil reconocer lo uno de lo otro. Confiaremos siempre en los datos que se presenten bajo el enunciado Según estudios científicos, indispensable para aceptar verdades absolutas.

  • Según estudios científicos… hay animales que aplican la ley de la gravedad, aves expertas en las leyes de la mecánica, peces que dominan las leyes de la refracción, en conclusión, el ser humano no ha inventado nada.
  • Según estudios científicos… las lunas heladas del sistema solar son candidatas para la existencia de vida extraterrestre.
  • Según estudios científicos… que utilizaron registros geológicos y datos climáticos antiguos de modelos informáticos, se ha creado un vídeo sobre el pasado geológico del planeta que muestra cómo ha evolucionado la superficie de la Tierra durante 100 millones de años.

Se pueden citar más ejemplos que, supuestamente, se basan en estudios científicos para presentar tesis en las que la certificación de la ciencia es fundamental, ya que a lo largo de la historia muchos temas que esa misma ciencia negaba, son tratados en el siglo XXI sin rodeos, sobre todo, los que se refieren a la participación del ser humano, tenemos así que:

* Según estudios científicos, entre el 15% y un 20% de la población es altamente sensible (PAS). Sienten y piensan todo de manera más profunda, debido a una cuestión genética. La alta sensibilidad es real, no un invento, que no solo se da en los seres humanos, sino también en más de cien especies. Stephen Suomi fue uno de los primeros en realizar estudios utilizando a monos Rhesus, con los cuales compartimos una variación genética relacionada con la cantidad de serotonina que tenemos en el cerebro, causante de la susceptibilidad diferencial, lo cual incide en tener una mejor memoria, capacidad de decisión y un mejor funcionamiento mental.

En otros estudios realizados en China resultó una variación en siete genes de dopamina, vinculada a personas altamente sensibles.

La psicóloga e investigadora Elaine Aron publicó en 1997 el libro El don de la sensibilidad popularizando este concepto y, además, dejando en claro que, «alta sensibilidad», no era sinónimo de timidez.

Es indispensable conocer cuáles son las principales características de las PAS:

    1. Procesan de manera profunda la información: piensan mucho las cosas antes de hacerlas.
    2. Poseen una gran capacidad de empatía y receptividad emocional: experimentan emociones intensas, propias y ajenas, porque tienen estimuladas las zonas del cerebro donde se encuentran las neuronas espejo, las cuales permiten percibir los estados emocionales de los demás. Experimentan con intensidad cualquier estímulo externo, pueden convertir un pequeño desencuentro en un verdadero drama, un mal gesto les dolerá, una alegría será una gran hazaña, en fin, maximizarán tanto lo malo como lo bueno. Lo mismo sucederá al expresar sus emociones.
    3. Desarrollan los sentidos: captan los detalles más sutiles en texturas, tejidos, perciben olores, etc. lo cual hace que se sientan fácilmente perturbadas.
    4. Tienen una facilidad de sobreestimulación debido a esa agudeza de los sentidos, reciben la información de manera vehemente y esto puede ser abrumador y desbordante. Estas personas suelen cansarse rápido y su umbral de tolerancia al estrés es muy bajo.

Sabiendo esta información, respaldada por la ciencia, es importante reconocer que en tiempos tan convulsos, la estabilidad emocional de las PAS se ve amenazada por la incomprensión y el menosprecio de sociedades insensibles, además por el manejo indiscriminado y confuso que se da en las redes sociales sobre temas de interés común.

Si usted conoce a una persona en su entorno con estas características, cualquiera que sea el lazo que los una, entienda su situación y no dude en apoyarla, porque esas cualidades las hace vulnerables. 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×