30 mayo, 2024

Urgentes decisiones

La constitución dictada en Montecristi año 2008, madre de perversos engendros como el CPCCS y otros, es eminentemente presidencialista, cuyo carácter fue la panacea para que el gobernante que la fraguó advirtiera la prepotente premisa que como jefe de estado era jefe de todas las funciones del estado. Premisa que nuestro actual mandatario no la ha contemplado pese a las circunstancias de inseguridad pública y caos político.  Por el contrario, con la consulta del 5F pretendió sin éxito reformarla con unos cuantos parches, desoyendo las voces de respetables y distinguidos ecuatorianos que por diversos medios le advirtieron que lo conveniente era poner en vigencia la Constitución de 1998. Para ello, una sola pregunta al mandante. Pero él ni la oyó ni la consideró. Los resultados todos los sabemos.

Ante esta realidad, nuestro gobernante sin demora alguna, debe desarrollar de manera no urgente, urgentísima, un inteligente y ejecutable plan de gobierno para impedir que indígenas golpistas y otros cumplan sus protervos fines: derrocarlo.

Plan que por creadores debe tener no sus acólitos, sino un grupo de  prestantes y distinguidos patriotas, que lo asesoren de modo inteligente en asuntos políticos, constitucionales y legales, para que con el carácter de políticas públicas contemple, incluso, la condición de “emergencias nacionales”, en el propósito superior de que todas las funciones del estado cumplan su rol con altruismo y visión de patria.

Bien podría entonces, contemplarse: 1. SEGURIDAD CIUDADANA: Con recursos legales y económicos suficientes fortalecer la unidad y accionar de las fuerzas armadas y policiales para en conjunto desterrar las fuerzas del mal  como el narcotráfico y delitos conexos que están desnaturalizando los sentimientos y conductas de nuestra sociedad; 2. INVERSIÓN Y EMPLEO: Crear para mañana mismo miles y miles de plazas de trabajo, tanto en el sector público como en el privado. En el público abriendo las puertas a la inversión extranjera para la ejecución de grandes y prioritarias obras; y en el privado reduciendo la carga tributaria, además de eliminar la tramitología asfixiante de toda iniciativa. Para ambos sectores con garantías de seguridad jurídica. 3. EDUCACIÓN Y CULTURA: Desarrollar de manera agresiva la educación y cultura de nuestro pueblo. Debe ya, y no mañana, luchar para que nuestra sociedad sea el conjunto de ciudadanos llenos de valores y principios cívicos, éticos y morales.

Como existe amenaza de paro nacional por parte de indígenas y otros antipatrias, es urgente que tanto las fuerzas armadas y policiales a través de sus departamentos de inteligencia trabajen arduamente para que las acciones golpistas sean liquidadas como el pavo, la víspera de Navidad

No es tarde, señor Presidente.



Artículos relacionados

Vox Populi, Vox Dei

Expresión latina que significa “la voz del pueblo es la voz de Dios”, que algunos atribuyen a Hesíodo, el gran poeta de la Antigua Grecia del siglo VIII (a.C.), y otros al monje anglosajón del siglo VIII (d.C.), Alcwin o Alcunio de York, quien fuera consejero del emperador Carlomagno para la gran reforma educativa medieval; en todo caso esta expresión latina es usada para exaltar la sabiduría popular.

No debemos olvidar que la democracia no sólo es la participación ciudadana en elecciones cada cierto tiempo, democracia es la permanente consulta al soberano en cuanto a la toma de decisiones en temas de trascendencia, especialmente con relación al futuro del país.

¿Contando Ovejas?

Compatriotas, se dice mucho que la apatía es esclavitud. Y escribo esto para demostrarles que es verdad. En Venezuela recientemente murió un hombre, Franklin Brito falleció en el hospital militar.

El Sr. Brito no era cualquier paciente, el se encontraba en una huelga de hambre porque el estado le había quitado sus tierras, y el juró no descansar hasta recuperar lo que el con tanto trabajo había hecho prosperar. Lo que muchas veces no escuchamos cuando el Presidente Chávez dice: “¡Exprópiese!”, es el grito de la persona atrás de la pantalla, o al lado de la radio diciendo: “¿Por qué yo?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×