Reflexiones – Desde mi Trinchera

Revisando mi colección de libros, me reencontré con el libro del escritor libanés Gibrán Jalil Gibrán, reconocido mundialmente por su aporte literario y grandes pensamientos y reflexiones.

Seleccioné algunas de sus frases para reflexionar sobre ellas y recordar y pensar sobre asuntos y temas muy importantes en nuestras vidas.

A continuación, transcribo sus frases y mis reflexiones así, amable lector, usted podrá añadir las suyas y enriquecer su visión y su vida.

1. “Solo una vez enmudecí cuando un hombre me preguntó: ¿Qué eres tú?”

Aquí, al igual que Gibrán, me quedé pensando y concluí que soy un ser humano que, como resultado de mi educación, de mi familia, mi nacionalidad, religión, cultura, experiencias de vida, conocimientos adquiridos en cada ciudad y país en los que he vivido, tengo una visión de la vida y de cómo viví para ser como soy, como actuar, como seguir desarrollándome y actualizándome para lograr la felicidad, aportar experiencias y reflexiones, y compartir y aportar acciones a mi familia, a mi país, a las ciudades en que viví, a la humanidad. Ello es una de las razones de mi web Pensar.

2. “Tuve un segundo nacimiento cuando mi alma y mi cuerpo se amaron uno al otro y fueron desposados”.

Cuando logramos armonizar nuestra alma y nuestro cuerpo nos acercamos a la superación como seres humanos y a la felicidad, que es una de las metas que todos buscamos en la vida.

3. “El recuerdo es una forma de encuentro”.

Cuando los recuerdos son gratos y enriquecedores, nos encontramos reviviendo con nuestro cuerpo y alma lo grato de nuestras vidas, los esfuerzos en todos los campos que nos han permitido crecer, madurar y ser felices y evitar errores repetidos.

4. “El olvido es una forma de libertad”.

Si no sabemos olvidar y perdonar, así como adquirir experiencia, viviríamos una vida llena de los mismos errores y problemas, opacando y olvidando lo bueno de nuestras vidas actuales.

5. “Dios mío, haz que yo sea la presa del león antes que la liebre sea mi víctima”. Nosotros debemos luchar con los leones y defendernos y proteger a las liebres, es decir, enfrentar a los opresores y defendernos y ayudar a los débiles y necesitados, para así lograr una sociedad (comenzando con la familiar) sana y feliz en lo posible, reflejando ello en nuestra ciudad, país y planeta.

Espero apreciado lector que esta reflexión lo ayude a ser feliz y dejar huella de su vida en el lugar que se encuentre.

Felicidades.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.