17 junio, 2024

Vacunas en niños

He tenido varias llamadas de madres preocupadas por la decisión del Gobierno de vacunar, primero adolescentes y ahora niños.

La preocupación es por todas las noticias que se han regado, la mayor parte falsas, sobre la enfermedad y las vacunas.

¿Qué es lo que hay de cierto en las vacunas? Lo primero, ¡la enfermedad existe! Por la causa que sea, aunque sea de mortalidad baja, la enfermedad existe y puede ser mortal.

Segundo, el virus ha sido estudiado hasta la saciedad. Tercero, de acuerdo con los estudios, las vacunas si sirven.

Cuarto, toda vacuna puede tener efectos secundarios y los efectos secundarios de las vacunas de COVID-19 se han presentado antes, con otras vacunas que se usan actualmente.

Hay varias vacunas en el mercado. Desde las vacunas de tipo conocido, de virus atenuado, o debilitado, hasta las vacunas con RNA MENSAJERO.

El principal problema es que por la premura del tiempo, las vacunas nuevas, no pasaron todas las fases de la investigación, como por ejemplo, las pruebas en animales (o al menos, no completas o reportadas), por eso, no podemos saber lo que puede ocurrir a largo plazo, en genética, sobre estas vacunas.

El Gobierno nacional, prudentemente, ha procedido a vacunar a los niños con SINOVAC, que es una vacuna de virus atenuado, lo que me parece correcto.

Artículos relacionados

La batalla final

Que el gobierno la tiene agarrada contra Guayaquil es algo que nadie ignora. Ni el propio Correa y sus conmilitones lo disimulan. Desde el primer momento ha sido Guayaquil que recibido disparo tras disparo. Los cañonazos han sido dirigidos principalmente, únicamentre casi, contra la Perla, cuyo brillo y excelencia han buscado ser opacados, aniquilados de ser posible.

Al comienzo se hizo blanco contra objetivos simbólicos: Diario El Telégrafo, por ejemplo, con la finalidad de atacar no sólo una tribuna independiente y una voz centenaria, sino el mérito de ser el diario vigente más antiguo del país, hasta convertirlo en una parodia. Así se ha ido avanzando, atacando todo lo propio, lo guayaquileño y guayasense per se, lo que nos otorga y nos permite autopercibirnos como lo que somos, desarticulando de manera sistemática no sólo nuestras instituciones…

1 comentario

  1. La vacuna Sinovac fue preparada con el virus atenuado del inicio de la pandemia, es decir con la información genética del mismo. Yo diría que ese virus ya no existe dadas las multiples mutaciones que ha sufrido de manera que la eficiencia de dicha vacuna debe haber disminuido aún más.
    La pregunta sería si vale la pena correr el riesgo que la vacunación representa, contra el beneficio que se espera recibir.
    ¿Porqué no se permite aplicar alternativas que, para este caso, son mejores que las vacunas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×