29 mayo, 2024

Familiares y amigos del Padre Barriga

Un honor muy grande poder expresar unas cuantas palabras como homenaje póstumo al Padre Barriga.

La 13ra promoción del Javier , el año pasado, obtuvo para el P. Barriga, de la Asamblea Nacional, La condecoración Vicente Rocafuerte por sus méritos educativos. En esa ocasión la Asambleísta Cristina Reyes, le impuso tal condecoración.

La Segunda Promoción de Bachilleres del Colegio Javier, a la que me pertenezco, al cumplir 50 años de haber egresado de las aulas del Colegio, hicimos una gran celebración. El P. Barriga oficio la Misa en la mañana, en el Colegio y almorzó con nosotros, en el Club de la Unión de la ciudad de Guayaquil. En el Discurso de Orden, le ofrecimos un homenaje a nombre de todos los compañeros de la promoción.

En alguna oportunidad,, obtuve el Currículum Vitae del Padre Barriga, simplemente excepcional; Maestro de Juventudes, Politólogo, Teólogo y Filósofo. En su paso por el Javier, ocupó los cargos más modestos hasta los más significativos.  Fue profesor de la 2da. Promoción a la que me pertenezco, en Inglés, Religión, Ética y Lógica.

En mi familia, el Padre Barriga significo muchisimo, fue él quien celebró, nuestro matrimonio eclesiástico en la Iglesia del Colegio de La Inmaculada en esta ciudad y volvió a bendecir nuestros anillos a los 25 años de casados (bodas de plata) y aspirábamos con Coca y mis hijos, que el próximo año, los volviera a bendecir para nuestro 50 aniversario de casados.

Ya no será posible, se nos adelantó, acogiendo el llamado del señor y allá en el cielo estará junto al Padre Paquito y juntos, ante la Dolorosa del Colegio, intercediendo por nosotros, por nuestros  hijos, por sus ex alumnos, alumnos, padres de familia, profesores, empleados y amigos de ambos.

Hombre de gran rectitud de pensamiento, crítico de la sociedad actual por la falta de ética, de moral y cristiandad.

De estos temas conversaba conmigo y luego me daba la comunión. En alguna ocasión me mandó de penitencia que rece un Ave María y un Padre Nuestro por cada una   de las espadas que atravesaban el corazón de la Madre Dolorosa. Le pregunté, ¿cuántas son?, me contestó, vaya y cuéntelas y así lo hice. Son 7 las espadas que atraviesan el corazón de la Madre Dolorosa, no representan los 7 pecados capitales, tampoco entre ellos están los dolores de parto, quizás no los tuvo, cuando dio a luz al hijo de Dios, nuestro Salvador Jesucristo.

Fueron dolores muy fuertes que tuvo en vida, desde que el Niño Jesús,  se perdió por 3 días en el Templo, la salida de Egipto, el juzgamiento de Jesús, su Calvario, cargando la Cruz, hasta su crucificción y muerte en la Cruz y otros duros momentos que sufrió en vida, junto a José.

Su Obra Social fue inmensa: Fe y Alegría, La Fundación Madre Dolorosa y La Casa de Retiros San Francisco Javier, en el Km. 19 de la vía a la Costa.

Por ello, los invito a rezar la oración de la Dolorosa del Colegio, que él mismo nos enseñó.

 

ORACIÓN A LA MADRE DOLOROSA

¡Oh Madre Dolorosa! Por tus lágrimas,
Por la corona de espinas.
Por los clavos que llevas en tus manos.

Por las espadas de dolor
con que nuestros pecados
traspasaron tu corazón.

Vuelve a nosotros
esos tus ojos Misericordiosos
Y alcánzanos de tu Hijo Santísimo

Dolor Intenso de nuestras culpas
Y vivos sentimientos de Fé
esperanza y caridad.

¡Oh Madre Dolorosa!
Protege a la Santa Iglesia.
Protege a nuestra Patria.
Ampara a la Juventud.
Ampara a la niñez

Amen.

Recuerdo de las Bodas de Oro Sacerdotales de Rvdo. P. Pedro Barriga, S.J:
Junio, 17/2006

Padre Barriga, descansa en Paz.

Artículos relacionados

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×