22 mayo, 2024

¿Blindajes contra la democracia?

«La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes»

Martín Luther King

¿Por qué protegerse contra la democracia, cuando es en la democracia donde está la clave para el desarrollo de las sociedades abiertas, a favor de la realización humana? En ausencia de  la democracia todo llama a la arbitrariedad  para que asuma el liderazgo político de la actividad social. O sea las libertades, los derechos y las garantías sociales cuando no son marginadas, del día a día, son minimizadas a los niveles más bajos, según las circunstancias. Las movilizaciones, los reclamos, la oposición son criminalizados y sus gestores convertidos, por definición del poder, en anti patria y reos de culpa. Calla la palabra y ensordece  el silencio los espacios humanos…

¿Por que defender, entonces, tal cual sucede en Venezuela, una forma de gobernar con persecuciones, a tiros y mediante asesinatos si es que representa la verdad, la razón y la justicia? Simplemente ya no hay democracia. Hay dictadura. Autoritarismo. Terrorismo de estado. Las armas para defender la soberanía apuntan hoy  contra el pueblo, el verdadero y único soberano. Es la desesperación  por mantenerse en el poder que usa el crimen como justificación. ¿Qué hacer, por eso,  para que en Venezuela  renazca la paz de la solidaridad social?

No se trata de violentar  algo que  hace tiempo ya está violentado. Son 20 años de desmadre político, con olor a farsa circense, ayer con Chávez y ahora con Maduro, que exigen y gritan BASTA! Basta al atraco de las riquezas nacionales!. Basta al atropello de víctimas inocentes!. Basta al narco tráfico a través del gobierno!. Como que las cosas necesitan que cesen las quejas ante los  organismos internacionales,  y que estos, definitivamente actúen. Sí, que intervengan!. Que detengan una guerra civil que está a las puertas, con un resultado incalculable de pérdidas humanas…

¿Es que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas solo sirve para declaraciones rimbombantes? ¿Y por qué no  actúa el Alto Comisionado para los Derechos Humanos con su obligación de promoverlos  y protegerlos en el mundo? ¿Existe aun  la  Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDCH)…, porque, sobre Venezuela, es como que si no existiera?   ¿Y la Corte Internacional de Justicia… esperará, burocráticamente, el mejor momento para actuar? Al parecer la formalidad puede más, mucho más que los asesinatos ordenados por la tiranía de Maduro. ¡Y ya van cerca de 90!. Casi 1 por día de los contados en los 3 meses de  manifestaciones.  

Todo este detente contra Maduro y su narco gabinete como que puede resumirse en dos situaciones: 1. El tráfico de drogas, por coimas y lavado de dólares, instalado por el chavismo a través de los pequeños países del Caribe, desde Venezuela vía México/USA, que insisten en estar a favor de Maduro y defienden, así, sus ingresos extras y 2. La formación  de cualquier tipo de gobierno por derecho propio de soberanía y el cumplimiento del principio internacional de no intervención en su contra. Algo que encubre, en ambas situaciones, fuera de todo razonamiento lógico, el terrorismo de estado tapiñado con la fachada de una democracia falsa.

¿Es que, en verdad, está defendiéndose una democracia, al dejar hacer sabiendo, por demás, que su gobierno es fuente del tráfico de drogas y lavado de dinero, pero también promotor de asesinatos, persecuciones, encarcelamientos y asalto al tesoro público, para mantenerse en el poder? ¿No es que los sucesos en Venezuela, manipulada su administración por delincuentes, atentan y contradicen cualquier tipo de sistema democrático, y pone en grave peligro la salud socio política nacional, a la vez que destruye los valores de libertad y justicia?. ¿Cómo entender, por eso, que el gobierno de Maduro sea intocable, si ha violado todo lo que social y políticamente defiende una democracia? ¿Es que aun no está claro  que estas barbaridades, características de terrorismo de estado  y crímenes de lesa humanidad, deben ser detenidas y castigadas?. «La injusticia en cualquier lugar – insistía Martín Luther King-  es una amenaza para la justicia en todas partes».

Artículos relacionados

Estacionamiento: Otro conflicto citadino

A todos los ciudadanos, usuarios del centro de la Ciudad, los hemos escuchado, frecuentemente, quejarse de la falta de estacionamiento; del tiempo que se pierde dando vueltas y buscando un lugar para parquearse; de los propietarios de negocios que colocan barreras al pie de su entrada para evitar que otros utilicen el espacio; de los que madrugan para ocupar un puesto durante todo el día y ser los más tardíos en retirarse; de los abusivos cuidadores de vehículos que sin autorización alguna se adueñan de las calles y las convierten en su patrimonio; de los que hacen doble fila; de los que parquean en sitios prohibidos; etcétera…

Como consecuencia de esta ausencia de espacios de estacionamiento, y, del uso indebido de las calles, y, del abuso del espacio público tenemos como colofón un tráfico lerdo, complicado y renuente al cambio en donde el tiempo se desperdicia y el estrés invade al conductor; en donde el vehículo recalienta, consume más combustible y poluciona el entorno. Si a esto le agregamos los semáforos descalibrados, los vigilantes haciendo prácticas y los que interrumpen las bocacalles, tenemos todos los ingredientes que fabrican el tan desequilibrante espectáculo del congestionamiento vehicular.

A la presidencia de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas

He tenido el honor de ser dos veces miembro del Directorio de la Casa de la cultura Núcleo del Guayas con-Rafael Díaz Ycaza y Jorge Swett Palomeque como Presidentes-Y sé lo que significa la Institución, la cual necesita ser manejada por buenos timoneles, como fueron ellos, para que no perezca, y tener un gran horizonte cultural para llevarla hacia adelante.

Por ésto me uno a todos los que anhelan llevar a Rosa Amelia Alvarado a la Presidencia de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas para, como miembro darle mi voto, que aspiro sea uno entre los múltiples que se depositarán para su triunfo, junto al grupo de grandes méritos que la acompaña, con Sonia Manzano a la cabeza, otra mujer de lucidez intelectual extraordinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×