22 mayo, 2024

Planteamientos de las universidades de Ecuador

Leí con detenimiento los Planteamientos del Directorio de la ASESEC, a los entonces candidatos a la Presidencia del Ecuador. (“El Universo, pág. 11, al Domingo 26 de marzo del 2017).

Extenso, suscrito por los principales representantes y gremios del sector universitario, que demandaban urgentes políticas educativas superiores, a los organismos del Estados y dirigido a quienes, -uno de los dos- gobernaría el país los próximos 4 años.

Su encabezamiento dice así: ”… Los planteamientos pueden operar en el actual marco constitucional, buscan crear un entorno adecuado que, desde ahora, permita y estimule cambios CLAVES en el sistema de Educación Superior, con horizontes al año 2035”…

Muy interesantes los planteamientos, que hoy debería recogerlos y asumirlos el Presidente electo del Ecuador, el señor Lenin Moreno, que dicen en resumen así:

“1. Continuar con el proceso participativo de preparación de las políticas de educación superior al 2035, y disponer que el plan estratégico de la educación superior 2017 – 2021 se formule con las recomendaciones surgidas del proceso participativo realizado.”

“2. Liderar la conformación de una comisión integrada por el Gobierno Central, Asamblea Nacional, Asamblea de Sistema de Educación Superior (ASESEC), sectores productivos y sociedad civil para reformar la arquitectura legal del sistema de educación superior, hacerlo diversificado, flexible, complementario y equitativo, comprometido con la calidad y la pertinencia.”

“3. Liderar el establecimiento, mediante ley, de una asignación del 1% de los ingresos generados por petróleo, minería, telecomunicaciones, energía, agricultura y acuicultura de exportación para financiar programas y proyectos de investigación, mediante concursos nacionales, dando preferencia a las propuestas formuladas por redes o consorcios de universidades.”

“4. Disponer que la IES públicas puedan adquirir de manera directa los bienes y servicios que requieran. El sistema actual aplicado a las IES públicas afecta a la gestión, desperdicia recursos, obstruye la investigación y produce retrasos en el flujo de procesos, y requiere de un cambio inmediato y radical.”

“5. Liderar el mejoramiento del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA), para ganar en equidad territorial y garantizar la autonomía de las Universidades para establecer los criterios y perfiles de admisión que fortalezcan la calidad de la educación superior.La masificación indiscriminada atentaría contra la calidad de la educación y la equidad social, al tiempo que generaría frustraciones personales y familiares, así como desperdicio de recursos.”

Hay adicionales planteamientos, que sería muy largo referirme a ellos, pero que expresan una seria y alentadora preocupación, de quienes suscriben este comunicado público, que según consta ahi mismo indicado, es un RESUMEN del texto preparado en la sesión del Directorio de la ASESEC del 14 de Enero del 2017.

“La Autonomía Universitaria”; el «establecimiento de “Polos Regionales» de desarrollo académico”; “Acuerdos con la Academia y los sectores productivos”, “fondos para investigación en salud, ambiente, ciencias sociales, arte,” etc; “propagamos de postgrado”; “recursos para financiar Maestrías” y “Programas Universidad – Empresa Privada”; “creación de Tecnológicos”, “Becas universitarias, nacionales y para el exterior, al profesorado»; “Robo” de cerebros, ecuatorianos o extranjeros para que laboren en las universidades del Ecuador,” “becas para Maestrías en el exterior, para investigación de las Universidades del Ecuador»; «reducir la brecha tecnológica entre las Universidades del Ecuador y del mundo».

Son planteamientos justos, posibles y necesarios, que el nuevo gobernante de TODOS los ecuatorianos, deberá abordar con responsabilidad, ya !!!, sin dejarse maniatar a una “ayuda”, que se le ha impuesto, para sus primeros 100 días de gobierno.

Que absurdo, ¿Acaso el pueblo eligió a un “grupo”, para que ejerza la Presidencia de la República?.

No es solo el Estilo el que hay que cambiar, esto es, de las sonrisas y el abrazo, en vez del “ceño fruncido”, «del grito y calificativo grotesco», hay que cambiar la forma y fondo de los planteamientos para asumir el “RETO”, que el país requiere. Un cambio de timón, un cambio de ideas, un cambio hacia el desarrollo sostenido.

Hay que dejar la “retórica” del ofrecimiento por acciones que coadyuven a la generación de empleo, generado por el sector privado; desmontar la imposición tributaria y los excesivos extra gravámenes, -sobretasas y demás- que, den un respiro y un aliciente al empresario, que está demostrando que quiere hacer PATRIA, que requiere de la mano del Estado.

Un Estado generoso y NO roñoso. Un estado flexible y NO inflexible. Un estado “sin papeles” y NO un Estado que todo lo complica, con formularios que caducan a corto plazo y formularios que se archivan y nunca se encuentran. Un estado sencillo y sano y NO un Estado perseguidor, punitivo, intolerante, donde la voluntad de un hombre es el resultado de la acción de todo un gobierno.

Un gobierno de todos y para todos, sin discriminación ideológica y sin favoritismo político, a favor de mayorías institucionales obedientes.

En definitiva un Gobierno democrático.

¿Sera pedirle mucho al nuevo Presidente del Ecuador, para que así proceda.?

Atentamente.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×