25 mayo, 2024

Coima es Coima

Estamos a dos semanas del cambio de mando y como es costumbre, comenzaron a circular rumores de quiénes ocuparán “tal o cual” ministerio o dependencia del Gobierno. Es que escucho los nombres y no puedo creerlo. Son rumores, me digo a mí misma, ¡son rumores! Algunos son personajes reciclados, otros entiendo que están en consideración por algún tipo de afecto, cercanía o compromiso, pero en general no veo estadistas, especialistas, académicos, salvo alguna honrosa excepción. Esperemos que solo sean rumores lo nombres que preliminarmente se han filtrado en esas “listitas de posibles funcionarios del Estado”.

Señor presidente electo, como ya lo he mencionado, usted tiene en sus manos la posibilidad y responsabilidad histórica de cambiar para bien nuestro país. Haga usted esa cirugía profunda a la corrupción que ofreció, con un gobierno conformado por los más capaces: profesionales, académicos, gente de bien; no se llene de amigotes, parientes y compadres sin el conocimiento y la experiencia que demandan las altas responsabilidades en las diversas carteras del Estado.

Le escuché decir que usted respetará la independencia de poderes ¡Bravo señor presidente! Eso es elemental y esencial en una democracia. El problema es que usted se lo decía, con honrosísimas excepciones, a personas que han estado acostumbradas a ser reos de otro tipo de política y manejo, donde lo que se disponía desde el Ejecutivo se hacía; por ello, usted debe pegar un buen golpe de timón, para reprogramar la manera de actuar y pensar que han tenido “ciertos funcionarios”.

Recuerdo sus palabras en campaña, que para mis oídos fueron melodía: “Sanción sí, cárcel sí, a todos los corruptos, a los de ayer y a los de ahora”. Confío en que usted honrará su palabra y que cuando salgan a la luz los nombres de los funcionarios deshonestos delatados por Odebrecht o por cualquier otro caso de corrupción, usted será el primero en pedir prisión para los responsables, sea quien sea, pues la coima es coima y jamás podrá ser dorada, apanada y camuflada con cualquier remoquete o explicación de medio pelo.

Artículos relacionados

Nimiedades

Preocupa ver la forma como se quiere ejercer la autoridad en cada sector. Poco falta para que cada parroquia o calle, quiera tener la autonomía de decidir las medidas cautelares del COE […]

Moral política

Citamos del periódico “El Seis de Marzo”, en un apéndice al número 53, del 14 de septiembre de 1845: “En el documento que publicamos, nada vemos que no sea muy conforme con la moral política, que no es la buena moral por cierto, pero que no por esto deja de rejir el mundo, como si fuera la mejor de las morales”.

Y de qué documento se trataba: Pues nada menos que una justificación cívica manifestada por aquellos que hasta hacía poco habían luchado por mantener en el poder político al general Juan José Flores y que por años habían lucrado de los beneficios de ese poder, pero que en ese mes se encontraban derrotados y buscando como acomodarse dentro de la nueva administración del país.

3 comentarios

  1. Estimada Diana, lo que usted dice es como pedir peras al olmo. Soy muy escéptico pues de lo que se ve y oye como dice el Ec.Herrera en El Comerc
    io, la partitura ya está escrita lo único que cambia es el director

  2. Ni peras ni olmos, más encaja: «La misma mierda y las mismas moscas»,. La prioridad de Moreno será cuidarse de que Jorge Glas (hijo), no lo tumbe…

  3. Dr. Gómez:

    Mire usted como aquí se comenta, el lenguaje florido que se utiliza, acaso esto es moderación?

    Libertad de opinión es una cosa, libertinaje y pobreza de espíritu es otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×