25 mayo, 2024

El estado de derecho

La legitimidad de un Gobierno está dada por el acto democrático de la elección de sus dignatarios. Si estos resultan electos en forma democrática y justa, ese es un Gobierno legítimo. Si no lo es, es un Gobierno ilegítimo.

Produce indignación lo que ha sucedido en Venezuela. Ahora salen los resultados de los que ya se hablaba desde hace tiempo, las elecciones, cuando salió electo Maduro, resultaron ser un fraude. Eso se comprobó en las elecciones de Asambleístas, cuando la oposición barrió, y tuvieron que usar diversas estrategias para evitar que se logre la mayoría absoluta, que hubiera permitido retirar a Maduro del poder.

La insatisfacción popular, la carencia de medicinas básicas, la dificultad para conseguir alimentos, las largas colas para abastecerse de productos básicos, el quemeimportismo de las autoridades ante las necesidades, la forma impositiva de gobernar, llevó al pueblo venezolano a reunirse para reclamar y exigir un alto al abuso del Gobierno. Se comenzó a protestar con gente en las calles. Más de 3 millones de venezolanos salieron en marchas pacíficas, no sólo en Caracas, también en varias otras ciudades, y esto se ha repetido día tras día. El Gobierno venezolano comenzó, a partir del segundo día de marchas, a sacar al ejército, a los colectivos, (gente armada, no militares), y a sus seguidores del pueblo a hacer contramarchas, inundó las marchas pacíficas con bombas lacrimógenas (sólo contra las de la oposición) tanquetas, agua a presión, represión e incluso balas. Se pasó en las redes la actitud de una señora mayor que se envalentonó contra una de las tanquetas del ejército y la hizo retroceder, pese a que le tiraban inmisericordemente varias bombas lacrimógenas desde arriba de la tanqueta. Al final, ella logró que se retire la tanqueta, pero vinieron enseguida 10 militares en motocicleta y la retiraron a ella. No sé si fue arrestada o no y bajo que cargos, pues hasta donde se pudo ver la señora se plantó firme, pero no cometió ninguna incorrección o falta, inclusive no puso oposición al ser retirada por los militares. Ojalá no le haya pasado nada..

Asusta ver como el Gobierno venezolano actúa en contra de una población pacífica que marcha por reclamar sus derechos a una vida digna, en un país, en el que no se puede conseguir ni siquiera lo indispensable para vivir, ni alimentos, ni medicinas. No me explico como el ejército puede atacar en vez de defender al pueblo. Preocupa mucho que el Gobierno arme a estos paramilitares de los Colectivos, aparentemente fuerzas similares a los guerrilleros terroristas, delincuentes vulgares, que aparte han empezado a asaltar y robar. No dejan ver a los presos, a los que posiblemente golpean y maltratan. A Lòpez, preso desde hace 3 años, no dejan que lo visiten ni su familia. Nadie ha podido verlo desde hace más de un mes.

¿Un pueblo debe tolerar este tipo de Gobierno? ¿No existe algún mecanismo capaz de defender a una población que sufre lo que está sufriendo Venezuela? La OEA se ha manifestado, pero no tiene poder, porque se habla de la autodeterminación de los pueblos. ¿Si en un país el 50% de la población acepta la forma de gobernar, debe el otro 50% tolerar ser vejado y maltratado? Creo que cuando se elige Presidente, no se elije un padrinazgo. El Presidente es Presidente de todos los ciudadanos y debe tratar a todos por igual. ¡Dividir un país es debilitarlo y destruirlo!

Las autoridades venezolanas deben reflexionar. Desgraciadamente, también creo que el pueblo venezolano ya aguantó demasiado y que ahora ya es tarde para cualquier cambio de estrategia. Creo que la única salida digna que tiene el Gobierno, es dejar el poder.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×