25 mayo, 2024

Semana Mayor

Con el domingo de gloria concluye la Semana Mayor en la que los cristianos recordaron el calvario, la muerte y resurrección de Jesucristo.

El domingo pasado se conmemoró la entrada victoriosa de Jesús a Jerusalén; posteriormente vendría su juzgamiento que culminaría en la Crucifixión.

Los ecuatorianos un pueblo de profundas raíces religiosas ha visto como un proceso electoral donde el suspenso por reclamos de fraude lo convirtió en un auténtico viacrucis y muerte de un sistema democrático que ya tenía mucho que desear.

El 2 de abril a las 17h00 se desató un júbilo momentáneo entre los partidarios de Lasso, era ganador de acuerdo al exit-poll. A los pocos minutos y luego de un sorpresivo apagón del sistema informático, el festejo dio paso a la frustración cuando el CNE pregonaba datos totalmente invertidos. Un candidato oficialista era declarado ilegalmente ganador.

Más del 50% de los ecuatorianos verán cómo se burla su voluntad. Un CNE que considera irreversibles las cifras anticipándose a cualquier impugnación. Se inició la muerte de la democracia sin resurrección, vendrá la putrefacción de la corrupción que con seguridad durará 4 años más.

Con el fin del feriado luego de la Pascua culmina la Semana Santa.  En lo político el suspenso se mantendrá, aunque para muchos la suerte está echada.  El CNE busca lavarse las manos cual Pilatos aparentando fingir que el pueblo grita Lenín, Lenín.

Que el sufrimiento de un pueblo como el venezolano no se replique.  Y que las oraciones den los frutos de la paz deseada.   

Las promesas y propuestas del candidato oficialista deben ser cumplidas al pie de la letra. El pueblo no aceptara más engaño e incumplimiento. Las manos extendidas debieron estar siempre y no fomentando una división que parece irreversible.

Artículos relacionados

Las embarazadas

Pregnancy is Beautiful

La Constitución de la República determina que las mujeres embarazadas
recibirán atención especializada en los ámbitos público y privado,
garantizándoles la gratuidad de los servicios de salud materna, y “la protección
prioritaria y cuidado de su salud integral y de su vida durante el embarazo,
parto y posparto”.

En concordancia con lo citado, el Código Penal por su
condición de vulnerables, dispone que “Ninguna mujer embarazada podrá
ser privada de su libertad, ni será notificada con sentencia que le imponga
penas de prisión o de reclusión, sino 90 días después del parto”, y el Código
de la Niñez y Adolescencia, dice que “se sustituirá la aplicación de penas y
medidas privativas de libertad a la mujer embarazada, hasta noventa días
después del parto, debiendo el Juez disponer las medidas cautelares que sean
del caso. El Juez podrá ampliar este plazo en el caso de madres de hijos con
discapacidad grave y calificada por el organismo pertinente, por todo el tiempo
que sea menester, según las necesidades del niño o niña. El responsable de
la aplicación de esta norma que viole esta prohibición o permita que otro la
contravenga, será sancionado …”

Un ensayo sobre la no-realidad

Asumiendo una hipotética noción, aceptando que vivimos en un mundo paralelo he tomado la decisión de enviar mensajes a mis iguales atrás del espejo. La única forma de comunicarnos entre estos dos mundos, que incluyen la conciencia de la no-conciencia, es con signos y señas dejadas a través de los espejos, te dejo el mensaje sujeto a interpretación en la que los positivos son negativos y los encuentros son desencuentros, dejar un informe de conciencia es un desinforme de inconsciencia.

La paridad de la disparidad y la desaparición del mundo real en el inverso, nos involucra en la esperanza de que la desesperanza sea la positiva afirmación de una negación afirmante de la realidad despejada desde una realidad de no conciencia. Esa igualdad desigual, es la que determinara a futuro el nexo sin mensaje del encuentro casual premeditado, buscado desde la arista del no querer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×