17 mayo, 2024

La historia de la guerra

Las estrellas se mueven, la lluvia cae y cae, el tiempo corre entre la tempestad y el sol, cantará el reloj de la verdad que ha llegado; Llegaron las tres parcas, Cloto, Láquesis y Átropos y han traído lana negra, para hilar, tejer y cortar el destino y hacer su trabajo en los caminos que suben y que bajan. Ha llegado la guerra…y nos ha elegido a todos. El diablo nos toca la puerta. Sigue tocando y tocando…es la guerra, ha llegado.

¿Qué es la guerra? ¿Es la guerra  aprendida o es una manifestación de nuestros genes? ¿Tenemos en nuestros genes la agresión masiva organizada a igual que hormigas o ratones? La guerra es el asesinato masivo organizado, tolerado, aceptado y totalmente legal.  Matas a un humano en la calle por venganza o robo o por un accidente, te cae el todo el peso de la ley pero en la guerra es lo que se espera de ti; matar en la guerra te convierte en héroe, en la calle en un asesino. ¿Es inevitable la guerra? Acaso la guerra también es de Dios?

La guerra es lo que ha ocurrido, lo que ocurre ahora, lo que ocurrirá después. Guerra y paz: juntas, dualidad inseparable. Después de la guerra la paz, antes de la guerra la paz. ¿Acaso son lo mismo? Guerra y paz, la misma cuchara, en la profundidad y en la superficie. Las guerras vienen de las estrellas. La matanza viene con el tiempo. La tempestad trae la muerte de miles. El reloj marca la hora de la guerra y marcará el momento de la paz. Las guerras son  los hijos de las parcas. La guerra es el bien, la guerra es el mal.

Ruanda: la guerra olvidada. Como cruel ironía el mismo día que Trump ordenaba el ataque de cohetes contra Siria, el mismo día se recordaba el inicio de la masacre de Ruanda. Ocurrió el 7 de Abril de 1996. Antes del ataque del Presidente Norteamericano el dictador sirio había ordenado lanzar bombas químicas contra población civil desarmada y aterrada. En Ruanda la mayoría Hutu asesinó un promedio de diez mil tutsis por día en un lapso de tres meses, con la frialdad de la comunidad internacional. Como no se usaron armas químicas en los masivos crímenes contra población indefensa y como era un problema entre negros: entonces nadie intervino.

He aceptado que la verdad de cada quien es LA VERDAD. Guerra en Venezuela, de unos que tienen la razón contra otros que ya no aceptan la razón del poderoso, impopular e inmaduro. ISIS en guerra por la fe, la santidad y el fanatismo. Trump dice:” es hora que EE.UU. gane las guerras”! China y Rusia esperando la guerra, con hambre de guerra. La guerra refleja nuestra miserable condición humana: LA DEBILIDAD. Somos seres débiles, llenos de odio, seres que queremos imponer la verdad de nuestras ideas y sugestiones.

Las estrellas se mueven…

Artículos relacionados

Hitler y nuestro dictador criollo…

Hacer un parangón entre Hitler y el excelentísimo, no es descabellado.Son vanidosos que se creyeron predestinados para cambiar la historia de sus pueblos.

La desquiciada aventura de Hitler conmocionó al mundo y la descocada revolución del sobrevalorado ha dividido a nuestra sociedad.

De una forma perversa, Hitler le dio a su gente una nueva concepción para vivir. Aunque parezca irónico, también le dio una nueva forma de vivir al resto de la humanidad.

A causa de su locura, el mundo tuvo que unirse en la cordura para luchar en su contra. Por ello, la segunda guerra mundial tuvo algo de sensata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×