22 mayo, 2024

Joven: ¡Crea tus espacios!

Dicen que dijo Mafalda, de lo cual no tengo más fuente que internet, por lo tanto debe ser verdad, según la generación digital que hoy vivimos, en especial, los jóvenes que acuden para todo, y eso es bueno si saben aplicarlo a la vida, por lo tanto la verdad será la coherencia con la vida cotidiana. Bueno, vamos, pero ¿qué dijo Mafalda?: Si quieres ser feliz. No digas todo lo que sabes. No escuches todo lo que dicen. No creas todo lo que ves.

Parece interesante el dicho de Mafalda, pero parece que no le paran bola ni los jóvenes ni los adultos de nuestra sociedad, ya que hoy en día mucha gente cree cualquier vaina, desde que se le apareció el cuco, hasta que los políticos pueden ser santos y honrados. Creo que a Mafalda, le faltó un poquito de estudios neurolinguísticos. ¿Neuro qué? Neurolinguístico. Lo mismo le pasó a un gran Profeta como Moisés, hombre de Dios que nos transmitió los mandamientos de la ley de Dios: No robarás, No mentirás, No fornicarás, etc, etc. Muy pocos le dan bola. Y ¿qué aporta la Neuro ciencia? Que nuestro cerebro no está programado para entender las frases en Negativo y por lo tanto hay que ser más creativo si queremos actuar positiva y coherentemente en la vida diaria.

Por eso, propongo continuar dos frases más a las estrategias que nos propone Mafalda para ser felices: Crea tus propios espacios y elige inteligentemente aquello que te ayuda a desarrollarte en donde vives. En otras palabras y para ser concreto desde la realidad de nuestro pequeño, complejo y maravilloso país, Ecuador, que el próximo 19 de febrero estamos en elecciones de presidentes, asambleístas, nos prometen en sus ofertas de campaña la felicidad anhelada que nadie ha hecho realidad, ni los curas, ni las monjas, ni Jesús, ni los empresarios, vendrá de la elección de mi candidato. Por ello, para ser feliz en lenguaje sencillo es DECIDAMOS POR QUIENES NOS AYUDARAN A CONSTRUIR LA CIUDAD Y LA SOCIEDAD QUE NOS HACE SER Y SER LIBRES DE VERDAD. Eso es crear espacios de construcción de un sueño que se hará realidad si yo aprendo a tomar decisiones inteligentes.

No le echemos la culpa a nadie de nuestra infelicidad. Por no hacer caso a Mafalda, en no escuchar lo que dicen ni creer en todo lo que se ve, en EEUU han elegido a un señor como Trump, que su solo apellido retumba en sí mismo, pues lo que hoy hace o puede hacer es producto de lo que ya ha hecho, aumentar su capital sin importar cómo, hoy promete lo mismo, pero para su raza, pueblo o país con desmedro de los demás. No hablemos de nuestro país y sociedades latinoamericanas que cansados de tanta corrupción, mediocridad y desigualdad se eligió otra alternativa que giró al otro lado ideológico para llegar al mismo puerto y con los mismos problemas.

Ser feliz es aprender a construir nuestro país, el espacio que me hace ser hombre y mujer libre, capaz de convivir con otro, de respetar sus diferencias y enriquecerme con su presencia y valores. Sin ÉTICA NO HAY POLÍTICA. La Ética mira la coherencia de mis decisiones y el tener el inteligente coraje de actuar en consecuencia, mira mis acciones. La Política busca la coordinación, la organización, entre muchos de lo que afecta a muchos. Crea instituciones que deben salvaguardar la libertad social y común.

No le echemos la culpa de nuestra desgracia social y política ni a los dioses, que fallan, ni al Dios Vivo y Verdadero, que no lo he encontrado, ni a los otros que tienen bastante con ser ellos mismo sino a mi capacidad de tomar decisiones. El problema está en el modelo que rige nuestra sociedad, cada vez nos fascina más lo nano, la nanotecnología, los pequeños bonsáis, los perfumes en pequeñísimos frascos. Olvidamos que los seres humanos no somos miniaturas. Podemos volar si sabemos crear espacios de humanidad, donde todos quepan y no excluyamos a nadie, donde el idiota, el que se corta solo etimológicamente hablando, entienda que solo se puede vivir en comunidad para ser feliz y no cause pobreza ni corrupción, eso es lo que esté en juego en estas elecciones. ¿Entiendes ahora que podemos mejorar las estrategias de Mafalda, aunque tenga razón en parte, podemos buscar el todo? Esperamos muchos de los jóvenes, sobre todo que sean mejores que nosotros los adultos, ojalá voten por un nuevo modelo de país, para ello deben crear sus propios espacios.

Por

Fabricio Alaña E. Sj

PARA PENSAR

¿CUÁLES SON LAS CLAVES DE FELICIDAD SEGÚN MAFALDAD?
No creer todo lo que se ve. No escuchar todo lo que dicen. No decir todo lo que sabes.

¿QUÉ MAS FALTARÍA PARA SER FELICES?
Crear tus propios espacios. Elegir inteligentemente.

¿QUÉ TIENEN QUE VER LA ETICA Y LO POLITICA EN LA FELICIDAD?
Tener en cuenta las acciones que me llevan a la Felicidad (Etica), Creando las Instituciones que nos garantizan a todos esa felicidad (Política).

Artículos relacionados

El Kirtan en la India

“Soñé una vez con varias puertas que se abrían una a una, y al abrirse, me iban mostrando distintas historias, las cuales no recuerdo con exactitud. Intento que mi memoria recupere esa especie de visión de hechos y personajes, pero no lo logro. Parece ser que las historias ya no existen, aunque las puertas siguen ahí… Sé, que solo una es la verdadera.

Intento recuperar lo observado y sentido en esas puertas pero es en vano. Recurro a mis recuerdos. Tanto vivido… tanto por vivir. Cuando era muy joven quería ir a la India. Para qué, no lo sé. Sólo era un deseo.

Pero los deseos, se cumplen.

Un justo homenaje a mi querido Padre

Con sumo agrado fui partícipe de un pequeño, pero emotivo acto, en el cual a más de entregarle un acuerdo de reconocimiento de parte del señor Alcalde, a mi padre el doctor Piero Aycart V., se develizó en el Museo Julio Jaramillo, fotos del Conjunto “Los Bambinos”, quienes fueran durante las décadas del 50 y 60 del pasado siglo, íconos de cultura juvenil, en lo que a música se refiere.

Me contaban algunos historiadores del arte, que fueron “los Bambinos” quienes iniciaron la cultura de las agrupaciones juveniles musicales del Guayaquil de mediados del siglo XX, y también, quienes tuvieron la oportunidad de bailar con ellos, que el desarrollo de sus repertorios, fueron una exquisitez para sus oídos y que eran una incitación e invitación para un buen baile con la pareja que se quería conquistar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×