28 mayo, 2024

Medidas de Protección

En Ecuador muchas mujeres están disgustadas. Unas marchan, otras presentan demandas de inconstitucionalidad, otros colectivos hacen plantones en los exteriores de la Corte Constitucional, otras se quejan y otras nos lamentamos amargamente. La razón, la violencia contra la mujer en todas sus formas crece y la respuesta de las autoridades parece no ser asertiva.

Parte del malestar surge por los inconvenientes que se presentaron para obtener las medidas de protección cuando se acercaban las víctimas de violencia intrafamiliar directamente a presentar la denuncia en la Fiscalía, tal como lo dispone el novel Código Integral Penal. La insostenible situación llevó al Consejo de la Judicatura a expedir el Reglamento de actuaciones judiciales para hechos y actos de violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar, cuyo único fin es poder expedir medidas inmediatas de protección a las víctimas de violencia.

El referido Reglamento dispuso que cuando de cualquier forma un hecho o acto de presunta violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar llegue a conocimiento de la Fiscalía General del Estado, se asignará de forma inmediata un agente fiscal, quien solicitará “fundamentadamente por cualquier medio idóneo como fax, correo electrónico, llamada telefónica”, entre otros, al juzgador de Garantías Penales de turno, la adopción de una o varias medidas de protección y su correspondiente notificación, sin necesidad de convocar a una audiencia. Estas importantísimas medidas de amparo que operan de inmediato en favor de la persona agredida, ya constaban hace un montón de años en la Ley contra la Violencia a la Mujer y la Familia; y funcionaban.

Luego del episodio poco feliz de las medidas de amparo a favor de las mujeres agredidas contenidas en el Código Integral Penal, quizás resulte interesante para las autoridades empezar una aguda y radical campaña en medios de comunicación masivos para informar a las mujeres que, el lugar donde deben denunciar este tipo de actos son las unidades de violencia contra la mujer y la familia, y no en la Fiscalía, para que así el juez le emita de manera inmediata la boleta de auxilio y demás medidas para proteger su integridad física, psicológica o sexual, para que de esa manera las víctimas no esten supeditadas a un fax, una llamada o un correo, como su única medida de protección.

Artículos relacionados

Sostenible

No hay sistema sostenible que sobreviva o se mantenga si sus recursos no son renovados en mayor proporción de los que se consume. O económicamente, si la generación de ingresos no es mayor a sus costos. La sostenibilidad está en la autosuficiencia al largo plazo.

La Provincia de Galapagos, solo puede mantenerse de manera subsidiada. Sin subsidios: colapsa.

Pero esta perversa situación no es fruto de un plan, simplemente es una sistemática suma de errores, intereses, equivocaciones de aplicación de modelos, separando la conservación de los recursos naturales con las condiciones socio económicas de una población, irreversible, indisociable de la región, así como por la corrupción y la ineficiencia.

Dama de Hierro

2

Dijo el poeta Chileno Pablo Neruda: “Podrán cortar todas las flores, pero no
podrán detener la primavera”.

En días pasados una rosa fue cortada, quizás no la más dulce ni delicada, pero
si una de las más grandes de la historia contemporánea, por ello el mundo
se acongojó ante el sensible fallecimiento de la ex primera ministra británica
Margaret Thatcher, llamada la “dama de hierro”; quien fue la única mujer que
llegó al puesto de primera ministra en el Reino Unido, y desde su gestión, logró
recuperar su lugar como una de las mayores naciones industriales del mundo.

Por su mano dura durante su período, la describían como una mujer de temple,
agresiva, incansable, firme, valiente, inquebrantable y “siempre al mando”; que,
en una época de “hombres”, fue la primera mujer en llegar al cargo más alto del
poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×