20 abril, 2024

¿Qué estaremos escogiendo en la elección presidencial?

Fundamentalmente votaremos por el estilo de vida que preferimos para existir.

Se plantearán algunas alternativas, cuya sinopsis estará comprendida en: -Volver a la época del trueque y oscurantismo; -Un sistema teócrata; o, -Un capitalismo de beneficio y espíritu de preocupación social.

En general, la comida es una gran parte de la cultura de los países. Las comidas son un modo de simbolizar los lazos familiares, por eso la usaremos para una visualización de la idea.
Hay en el mundo, incluso entre nosotros, comidas raras, consideradas delicias, que quizás muchos de nosotros no nos atreveríamos a comer: ¡Ratas a la parrilla, incluso en España! Chinches acuáticas gigantes como se comen en Tailandia.

Escorpiones, gatos, perros y ratas. Los comen en China y en los mercados se puede encontrar a estos animales y acompañarlos con vino de ratones recién nacidos.

Queso Casu Marzu: ¡Mamma mía! Típico de la isla italiana de Cerdeña, conocido por estar infestado de larvas vivas de moscas. Significa “queso podrido” en un dialecto del sardo. Las larvas son colocadas en el queso para que causen un nivel especial de fermentación y, por consiguiente, un sabor mucho más especial.

Luego de esta analogía, pasemos a analizar las propuestas políticas: -Volver a la época del trueque y oscurantismo, el ya fracasado modelo, que hoy llaman “Socialismo del Siglo XXI”, es retroceder a que cada cual coma lo que produce o mediante cambalache; Formar tribus enemigas entre si que se maten entre ellas; Eliminar los medios de comunicación – al fin ¿quién en Quito necesita saber que pasa en Latacunga? – serán cosas que contará, según su conveniencia, el jefe tribal. El robo, asesinato y demás fechorías, no serán trascendentes porque es una habilidad de cada uno ganar en el juego de la vida.

Otros son fanáticos de: -Un sistema teócrata. Funciona en Irán, Afganistán y otros países circundantes, en Irán, una niña con retraso mental está en línea para ser ejecutada por romper el sagrado Corán. Una mujer es enterrada y matada a pedradas o desfigurada por su esposo por su afirmación de que es adúltera. Tiene que pedir permiso a un hombre de la familia aun cuando sea un hijo menor de edad e ir acompañada de él para comprar aunque sea los víveres.

Por el lado cristiano: El Tribunal de la Santa Inquisición y del Santo Oficio, se constituyó en 1231, con los Estatutos Excommunicamus del papa Gregorio IX.

En España lo fundan por los Reyes Católicos – Isabel y Fernando, en 1478, con la autorización del papa Sixto IV, integrado por varios expertos conocedores del dogma y moral católicos, que se ocupaba de juzgar los delitos relacionados con la fe y las buenas costumbres. El primer inquisidor general fue el célebre infame fray Tomás de Torquemada.

En 1610 se estableció el tercer y último tribunal en Cartagena de Indias. Hubo algunos casos de tortura al comienzo, como el cacique Don Carlos de Texcoco o los tres indios de Tlaxcala, pero fueron tan polémicos que dos años después los indígenas fueron excluidos de la acción de dicho Tribunal al considerarlos neófitos en la fe. Incluso así el número de reos fue elevado, como ejemplo, el inquisidor Pedro Ordóñez Flórez, quien dejó 184.225 presos en 17 años.

-Un capitalismo de beneficio y espíritu de preocupación social. Para referencia, es el que funciona en Brasil; Italia; Francia; Suecia; Canadá; Estados Unidos de Norte América, Alemania…

Bajo este último esquema, los Derechos Humanos se mantienen y se respetan; se estimula el trabajo y su desarrollo dentro de él, la cultura en todas sus fases; la recuperación de las fuerzas por medio de vacaciones; la igualdad y el respeto es total. Igual, si delinque un pordiosero o el más poderoso del país ¡El Presidente! Es tratado en similar condición.

Libertad y Justicia es lo que yo quiero, ojalá compartamos los criterios hermanos ecuatorianos centro o sud americanos.

Artículos relacionados

La alegría capital 1

El Decreto Presidencial del 28 de abril de 2011 dispuso que todos “los órganos, organismos y entidades de la Función Ejecutiva”, pongan en práctica “todas las medidas legalmente necesarias” para que “se viabilice y facilite la ejecución” del proyecto: “Metro de Quito”.

La peculiar redacción del Decreto le da un giro especial a toda la administración pública: No es que la capital sirve para administrar el Estado sino que todo el Estado debe servir para atender a un proyecto de la capital. Parecería una exageración, pero es exactamente lo que dispone el Decreto.

Como parte de la promulgada alineación del Estado Central a los intereses de la Capital, se ordenó en el mismo Decreto que el Ministerio de Finanzas utilice los impuestos de todos los ecuatorianos para concretar el financiamiento “en al menos el 50% de su costo, de conformidad con el presupuesto y la programación del proyecto que se derive de los estudios en ejecución”. Dicho en dólares: al menos 50% “de lo que cueste”, siendo que apenas el primer ramal ya ha sido estimado en 1.386 USD Millones. Dicho en tiempo: en el plazo que sea; y ya han anunciado que el proyecto sólo podría ser autosustentable a partir del año 2030.

El Centro de Seguridad Ciudadana

El Centro de Seguridad Ciudadana es la nueva cárcel construida por Guayaquileños, con el dinero de las de las empresas privadas Guayaquileñas aproximadamente en un 80% y de la M. I. Municipalidad de Guayaquil, por el saldo.

El proyecto se inicio por iniciativa de la M. I. Municipalidad, cuyo ante-proyecto original fue realizado por el Departamento de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de Guayaquil, en esa oportunidad dirigido por el Arq. Luis Pérez Merino(+), para su revisión y ejecución se encargó a la Cámara de Comercio de Guayaquil, presidida en su momento por la Sra. María Gloria Alarcón, quien integró una comisión, de la cual tuve el placer de ser parte, con el propósito de realizar y evaluar el proyecto definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×