29 mayo, 2024

Rafael barre a Willie en la segunda vuelta con 987 votos

Rafael, había permanecido tranquilo durante la lid electoral, ya había estado en otras y era cuestión de saber mover las fichas.

La necesaria corrupción en los sistemas informáticos que cuentan los votos, ya estaban bien diseñados; el fraude mediático: no en las urnas, sino durante la campaña había pasado hábilmente por los amigos.

La campaña de los candidatos en los medios se había desequilibrado. Por clausura, temor o favor, todos tenían que auspiciar al candidato del grupúsculo gobernante y desacreditar al candidato de la oposición.

Fraude en las urnas: ¡Operando! ¡El más común en el mundo! Se da cuando de alguna manera un candidato se hace de votos falsos, pero avalados por una papeleta nacida del tejemaneje.

Las famosas casillas zapatos, el carrusel loco, “embarazar una urna” al hacer que ésta ya tenga gran cantidad de votos indebidos antes de comenzarse a depositar los votos.

En ésta aplicaron más el voto en “una casilla zapato” que en realidad no ocurrió. Todos no habían votado por un mismo candidato, sino que fue amañada para que así lo pareciera y no era legítima ni democrática.

La voluntaria elección y el respeto de la decisión es lo que legitiman el voto, y el carácter de democrático se da cuando son REALIDAD y EXISTEN los votantes de un padrón honesto.

Empero, en la lista de acreditados aparecían seudónimos raros, y en un caso le extrañó al Jefe de Mesa ver el nombre de un compadre muerto en un accidente por la zona de Calicalí; pero, bueno, pueden existir homónimos.

La “democracia” estilo: Castro, Chávez, Ahmadinejad… es el instrumento político más adecuado con que cuentan los avivados para sostener el sistema de explotación. Porque mediante el derecho de voto, aun siendo fraudulento, aparenta la disolución de las clases sociales al “igualar jurídicamente” a mantenidos, comprados, trabajadores y burgueses; haciéndoles creer que el acto del voto le da total poder al gobierno.

Con el voto, los sapos del círculo validan el sistema de explotación e imponen lo que el ungido decide, invocando “¡mandatos democráticos!”.

Con la alineación de los dictados de la clase dominante les hacen creer que son copartícipes de las decisiones; usando elecciones que son una mascarada hipócrita pero vital para el sostenimiento de la autocracia.

Cada día aparecían más detalles de varios escándalos, tales como las llamadas automatizadas que habrían confundido a los electores sobre donde votar.

Un celular ligado a llamadas fraudulentas era un “desechable” que estaba inscrito bajo un tal “Juán Coca”, residente en el 35 de Mentira y Échales la Culpa, en Ponoma, habría sido uno utilizado para realizar llamadas con informaciones falsas sobre las elecciones, en las circunscripciones que estaban más flojos.

El nombre y dirección de mentira estaba ligado al número 555 7746 inexistente y había sido activado dos días antes de las elecciones.

Los electores del sector denunciaron que recibieron llamadas antes de las elecciones en las que los enviaban a centros de votación falsos. Esto habría jugado a favor, según los reportes.

En la “caravana del triunfo” iba sonriente Rafael, rodeado de misóginos y su guardia pretoriana, atrás venía una columna pequeña de autos amarillos y nadie en la calle, nadie se asomaba a las ventanas.

Al otro extremo de la urbe estaba Willie Moneta, sintiéndose estafado, dado que todas las encuestas, incluyendo las de boca de urna, habían pronosticado su amplio triunfo y él había visitado todos los rincones donde había partícipes. El jamás supo que su teléfono y oficina estaban intervenidos… y mil cosas más. Además, ¿qué podía hacer? Si todas las instancias eran de propiedad del ganador.

Así fueron las elecciones de la “ANDCDCS21DE-TPM” (Asociación Nacional de Conductores de la Cooperativa Siglo 21 del Ecuador-Todo Para Mi).

Artículos relacionados

Orlando Pérez y sus desvaríos andinos

Orlando Pérez Sánchez, ex jefe de prensa de la Asamblea Nacional (reciclaron a Julia Ortega Almeida en ese puesto), en un artículo publicado en diario El Telégrafo el pasado 14 de octubre de 2009 se dispara unos comentarios propios de ese regionalismo que cuando nace de las élites pensantes de Quito, ahí es puro y auténtico sabor nacional. Cuando ese deseo autonomista y libre cambista se manifiesta en Guayaquil, ahí es separatismo perverso.

Con ese estilo de expresarse propio de los izquierdistas niños bien educados por familias capitalistas y liberales, rechifla que el “… modelo de vida (ese de lujo y ostentación insultante creado en Guayaquil) también convoca a la violencia, migración y subempleo.” Ahora resulta, en opinión de Pérez, que Guayaquil y su entramado social y relación diádica como comunidad de profundos contrastes es la culpable de la evidente escalada de inseguridad que la aqueja.

No hay comentarios

  1. Excelente como siempre. Todo ha sido una trampa desde el principio y así lo vi y lo denuncié desde que se postuló ese hombre insignificante a la presidencia del Ecuador, en el nombre de Chávez.
    Recordemos que R. Correa perdió contra Alvarito durante la 1ra Vuelta, porque aun mo disponia del aparayo de Estado.
    Jamás olvidaré su cara de iras, decepción, revanchismo y de idiota que puso; tenia todo a la vez.
    Ya la 2da vuelta la ganaron ( digo bien la ganaron, ya que R. Correa es solo un títere) en la 2da Vuelta hicieron votar a las FARC, a los muertos, a los cubanos, y a las computadoras; desde entonces solo ha sido una gran farsa en la que han ido puliendo el fraude y la patraña.
    Hay gente ingenua que escribe artículos tontos creyendo que muy pronto al dictador podrá ganarsele, pero pecan de ilusos y de mal informados, pues en una dictadura son el déspota y sus compinches quienes cuentan los votos. Saddam se las ganaba todas con 99,9 %. Así quien no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×