19 abril, 2024

La bolita

El Gobierno nos tiene acostumbrados al juego de “la bolita”, aquel común ejercicio de adivinanza y distracción muy frecuente en parques y plazas, mediante el cual tienen a todos atontados queriendo descubrir dónde se encuentra la ficha, y nadie acierta, mientras, en hábil juegos de manos, el conductor nos cambia la bolita de un lado a otro.

Así, nos tienen cuatro años de tema en tema siguiendo la bolita, cambiando a voluntad el tema en cuestión, haciéndonos creer en los casos, que cada uno es vital para la vida nacional cuando, en realidad, no lo es. Este año es el de la consulta popular.

Así, hemos asistido a diferentes procesos electorales y consultas ciudadanas creyendo que, en cada uno, se jugaba el futuro del país. En la práctica, es tenernos distraídos mientras el Gobierno consolida su poder o retoma fuerzas para prolongar su permanencia en él.

La Asamblea Constituyente fue un largo vía crucis, desde el referéndum para validar su convocatoria, luego la elección de la misma, el largo proceso de redacción de la nueva Constitución y su posterior aprobación. En menos de dos años, volvemos a lo mismo.

Ahora, nos quieren convencer de que, con la consulta actual, estamos discutiendo o proponiendo cambios fundamentales cuando, en realidad, no lo son. Las reformas que se proponen, el problema de la delincuencia o la justicia, todo ello importa poco; el verdadero objetivo es el ejercicio y el control del poder, lo demás es solo un pretexto que sirve para su objetivo principal.

Lo que diga la Constitución no tiene real importancia, tampoco lo que consigan con la consulta, si no les acomoda después, la volverán a cambiar o se inventarán cualquier nueva necesidad, inclusive la misma jugada de preguntar otra vez al pueblo, sin importar que se usen preguntas inducidas o que su procedimiento sea completa y totalmente ilegal.

Así, llevamos cuatro años de permanente distracción; los verdaderos problemas, sus posibles soluciones, no son prioridad, no se discuten, no se plantean, tampoco nadie exige o presenta alternativas de solución. El país está dormido, aletargado, no hay liderazgos ni oposición. La democracia no existe, no se practica, tampoco importa mucho; todos simplemente siguen el juego, sin poder acertar dónde está realmente “la bolita”.

Mientras, el desempleo es cada vez mayor y más profundo, los grandes objetivos nacionales; el modelo de desarrollo, no cuentan; las cifras macroeconómicas, el déficit fiscal, la falta de acuerdos comerciales, la deficitaria balanza comercial, la crisis en la educación, la pérdida de libertades, el debilitamiento del sistema democrático, la ausencia de oposición y partidos políticos diversos, la merma de la institucionalidad y la independencia de las instituciones de control y otros poderes del Estado, son temas que ya no se discuten ni tienen importancia en la vida nacional.

Tomado de: http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/la-bolita-459518.html

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Absolutamente cierto. Lo mismo dice muy poco de la capacidad de reaccionar de los partidos politicos de oposicion, los cuales no existen o son muy complices de la actual situacion.
    Se tienen que crear nuevas esferas de lideres politicos y tratar de eliminar los viejos systemas de trincas familiares como lo de los Gutierrez, los Bucaram, los Noboas. Todos estos han sido fatales para la democracia ecuatoriana.

  2. «Cada pueblo se merece los gobernantes que tenemos» Acuérdese mi estimado Caballero, cuando la derecha tuvo oportunidad de gobernarnos con Febres Cordero a la cabeza: en ese tiempo el golpe a la dignidad humana llegó a los suelos. Los escuadrones volantes hicieron su agosto con los derechos humanos. Se cercó a la Corte Suprema de Justicia con tanquetas con Robles Plaza a la cabeza (Ministro de Gobierno). No es un mito que los partidos políticos hayan «cavado» su propia fosa. No hay un político de partido que no tenga su «pequeño gran rabo de paja»; ejemplos abundan, sólo cito uno: el mimado, educado a imagen y semejanza de Oswaldo Hurtado Larrea, JAMIL MAHUAD, nos dejó en la joda -por NO decir otra expresión que Usted debe estar pensando; el producto que sale por el recto- Entonces, ahora un populista con buenas intenciones quiere acelerar un CAMBIO, pero se está jalando las cuadras. EL CAMBIO NO SE DA POR SISTEMAS IDEOLÓGICOS, SINO POR CONCIENCIA y eso son palabras mayúsculas de HONESTIDAD, nacido de cuna en el seno íntimo de los ancestros. Lo que sucede, desgraciadamente es que la «VIVEZA CRIOLLA» ha hecho tabla raza de los pricipios éticos, del esfuerzo del conocimieto científico y artístico y los bienes del conocimiento actual está en pocas manos que tienen la facilidad de acceder al beneficio de la tecnología porque tienen el dinero. El problema real es muy profundo con raíces grandes que calan el tuétano de las fibras de los ecuatorianos. El cambio se dará VOLVIENDO A NACER, CABALLERO. Culpar sólo a Correa y su desastroso afán omnímodo de gobernar por largo tiempo sólo es la punta del icerberg; el resto se lleva la historia y la DESMEMORIA CONSUETUDINARIA de los los ecuatorianos. Por desgracia somos muy desmemoriados y por demás AMBICIOSOS de un EGO POR DEMÁS CRECIDO (por eso se llaman peyorativamente «pelucones». Mucho pelo de esnobismo y poca masa encefálica, y todos nos rasgamos las vestiduras. ¡Es una carajada, una bofetada de nuestras propias causas, Señor!
    Gente ilustre, que si lo hay por suerte, NO le interesa la Patria Grande de un ilustre hijo BENJAMÍN CARRIÓN. Únicamente interesa el bien propio a despecho de los olvidados allá lejos en la Amazonia, en el páramo o el montubio.
    Es más práctico mandar al carajo al Gobierno de turno. Es demasiado burdo y mediocre decir TODO NO A LA PROPUESTA DEL ACTUAL RÉGIMEN. Que conste que no defiendo, sino que debemos tener conciencia crítica.
    Finalmente, me atrevo a sugerirle Caballero que hagamos una cruzada épica de concienciación -si es que todavía hay gente capaz de pensar en los demás, no sólo en el Yo cómodo para asistir a las «corridas de toros» a saludar en el desfile de modas de la vanidad y la estulticia…¡EL CAMBIO ES DE DENTRO HACIA AFUERA! Velar por los principios, ponerlos en práctica en el Silencio de descubrir ¿CUÁL ES LA MISIÓN QUE TENEMOS TÚ, ÉL, NOSOTROS Y AQUEL…?
    Recuerde que estamos de paso por esta Tierra privilegiada, porque cuando «patee el balde y cierre los párpados para siempre», Usted ni nadie nos llevaremos nada al otro lado. YA NO HAY TIEMPO QUE PERDER. ES DEMASIAO CORTO LO QUE NOS ESPERA PARA EL CAMBIO A DESPECHO DE LOS CORTOS DE VISIÓN. SE VIENEN SORPRESAS PARA TODA LA HUMANIDAD Y «QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS».
    Seguiremos adelante los que todavía pensamos en un mundo trascendente, porque «somos herederos del ORIGEN SUPREMO, DEL HACEDOR, DEL YO SOY»

    SU SERVIDOR,
    Pablo Velasco M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×