23 abril, 2024

¡Alumnos de la XI Promoción del Steiner!

Hoy aquí ustedes en un gran momento de su vida-principio y fin de una jornada-que ha representado 12 o 13 años de su existencia, años que, sin lugar a dudas, son los más importantes en la vida del individuo como ser humano; porque aprendieron a crecer con padre y madre desde su hogar y en la escuela y colegio con los maestros. En ese crecer fueron recibiendo amor y cuidados como hijos y como alumnos recibisteis parte de la educación como el derecho que tenemos todos, ya que después de la vida y la libertad, la educación es el mayor bien concedido a la humanidad.

Ahora están entrando a otra etapa muy importante, su vida personal, como jóvenes., en cuyas manos está el que la hagan positiva para ustedes mismos como seres humanos, abriendo espacios para alcanzar sus metas trazadas.

Y aquí viene lo importante del comienzo de esta nueva etapa que está comprometida, no solo con ustedes mismos, sino con su sociedad, ahora su compromiso es muy serio como ciudadanos, parte de la nación, en este caso, la nación ecuatoriana.

La ciudadanía ¡jóvenes!, entraña una responsabilidad suprema. De nada vale su edad cronológica, el status o dinero de una persona y más de los jóvenes, si no aprovechan el hoy para prepararse a alcanzar una profesión, que los convierta en seres productivos. Cuando ésto lo alcancen seréis verdaderos ciudadanos de la patria, con deberes y derechos que cumplir y que pedir.

Y es que todas las patrias con sus naciones solo son válidas si sus hijos-ciudadanos están preparados para mover la maquinaria del progreso.

De aquí, entonces, Bachilleres del Steiner, al salir hoy por esa puerta, id con paso seguro a conquistar vuestros ideales.

Ya no hay marcha atrás: “¡ser o no ser… debe ser vuestra consigna; ser alguien-ser hombres y mujeres valiosos! Valiosos gobernantes del País y digo gobernantes, porque se gobierna como padres, como profesionales, como empresarios, como dirigentes, como políticos.

¡Ustedes bachilleres del Steiner! No van a fallar. De eso estamos seguros.

Tenemos fe, primero en nosotros mismos, y en todo lo que elaboramos día a día para hacerlos crecer en sus 3 estamentos humanos: mente, espíritu y cuerpo. Todo ello decantado en la fuerza de voluntad y la constancia, que es lo único con lo que vencerán, aún en los momentos duros de la vida.

¡Adelante! Bachilleres del Steiner! Os convoco con nuestro pregón:

“¡Bachilleres del Steiner!

¡Presente!

Caminado con paso seguro entre libros, la fe y el saber.

Nuestro credo es confianza en si mismo; educando mente, espíritu y cuerpo,

Armonía que nos hará triunfadores

¡Ciudadanos de nuestro Ecuador!

¡Bachilleres del Steiner!

¡Presente!

Caminando con paso seguro

Respetando el deber y el derecho.”

Guayaquil, 28 de enero de 2011

Artículos relacionados

Nuestro homenaje a Óscar y Roger

Oscar Orrantia Vernaza, estudio en el colegio Javier de guayaquil, fue de la primera. promoción del colegio. buen deportista, (tenis), excelente alumno y extraordinario ejecutivo empresarial. dirigió una de las más grandes […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×