30 mayo, 2024

“Es como dar a luz un hijo”

Sara Flor Jiménez, la poeta-dulce y sentenciosa-ha dado a la luz, para la gente grande y pequeña, dos nuevos libros. ¡Enhorabuena!

Ajonjolí maní y Hierbabuena.

Son dos libros más, adicionados a su veintena de “libritos” como ella los llama libros de poesía infantil
“Ajonjolí Maní” es de versos puros, de una rima especial, pero perfecta, que hace reír a los grandes y a los pequeños les da alegría decirlos.

Ej… dentro del zapato. (pág. 5) Salí con mi perro/dentro de un zapato/a buscar al gato…Maulló mucho el gato / y aceptó el contrato /y los tres dormimos/dentro del zapato…”

Vale leerlos y releerlos; quise saber el efecto en los niños y se los leí a unos pequeños de primer grado. ¡Se rieron mucho!

Entonces, después de eso, solo vale decirle “Libro de alegría infantil” ¡Gracias Sara Flor Jiménez Poeta de niños ¡Gracias! por hacer en pleno siglo XXI, libros para dar alegría!

Si bien su rara rima casi perfecta nos hace reír a los grandes, tiene algo de didáctica, porque hace que los niños pregunten mucho.

Creo sin lugar a dudas, que también valdría leerlos con niños de todo grado.

En ésto de leer libros, creo no hay que poner límites de edad. El que lee…lee-niño o adulto-

Hago aquí un alto, porque de leerlos me ha quedado un dejo medio poético.

Y es que “eso pasa”

Y créanlo, que fue así, después de oír, en la noche de la presentación de los libros, a Sara Flor Jiménez y la linda escenificación de los versos por niños del Centro escolar “Manuel Elicio Flor”, cuando subí al escenario “me salió” esta rima Ita-ita-amiguita, linda, linda mi Sarita…

¿Y qué decir del otro libro. Hierba Buena? No es de poesía, pero si poético- Es que nadie que escriba humanísticamente deja de ser poético.

El “librito” es de filosofía pura y eterna, donde los valores humanos, ella los reafirma como “intemporales” cuando sentencia a que “Los mayores deberían revisar su “propia moral” y no rendirse al Eso era en tu tiempo, de los adolescentes…

Los valores humanos en Hierbabuena, los desarrolla cada uno tan profundamente sencillos, que creo debe ser leído de sobremesa o sentados en la sala de la casa (traigo a colación lo que me respondió un alumno, cuando le pregunté- ¿Para qué sirve la Sala de la casa? –Para recibir a las amigas de mi mamá.

Sara Flor al dar a luz estos libros, te evidencias como mujer fácil de engendrar poemas. ¡Sigue!, ¡sigue! viviendo ¡para dar más “libritos” de poesía viva!

Estoy más que segura, parodiando a Neruda en Farewell, “desde el fondo de tí hay un poema que grita por salir, teniéndote a ti por madre y por padre al mundo que pasa, en Ajonjoli Maní: entre juegos, columpios, ardillas locas, gatos, ratoncitos o “¡qué vaina! etc., etc., y en Hierbabuena: “La palabra empeñada debe ampliarse…” o bien se puede desdoblar la gratitud en afectiva y efectiva…”

Artículos relacionados

El Loro Belicoso

Había una vez un loro que vivía en la selva ecuatorial.

Era bonito y de plumaje canela, así como verde también lo eran sus ojos.

Joven, simpático y carismático, destronó al rey de la selva, al que le decían el dueño de la jungla. Los animales, cansados de lo mismo o quizás porque el pajarraco cantaba, bailaba, era pico de oro y prometía de todo, creyeron en el cambio que el plumífero ofrecía. Siempre decía lo primero que le salía de su lengua. Como era conflictivo y no sabía ni podía callarse, comenzó a pelear contra todos los animales que anteriormente gobernaron la jungla.

El personaje del año

Algunas personas tienen la costumbre de hacer un balance de sus vidas al final de cada año. Otras simplemente recapitulan los acontecimientos y destacan los hechos trascendentales en una sociedad. Recapitulando los hechos ocurridos en el Ecuador de 2010, y si debo señalar cuál ha sido el personaje del año a destacar, este ha sido LA MUERTE…..

Basta ver, escuchar o leer cualquier medio de prensa y sumar una estadística diaria de asesinatos, secuestros, accidentes y demás causas de muerte, que ahora son comunes en Ecuador.

El Presidente observa que la prensa “corrupta” es la que hace escándalo de los crímenes, sobredimensionándolos y alarmando al país.

No hay comentarios

  1. Sara Flor Jiménez,dulce, delicada, gran maestra siempre, una guayaquileña que aportó vigorosamente con su docencia, que lo sigue haciendo todavía con sus versos de su alma para el alma de los niños,ya quisiéramos que estas enamoradas de la educación hasta la muerte se multiplicaran en nuestra ciudad, agónica de verdaderos maestros como los que tuvimos en el pasado, representada la clase magisteril hoy por ciegos a los que bien les haría aprender algo de lo que no saben en los versos infantiles de la Maestra Sara Flor Jiménez,que alegran el espíritu y hacen sonreír el alma. Yo también digo: Enhorabuena!

  2. Sara Flor Jiménez fue mi profesora y una de las personas más dedicadas y comprometidas con la educación que he tenido el honor de conocer, me parece tan maravilloso que siga produciendo letras y que todo nazca por esas ansias todavia tan vivas en ella de enseñar.

  3. La eximia maestra de maestras, Sarita Flor Jiménez nos ha regalado nuevamente dos obras maravillosas con un contenido poético único, que enriquecen la antología literaria del Ecuador. Enorgullece saber que es nuestra.

  4. Sarita Flor, mi inolvidable maestra de castellano en el «Dolores Baquerizo», aun recuerdo su perfecta dicción cuando nos leía «El Diario de Ana Frank». Donde podré adquirir sus libros para mis nietos?

    Irene Hurtado Y.

  5. Los temas infantiles que toca con su reconocida elocuencia llega a lo más recondito del alma, al niño que cada ser llava dentro, y nos deleita y llena de alegría, no me queda más que unirme para felicitar a mi querida maestra Sarita Flor, y en especial por su dulce poema «Caballito de Chocolate».

  6. Hoy, 4 de agosto del 2011, descansa en paz nuestra querida Sara Flor Jiménez…digo nuestra, porque es parte de todo corazón sensible y así somos los que alguna vez leímos sus obras…Vale la pena, tomar como ejemplo a esta honorable mujer que pasó por el mundo dejándonos su amor, dedicación y poesía…

  7. Hasta siempre queridísima maestra. Verdadero ejemplo de mujer, que transmitió aprendizaje, cultura, alegría y amor; esa palabra tan compleja para este mundo revolucionado, fue su clave para sus niños, que hoy dan frutos y ejemplo de dedicación. Nuestro mejor homenaje será mantener en nuestra memoria, su trabajo y corazón. Hasta siempre queridísima maestra, hasta siempre.

  8. Me encanta el poema escrito para las madres cuando por primera vez un hijo va a la escuela, siempre lo tengo presente y cuando mis hijos han tenido que ir al jardín, este me hace llorar, No la conocí , pero por lo que he leído se que fue una gran mujer y maestra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×