15 abril, 2024

El Juramento a la Bandera de la XI Promoción del Colegio Steiner Internacional

¡Alumnos de VI curso!

Hoy es un día especial de la Patria porque rendimos homenaje a la Bandera nacional, uno de sus símbolos.

Y con ello reiteramos el fin esencial del Colegio Steiner, como un aporte a la educación nacional.

No puede ser menos aquí, cuando educamos y, sobre todo, formamos. Casi 500 alumnos que día a día en su aprender a leer y escribir de los pequeños, hasta la entrega de los conocimientos científicos en cada grado básico y cursos de especialización, tenemos como misión y visión entregar elementos preparados a la Patria para los centros de estudios superiores y técnicos ecuatorianos o del extranjero.

Valga esta oportunidad para reafirmar la razón de ser de todo centro educativo, sea este particular o fiscal-grande o pequeño, tanto uno como otro, son centros de gran valía para toda nación porque imparten educación.

Y ¿Qué es la educación?

Todos lo sabemos: -La educación, después de la vida y la libertad, es el mayor bien concedido a la Humanidad, por lo que su existencia no debe ser vulnerada.

Cada niño hecho un joven en el Colegio, cada joven hecho hombre en una Universidad y cada universitario hecho ciudadano, es aporte cívico para cualquier Patria.

Por eso, el juramento que ustedes alumnos de VI Curso de la XI Promoción del Steiner, que acaban de hacer frente al lábaro Patrio, teniendo a todos nosotros como testigos, es un gran compromiso que cumplir, significando además su entrada al futuro, en el que también tienen que ver su presente y pasado.

En cuanto al pasado histórico, tratándose del Ecuador, tiene páginas de lucha, sacrificio, heroísmo y gloria libertaria, por lo que debemos ser fieles a él.

“Dejemos el pasado atrás” reza como el slogan de la nueva Constitución, pero ¡No, jóvenes! El pasado jamás debe dejárselo atrás, y menos el del Ecuador, del que nos debemos sentir orgullosos,

Dejar atrás nuestra historia sería matar el presente y por ende el futuro de la Patria.

¡Estudiantes! quiero aprovechar este acto cívico para hablarles ahora de la libertad, tal como en el Steiner la tenemos concienciada.

-La libertad debe ser inteligente, regida por normas y leyes, respetando el deber y el derecho y todos los valores humanos como el más grande don de los hombres, que la hemos de ejercer y defender como ecuatorianos, desde cualquier sitio en que nos encontremos en la vida.

De nuestra parte, representando yo a los maestros del Steiner, con el juramento que habéis hecho, reciban también nuestra promesa, aquí ante el lábaro tricolor y ante todos los presentes, de seguir alertas y en pie por defender la educación en las escuelas, los colegios y las Universidades del Ecuador, porque ello significa defender la libertad.
Y que, como ecuatorianos unidos a vuestros padres y familiares presentes tomemos conciencia de lo que ello significa.

Como final de esta jornada cívica os dejo este pensamiento, que considero base substancial para triunfar en todos los estadios de la vida, aquí y en el mundo, que les toque actuar. Es de Einstein.-el físico nuclear.

Nada sucede, si nada se mueve
Y todo se mueve con la fuerza, pero la fuerza más grande de todas las fuerzas la tiene el ser humano.
¡La fuerza de la voluntad!
Yo le añado, con la perseverancia.

¡Adelante XI Promoción del Steiner!

¡La patria ecuatoriana espera mucho de ustedes!

Artículos relacionados

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×