30 mayo, 2024

Dad a Guayaquil lo que es de Guayaquil

Los guayaquileños tradicionalmente han sido generosos, pero de ahí a ser giles hay una gran distancia.

Hacían falta carreteros, puentes y defensa contra la lluvia, los guayasenses pidieron y se constituyó El Comité de Vialidad del Guayas y para financiarlo se crearon impuestos especiales que sólo los de la Provincia del Guayas tenían que pagar, eso sin recibir a cambio que su parte de fondos para la obra pública nacional se reduzca proporcionalmente.

Luego tuvimos a la auténtica Comisión de Tránsito del Guayas, del mismo modo se recaudaron los caudales que requería para operar sin tener los del Guayas ninguna partida para corresponder al esfuerzo.

Súmense, entre muchos otros, el Hospital Universitario, aportado por el Impuesto a los Capitales, vigentes sólo para la Provincia del Guayas. Hospital que tuvo ya un grave problema al ser retirados los fondos remanentes de la Universidad Estatal de Guayaquil desde el 2008 para ser pasados a la cuenta única del Estado ¿Con qué finalidad?

En este momento no tejeremos la historia del voluntariado guayaquileño y su generosidad. La reseña resulta kilométrica, pues en Guayaquil existía voluntariado cuando las ONG, Organizaciones no Gubernamentales, no se llamaban así, hace ya más de 200 años.

Otra dictadura, más sensata por supuesto, consolidó todos los impuestos que cada jurisdicción tenía para su beneficio. Sonó lógico, ya que existían algunos cuya recaudación era menor que el costo de hacerla. Sin embargo, un tanto empíricamente, se destino un reparto “equitativo” de los ingresos nacionales… Ilusión que los guayaquileños venían soportando.

Sobrellevaban – hasta que con la consigna de ¡“joder a Nebot”! se extralimitaron. Porque no joden a Nebot, si no a más de la cuarta parte de la población del país conformada con derivados del núcleo de todas las nacionalidades (regiones) de la amada Patria Ecuatoriana.

Son 34 4 (35) millones menos, si es que nos regimos por el Presupuesto Autorizado para el 2008. Y la injusta asignación además se estipula no sobre el resultado gastado consolidado si no tomando el mítico Presupuesto. Además, aquél presupuesto para el 2008 fue calculado resulta obvio en el 2007, y ya iba con la meta ahora evidenciada.

Dejemos constancia que no se hace referencia al 2009 por cuanto el “Presupuesto” nunca fue atendido ni presentado a ningún organismo legal ni espurio del Ecuador; en 2009 se trabajó con el del 2008 en plazo extendido.

Hay, aparte de pretender disminuir la capacidad de servir de un contrincante, dos claras metas en la “repartición” actual: Un centralismo absorbente voraz; y, convertir al Estado en el gran, y único, provisor de empleo, para de esta forma tener a los ecuatorianos amarrados por su majestad.

Se puede colegir lo anterior, lo del empleo sólo dado por el desgobierno, por la casi imposibilidad de saber cuántos ministerios existen. La mejor suma, hasta ahora, da 33 ministerios con ese nombre y 9 “grupos” con igual rango.

Nadie duda de que tanta burocracia sea desangrante. Nombrar un Empleado Público, de por sí, es abrir una Caja de Pandora: Se crea el puesto; necesita escritorio; luego teléfono; requerimiento de una secretaria que los conteste y que exigirá tener una asistente quien a su vez pedirá un amanuense… vuelta a cero y volver a empezar. Y así sucesivamente, con un inacabable e insaciable eco. Tan es así, que el Estado destina más de la mitad del presupuesto a gastos en sueldos y salarios no productivos o necesarios. Por ello es que se pide volver eficiente al gobierno y reducirlo en su funesto y hoy siempre creciente tamaño.

A falta de lo ideal, que es que cada jurisdicción recaude sus tasas o impuestos autónomamente, teniendo que ser a través de la mejor relación entre costo y servicio más capaces de atraer las fuentes productivas y migración interna; deberíamos recibir dentro de dichos “porcentajes” un valor que ascendería a expresar que lo que hoy fijan es únicamente cuarenta unidades de valor por cada cien de lo que nos corresponde.

Basta. Generosos sí, giles no.

Artículos relacionados

Decibeles en la playa

Este fin de semana fue desagradable gracias a la poca cultura cívica de unos vecinos que decidieron, como todos los años, celebrar un cumpleaños en la playa. Ubicaron su carpa al pie del edificio OLYMPUS contiguo al que yo habito, y ahí se instalaron a libar. El problema es que esta vez el volumen de su música sobrepasaba de largo el necesario para no perturbar. Ahora es fácil controlar la medición porque hay una aplicación del Ipad, y del Iphone, que mide la cantidad de decibeles que llegas a percibir. Mas de setenta decibeles no se debe permitir.

Claro es que hay que ser tolerante, y tolerante lo fui hasta que luego de cinco horas el volumen seguía subiendo al ritmo del licor. Decidí twittear al respecto cuando el reloj marcó las nueve de la noche. Quería medir el alcance y presión que se puede ejercer mediante las redes sociales para mover la voluntad de las personas y hacerlas razonar, o modificar su actitud. Por supuesto que lo comuniqué a la Policía Nacional, y finalmente llegó en uno de esos cuadrones de playa. Se bajó la música, y diez minutos después, todo volvió a ese estado natural que algunos requieren para disfrutar de lo que unos llaman llaman fiesta y otros gamberrismo.

No hay comentarios

  1. ASI ES NO JODAN A NEBOT!!!YA ESTO TIENE QUE ACABAR SE LE HA DADO MUCHA CUERDA A ESTE TIPO QUE CREE QUE LOS GUAYAQUILEÑOS SOMOS GILES, SEPALO CORREA, QUE UD. SE HA METIDO MAL Y QUE ESTO LE COSTARA LA PRESI» QUE TAN GRAAAAAAAAAANDE LE QUEDA, QUE LA PLATA DE LOS GUAYAQUILEÑOS SE QUEDARA EN NUESTRA CIUDAD, EN NUESTRA PROVINCIA ES OBLIGACION DE EL GOBIERNO ATENDER A LOS PUEBLOS PEQUEÑOS QUE TE HAS CREIDO SI TIENES SUEÑOS DE PERROS ES MEJOR QUE TE DESPIERTES CARAJO! YA BASTA DE TANTO ATROPELLO!!!!

  2. MIENTRAS NO TENGAMOS AUTONOMIA PLENA,O REPUBLICA FEDERAL, SEGUIREMOS EN LO MISMO. APROVECHEMOS LA OPORTUNIDAD QUE NOS BRINDA EL IDIOTA QUE NOS GOBIERNA, PARA IMPONER NUESTRO DERECHO,YA QUE NOS ESTA PONIENDO EN BANDEJA DE PLATA LA POSIBILIDAD DE CUMPLIR NUESTRO DESTINO!!!! POR GQUIL INDEPENDIENTE!!!!!

  3. Concuerdo con todo lo expresado por Ud. Sr. Kure.Ya es hora de que los guayaquileños hagamos sentir al gobierno más nefasto que hemos tenido, que con Guayaquil no se juega.Salgamos a las calles a repudiar a este gobierno y pedirle que renuncie por su incapacidad para gobernar.

  4. Antonio: Yo no creo que sea tan bobo como para aminorar las rentas de Guayaquil, ahí si la ciudad se enciende. Cual más espera la obra municipal en sus barrios por ende con justa razón protestará por el presupuesto para nuestra ciudad. El mejor apoyo al Alcalde y a la gestión de todo el grupo de concejales sensatos es volcarnos a pagar nuestros predios con orgullo y puntualidad.
    Mayra

  5. Antonio.
    Me pregunto si acaso quedan guayaquilenos aguerridos como los de antano o si acaso los de ahora son una tarea de aninados. Ya a casi nadie le interesa jugarse la vida por mantener la dignidad de la ciudad. Para el colmo, quien mas dano le hace a Guayaquil, es por desgracia uno nacido y criado en la misma tierra hermosa que nos dio cuna a tantos otros.
    A Guayaquil, desde que se tomo el poder este traidor, la van empujando de a diario hacia mas pobreza, mas odios, mas indiferencia.
    A la provincia del Guayas, le arrebataron la zona de la peninsula, y nadie dijo nada. Me pregunto si esto se lo hacen a los quitenos, a ver como reaccionarian.
    Ya basta de tantas marchas, basta de poner a Nebot como estandarte unico, basta de protestas de telenovelas. Ya les han perdido el respeto. Es hora de que se pongan los pantalones y luchen por lo poco que les queda.

  6. Sr. Dr. Giovanni Traverso Md. RCP
    Su comentario es elocuente. Los guayaquileños tienen los mismos sentimientos de «Guayaquil Independiente» y de Guayaquil por la Patria. Lo que está faltando es la debida guía y liderazgo que encamine su sentir. Pensar en un personaje en especial y no discutirle el puesto es un error; por cuanto este personaje puede tener su posición que no es la general que se ve y siente.
    Cordialmente,
    Antonio Kure

  7. Estimada Mayra Camposano,
    Yo piensi que en su soberbis él lo ve desde otro angulo.
    Y nosotros debemos protegernos democráticamente en todos los necesarios, mas 1.
    Cordialmente,
    Antonio Kure

  8. Sr. Gabriel Chérrez Sánchez
    Usted y yo hemos expresado la misma necesidad de tomar acciones democráticas pra parar esta plaga.
    Cordialmente,
    Antonio Kure

  9. Lo que pasa que todavía no tenemos conciencia de país. Eso es evidente para la gente que vive afuera. Lo que nos dice el señor Kure. Guayaquil Indepnediente o Guayaquil república federativa. Como siempre han querido. Que pena que vivamos con una historia cuya lacra es ser ecuatorianos pero al mismo tiempo renegar conciente o inconcientemente. Nos se han separado porque no les conviene.
    Yo amo al Ecuador y veo en El un país dividido, diezmado y destruído moralmente. Por los gobiernos de turno que nos han desgobernado. Se separa Guayaquil, tambien el oriente y de que vivimos?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×