25 febrero, 2024

El escritor

“Dejar de escribir seria aceptar la derrota…

“Otros vendrán, talvez los hijos de esta época y nos pedirán cuentas. En respuesta el escritor podrá exhibir sus escritos o su silencio”

Beu Yellown

Había dejado de publicar mis artículos, hasta que no resistí hacerlo.

Ahora menos cuando ante los últimos publicados, me dijera un hijo-¡Qué bueno madre! ¡ya perdiste el miedo! Y el otro me llamara también complacido.

-No lo he perdido en verdad, pero aquí estoy ante el nuevo año 2009-decidida a todo.

¡Gracias hijos!

Gracias a todos aquellos que me han enviado su voz de estímulo, por mi vuelta a “Desde mi trinchera”

Publico ahora un artículo que escribí en fecha pasada ¿Extemporáneo?

– No lo creo, nada que un escritor publica y más aún un periodista, es extemporáneo, porque cada una de sus palabras es el grito de rebeldía, dolor o alegría por los actos humano-social o políticos de la vida del pueblo al que -como dice el mismo Yellown – “Darle la darles la espalda sería estar comprometido con el poder y la opresión”

Certificado a Carol Solórzano Delgado

A quien interese:

Conozco a Carol Solórzano Delgado, desde adolescente colegial, en cuya educación pusimos como principio inalienable el respeto humano, que intrínsicamente significa respeto a los deberes y derechos, a la libertad y a la vida de todos los hombres; aprendiendo, como ser inteligente, a valorarse y a valorar a sus semejantes de acuerdo a su condición humana.

Por eso, como joven universitaria –ciudadana ya de su Patria y del mundo- no podía, ni podrá claudicar jamás, para levantarse erguida y retar a todo el que quiera vulnerar los derechos humanos, que significan para la juventud, los sueños y esperanza por un mundo con paz y justicia.

Y entonces, mi voz de maestra-ciudadana, en contra de la barbarie que se quiere cometer con Carol y el grupo de jóvenes que, como ella, levantaron su voz, la que a fuerza bruta quisieron callar dentro de su propio claustro universitario.

Incitados al enfrentamiento, por quien en su alta jerarquía debía proceder de otra manera, obligado como está a respetar los derechos civiles y políticos de la carta magna Art. 29 por la cual “toda apología del odio nacional, la hostilidad o la violencia están prohibidas por la ley” Y lo que fue peor cuando, cruzó desafiante ante la masa juvenil exaltada, – guarnecido por militares dentro de un carro cubierto con una manta lo vimos por televisión-como igual vimos el terror de Carol al sentirse herida y con la cara ensangrentada

Mientras miembros de la fuerza arremetían premeditadamente contra los jóvenes, en violación también al Art. 355 de la Constitución, “respecto a la inviolabilidad de los recintos universitarios”

Y para los señores Jueces:

Sobre el enfrentamiento entre los estudiantes, que es jurisdicción de los Directores de la Universidad, están las causales producidas por quien no acepta que haya alguien, que en ejercicio de su libre albedrío, no comparta sus ideas, como en este caso, y atemorizado por los gritos de protesta de los jóvenes arengó a sus partidarios-según él, 400 – a que “resuelvan el problema” con los otros 50 que lo enfrentaban. Esa persona, en jurisprudencia se llama autor intelectual (¿?)

Hasta tanto reitero la honorabilidad de Carol Solórzano Delgado, como una joven noble, decente y responsable, que pertenece a una familia igualmente noble, decente y responsable. Y yo como ciudadana ecuatoriana en nombre de la paz y el derecho hago un llamado al Primer Magistrado del País, con el 3er. Considerando del preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos:

“Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión…”

Es justicia

Artículos relacionados

No es el fondo, es la forma

Que la Corte Constitucional haya decidido favorablemente sobre el matrimonio igualitario, constituye sin duda, una buena noticia para las minorías sexuales; y, también, para quienes pensamos que no existen ciudadanos de segunda […]

No hay comentarios

  1. Tan solo manifestar que la vida es el resultado de todos nuestros actos y decisiones, y estas paso a paso forjan nuestros destinos, y que simplemente somos lo que hacemos y procedemos, y fundimos nuestra interioridad con los efectos y causas de lo que hicimos o dejamos de hacer. La autonomia de cada ser humano hace que nuestra conciencia sea quien nos libere o nos aprisione ante lo que debe ser el bien o el mal. no hay otra…
    Felicito a dona Lily, mi madre, por su eterna sinderesis entre su pensamiento y los actos que realiza; la huella: ahi esta’. Gracias por tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×