18 abril, 2024

Para los jovenes: La antivida y el Progreso

En los 2 últimos comicios realizados en los meses de abril y septiembre de este año, los jóvenes que habían cumplido los 18 años de edad ejercieron su derecho al voto por primera vez en Guayaquil, y quizá no tienen idea del estado de postración en que se encontraba nuestra ciudad debido a algunas desastrosas administraciones municipales anteriores a 1992. Los jóvenes a los que me refiero tenían en, ese entonces, escasamente 3 años de nacidos y seguramente piensan que esta ciudad siempre fue como lo es ahora.

Vayan para ellos unos pocos ejemplos de cómo era antes nuestra ciudad y como lo es ahora, aunque el “ahora” afortunadamente sí lo conocen.

Hasta antes de las administraciones de León Febres Cordero y de Jaime Nebot, Guayaquil era una ciudad completamente distinta a la actual: Caos por doquier; el lema “Guayaquil puerto limpio clase A” pasó a ser una simple burla en relación a lo que realmente estaba sucediendo; la ciudad estaba en manos del sindicato de “Aseo de calles” que era foco de corrupción absoluta –entre otras cosas, desmantelaban los carros recolectores y vendían sus componentes al mejor postor- mantenían a la ciudad sembrada con cerros de inmundicia, y para colmo vaciaron basura delante del palacio municipal. Muchas calles estaban llenas de oquedades y muy de repente eran “bacheadas” anti técnicamente y la más de las veces con sobredimensionados costos en perjuicio de los intereses ciudadanos.

El malecón Simón Bolívar se había convertido en nido de delincuentes y de suciedad, tan solo recordemos el tristemente célebre crimen de la “balsa amarilla” en el que fue violado y asesinado un humilde niño betunero; el cerro Santa Ana –a pesar de albergar a familias decentes- era otro foco de malandrines y refugio de asaltantes; el aeropuerto, que en esos días se llamaba, Simón Bolívar era motivo de vergüenza nacional e internacional; el terminal terrestre Jaime Roldós Aguilera se había convertido en antro de suciedad, caos y corrupción.

El edificio de la Municipalidad presentaba un aterrador descuido y quemeimportismo. Literalmente se caía en pedazos, había apuntalamiento por todos lados por lo que el alcalde entrante León Febres Cordero tuvo que cerrarlo al público para proceder a una restauración total; el actualmente llamado “Palacio de cristal” albergaba al denominado “Mercado Sur” en el que tanto el edificio como su entorno estaban llenos de lodo, suciedad y toda clase de alimañas…

Con la llegada de León Febres Cordero a la alcaldía comenzó la regeneración de la ciudad: Tuvo la acertada iniciativa de crear las fundaciones –por ejemplo la Fundación Malecón 2000- que tanto han incidido en el desarrollo de la ciudad; pavimentos de calles ejecutados como la técnica lo prescribe, infraestructura sanitaria y pluvial (La ciudad estuvo a punto de caer en colapso sanitario; era una bomba de tiempo); se inició la construcción del malecón; pasos a desnivel para hacer más ágil el tránsito de vehículos y personas; construcción de modernos mercados.

Más adelante con la asunción del alcalde Jaime Nebot, la Regeneración Urbana adquirió un auge incontenible cuyas obras están a la vista de todos los que viven o visitan a esta ciudad: La segunda parte del Malecón 2000; el Malecón del Salado; regeneración de parques, aceras, y calles, en todas las cuales fueron reemplazadas las obsoletas tuberías para el desalojo de aguas lluvias y sanitarias (Obras que no se ven pero ahí están cumpliendo su cometido); regeneración de avenidas como Portete, la 17,Lizardo García; implementación del programa “Viernes Santo” frente a la isla Trinitaria; construcción de La Playita, y otras tantas que son obras dirigidas a la gente humilde. Lo que sucede es que para el economista y sus adlateres, los pobres de la patria no tienen derecho a mejorar su forma de vida.

En el aspecto social, la administración Municipal trabaja en la implementación de hospitales con atención a más de 100.000 ecuatorianos pobres proporcionándoles atención y medicinas gratuitas, arreglos de escuelas, entrega de libros e implementos como computadoras para uso didáctico, modernización de la biblioteca y museo municipales, etc.

Debo ser enfático en reiterar que lo expresado acerca de lo negativo de la ciudad, es solamente un pequeño ejemplo de lo que realmente vivió la urbe. Del mismo modo, lo señalado respecto del progreso de Guayaquil, es también una pequeña muestra del avance, afortunadamente muy palpable, de la ciudad.

Dos fases perfectamente notables: La antivida y el progreso.

Es menester indicar que mientras quedaba atrás la pesadilla, paralelamente la ciudadanía iba recuperando su auto estima al tener clara cuenta de los cambios que, para bien, iban operándose en Guayaquil.

Con el avance de las obras en la ciudad, se dieron los lógicos efectos colaterales como ser que hoy Guayaquil es destino turístico con las consiguientes ventajas que esto supone; hay un resurgimiento de todas las manifestaciones de las artes que se perciben en eventos tales como conciertos de los grandes maestros de la música, lanzamientos de libros, exhibiciones de pinturas y esculturas, y tantas otras cosas positivas que dicen de una verdadera metrópoli.

Ante la amenaza del economista Correa de centralizar las Fundaciones guayaquileñas, no podemos cruzar los brazos y aceptar dócilmente que nuestra ciudad regrese a las largas noches de pesadillas por las que nos cupo pasar anteriormente.

En un momento de horror imaginemos a Guayaquil con el hospital Luís Vernaza sin medicamentos ni equipamiento, así como también a la maternidad Enrique Sotomayor, o el hospital pediátrico Roberto Gilbert; al Malecón 2000 o al Malecón del Salado convertidos en muladares y guarida de antisociales debido a la falta de mantenimiento; a las calles, plazas, parques tirados al abandono; a los barrios marginales sin los rellenos o pavimentos y sin atención médica y sin escuelas; a la desaparición de la Metrovía; al aeropuerto y al terminal terrestre destruyéndose por el abandono.

No cabe la menor duda de que el presidente ha basado sus amenazas en por lo menos tres razonamientos: 1.- El odio acerbo que siente por Guayaquil… 2.- La falta de dinero para pagar sus actos demagógicos que pretende financiarlos centralizando a las entidades guayaquileñas, que son bien manejadas, ubicando a su propia y obsecuente burocracia para despojarlas de sus rentas ¡Ahí está la plata!… 3.- La perversa cortina de humo que pone para desviar la atención del pueblo acerca del desgobierno en que tiene sumido al país, y que todos sabemos constituye un plan protervo que los guayaquileños estamos denunciando.

El economista debería poner a trabajar correctamente, y para beneficio del país, a tantas instituciones estatales que son elefantes blancos, para nombrar solamente dos: IESS y Petroecuador, entonces, y solo entonces, hable de entidades que sí hacen su trabajo para utilidad del pueblo.

Aunque todavía hay mucho por hacer, no podemos negar que en casi 16 años la c
iudad ha progresado más que lo que otras urbes lo han hecho en 50 años lo que ha sido motivo de elogiosos conceptos a nivel nacional e internacional. Es tan ostensible este progreso que hasta el mismo economista lo ha reconocido. Bajo ningún concepto puede permitirse que retrocedamos al siglo pasado.

Hago un llamado a los mayores de los jóvenes que no conocen acerca del Guayaquil de antes de 1992 para que los ilustren al respecto a fin de que tengan conciencia de la ciudad en que viven y se unan a su defensa al igual que los que saldremos a las calles a defenderla.

A los ciudadanos guayaquileños, y a los que sin serlo viven en Guayaquil en donde se educan sus hijos y que con sus familias sienten los diarios cambio que experimenta el puerto principal del Ecuador para que unidos salgamos por los fueros de la ciudad que los cobija.

Hago, también, un llamado a los medios de comunicación –especialmente a los canales de televisión- para que diariamente dediquen espacios en los que hagan conocer, y recordar a la ciudadanía de Guayaquil y del país lo que era antes esta ciudad y cómo es ahora. Está perdiéndose un tiempo muy valioso pues los mencionados medios de comunicación debieron haber puesto el grito en el cielo desde el instante mismo en que el economista profirió tales amenazas.

Artículos relacionados

Un gran hombre llamado José Mujica Cordano

HOMENAJE A JOSÉ MUJICA, 4 DICIEMBRE 2014, GUAYAQUIL

Recuerdo que desde pequeño, y entre muchas más reflexiones, mi padre me decía: “En el mundo existen dos tipos de personas: LOS BUENOS Y LOS MALOS, así de simple es el asunto, mi adorado hijo”. Pues bien, así crecí y así desarrollé mi intelecto y la forma de ver, apreciar y distinguir a las personas, casi sin equivocarme.

José Alberto Mujica Cordano, descendiente de Vascos, nacido en Montevideo el 20 de mayo de 1935, conocido popularmente como José Mujica o Pepe Mujica, político uruguayo y actual presidente de la República Oriental del Uruguay, es un buen hombre con cara de bonachón que privilegia la vida, y que además de su pasado de guerrillero, inicialmente fue elegido diputado y senador, para posteriormente ocupar el cargo de Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca entre el 2005 y 2008. Fue el líder del Movimiento de Participación Popular, sector mayoritario del partido de izquierda Frente Amplio, posición que renunció el 24 de mayo de 2009. Tras una larga y romántica convivencia, el 2005 se casó con su eterna compañera de duras jornadas, Dña. Lucía Topolansky, senadora y dirigente del Movimiento de Participación Popular.

No hay comentarios

  1. Sigo sin entender como este medio de comunicación digital se ha convertido en un foro para vender patriotismo barato y constantes llamados para que el pueblo se alce. Para empezar nuestra cedula dice ECUATORIANO no GUAYAQUILEÑO. Basta de instigar al separatismo diciendo «que nos ataca el gobierno central». El gobierno quiere poner leyes para regular las fundaciones, nada más. ¿Acaso no es sospechoso que sean las mismas 6 constructoras las que han llevado acabo la regenearacion? ¿Acaso no es sospechoso que son las mismas compañías provedoras de material para la construcción y que todos los diseños se mantengan iguales para no proverse de otra parte? No fue el mismo Leon que criticó a Nebot por crear tantas fundaciones cuando el solo creó una?

    Si tanto les molesta este gobierno salgan a las calles a protestar ustedes…porque tienen que tratar de avivar a las masas? O acaso, muy en el fondo saben que no tienen los numeros para realizar nuevamente «la marcha blanca» o «la de los crespones negros» y que el pueblo ya no esta comiendo el cuento «de que atacan nuestra libertad»?

    ¡Basta ya!

  2. Qué pena Sra. Moreno que sus ínfulas y odio ciego le hagan entender este artículo de la manera en que lo ha entendido. Patriotismo barato es usar la canción «Patria tierra sagrada» como propaganda al más puro estilo stalinista, patriotismo barato fue la firma de la provincialización de Santa Elena solamente para ganar adeptos, patriotismo barato es hacer alaraca todos los fines de semana, despotricar contra Guayaquil, para recibir el aplauso de los tontos útiles en que ha convertido, o quiere convertir este gobierno a las masas. Ese es pues el primer error, pensar en el pueblo como una masa, y estoy seguro que este individuo y sus secuaces, se darán con la piedra en los dientes.
    «Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.»

  3. Sr. Freire, el hecho de que este gobierno decida usar canciones patrias para enaltecer a la patria y a sus ciudadanos no es nada que no hayan hecho otros gobiernos. Ahora que usted lo interprete como algo araigado al Comunismo demuestra su poco amor por el país. Sobre Santa Elena, bueno pues me encanta ver como aqui lo han interpretado como un ataque. No somos acaso nosotros los «guayacenses» los que hablamos y hablamos de autonomias, pero cuando una comunidad de nuestra provincia busca lo mismo, su autonomia y futuro ahi esta mal y no deben hacerlo. O sea que estamos aplicando la frase «has como yo digo no lo que yo hago», por favor.

    Su última frase es veridica y creo que el más claro ejemplo es el pueblo y los ciudadanos de Guayaquil que han demostrado que no se dejarán manipular por el Municipio y la Junta Civica nuevamente.

  4. Creo que no podemos juzgar el desempeño de un alcalde fijándonos en sus predecesores, nada tiene que ver con la actual administración lo que hicieron o no las administraciones anteriores y no deben ser comparadas para calificarlas. Por esto no veo por qué recordarle a los más jóvenes como era guayaquil antes del malecon 2000, eso sería solo apoyar aquel absurdo argumento de que el gobierno quiere que guayaquil vuelva a lo que era.

  5. Yo me pongo «MOSCA» (como dicen en España), cuando muchos se disputan, una «PRESA».

    Sin lugar a dudas, Guayaquil a cambiado. Nadie lo discute.

    Los Srs. Febres Cordero y Nebot han sido y son habiles administradores. Nadie lo discute.

    Pienso que la mayoria de los que habitan en Guayaquil, estarian dispuestos a salir a las calles por nuestra ciudad a dejar la garganta, sudor, sangre y lagrimas, ( lagrimas por los que caigan), pero, antes queremos recibir, datos exactos por medio de publicidad , que nos convenza con claridad meridiana, de que las inversiones que se han hecho, estan justificadas rubro por rubro, con numeros , lo que queremos es tener el convencimiento de que LOS COSTOS, pueden ser corroborados, o comparados y por quienes podrian, proveer alternativamente, para que ellos, puedan tener la oportunidad de ofrecer con mejores precio y calidad, los bienes o servicios, pues actualmente parece ser que estos negocios se hacen dentro de un circulo, muy limitado.

    Hoy solo se publicita «LA BELLESA» de la obra, el antes y el despues.

    Nos interesa mas que los costos, se incluya en la publicidad rubro por rubro, o por lo menos que se publicite en donde, sin solicitar al municipio, podemos enterarnos de esos datos.

    De esa manera se frena mejor las ambiciones de otros , sean estos quienes sean, hasta a los del centralismo. Asi no se dara pie para que el grupo que no esta en esa «TETA» quiera tambien entrar, en ese selecto grupo.

    Pare eso se hacen nuevas leyes, y nuevos mecanismos, para destruir la supuesta actual «TRINCA»

    Propongo que se «TRANSPARENTEN» y se publiciten, esos costos, para que aquellos interesados dejen de pensar que dentro de la obra municipal, hay «GATO ENCERRADO».

    Eso es lo que esta ocurriendo, «PARECE» que hay una «GRAN TRONCHA» y los que no estan en en circulo exclusivo, quieren participar y por eso se la disputan.

    Desanimenlos, transparenten, muestren que los precios son bajos, y que no hay nada que «LLEVAR»

    Clarin Hacker

  6. Primero, estoy de acuerdo que se deben transparentar las cuentas de las Fundaciones : Gastos, Ingresos e inversiones ( costos ). Y deben aparecer en la pagina WEB de cada entidad junto con el informe de auditoria y de otros examenes especiales que haya realizado la Contraloria. Pero de la misma manera debemos saber la realidad de las condiciones que motivaron la declaratoria de todas las emergencias de este gobierno y los resultados. Es decir Costos y Contratos y los dictamenes de cada ente de control y si se realizaron los procedimientos de contratacion publica. Se adjudicaron a dedo o fue resultado de un concurso publico ?. Se calificó a la empresa ? Cuales fueron las empresas adjudicadas ?. Se compararon los costos con los del mercado. Cuanto se ha avanzado ?.

    Segundo de igual manera se debe rendir cuentas sobre el subsidio a la úrea, y los focos ahorradores. No olvidemos la harina que no pasó de los molineros y sabiamos que no resolveria el aumento del precio del pan pero costó algunos millones ( a donde fueron, quien los recibio ? cuanto recibieron ? que beneficios entregaron) . Porque no dicen nada sobre esto. Se han repartido decenas de millones de dolares del pueblo y nadie sabe nada; lo peor es que no les importa pero curiosamente las fundaciones que muestran sus obras a la vista de todos; a ellas hay que cubrirlas con el lodo de la duda.

    Tercero cual es la diferencia entre una Fundacion de capitales publicos estatales o Municipales como es el caso de aquellas aludidas en los comentarios y una «empresa» con un accionista (estado central) como petroecuador. En ausencia de una ley de empresas publicas que diga lo contrario, pareceria que se quiere repartir beneficio a los trabajadores con los dineros de todo el pueblo ecuatoriano. Curiosamente los entendidos dicen que esta figura de empresa no esta considerada en la ley de Petroecuador y aun asi la han constituído.

    Cuarto se ha dicho que las Fundaciones sirven para pagar sueldos jugosos a los empleados y que nadie deberia ganar mas que el Presidente. Es decir a traves de las Fundaciones se dilapidan recursos del pueblo en gastos de personal y eso es altamente censurable y debe ser cambiado. Estoy de acuerdo, y eso es facil verificar y deberia estar listado en la WEB y confirmado por la contraloria. Pero propongo que se analice el costo del Recurso Humano censurable, no como el costo del sueldo que se paga al funcionario sino desde la perspectiva del costo que representa para el pueblo esa posicion con todos sus costos y beneficios adicionales. Seria interesante comparar lo que le cuesta al pueblo ecuatoriano el actual Huesped de Carondelet VS. lo que le han costado Huspedes anteriores de los ultimos 7 años. No voy mas atras aunque deberia porque hubo un presidente que caminaba por las calles de Quito sin guardaespaldas de manera que ese costo era cero o casi cero. Cuanto creen que el Eco. Correa le cuesta mensualmente al pueblo ecuatoriano con el ejercito de guardaespaldas que se movilizan con él. No digo que no lo haga porque su seguridad esta primero. Pero me parece que si él fuera un estadista que no confronta con el pueblo, que busca un cambio en armonia contando con el soporte de la mayoria de la poblacion que veia que el cambio era necesario y creía que con él se podría lograr; de pronto el costo de su posicion seria bastante mas bajo y menos censurable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×