Categoría: Historia

Historia

Falta de visión de los fundadores de Ecuador- Segunda Parte

Los ecuatorianos que lucharon por la Independencia estaban enterados sobre cómo lograr el éxito económico, tomando en cuenta que Rocafuerte vivió en Inglaterra, en plena revolución industrial, así como en Estados Unidos y fue testigo de los extraordinarios inventos surgidos para incrementar la producción y productividad. La evidencia lo confirma: Rocafuerte antes de establecerse en Guayaquil, trató de promover una flota mercante con vapores para atender a todos los países de la Gran Colombia y frecuentemente recomendó adquirir maquinaria industrial inglesa. Olmedo también vivió en Inglaterra. Ellos no fueron los únicos ecuatorianos que estuvieron expuestos a sociedades más avanzadas.

Las evidencias también confirman que desde el inicio de las recientemente independizadas repúblicas, sus dirigentes conocían la importancia del comercio exterior en el desarrollo de los pueblos.

Historia

Falta de visión de los fundadores de Ecuador – Primera Parte

Ecuador se independizó, cuando Holanda tenía más de un siglo de poseer el mejor nivel de vida en el mundo, entre doble y triple comparado con Francia e Inglaterra; la Revolución Industrial surgida en esta última, se encontraba en pleno apogeo; con el fin de las destructivas guerras napoleónicas, el mundo civilizado entraba a uno de los períodos más largos de paz y crecimiento económico en la historia de la humanidad, y la obra de Adam Smith sobre la riqueza de las naciones, tenía algunas décadas de publicada. En este libro se encontraban las soluciones para los países salir de la pobreza y alcanzar la prosperidad. Los sistemas económicos anteriores, feudalismo y mercantilismo, habían resultado ser desastrosos, para mejorar el nivel de vida.

Con ese entorno mundial favorable para el despegue económico, Ecuador se convirtió en república después de haber sido territorio conquistado por colombianos y venezolanos, entre 1822 y 1830. Estados Unidos y Europa eran los países referentes para los ecuatorianos. Imitando sus políticas se lograría un prolongado auge económico; por primera vez las economías crecían sostenidamente durante décadas a tasas algunas veces superiores a las históricas.

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Sexta parte

A pesar de estar acostumbrado a ser recibido con calles de honor, salvas de cañón y demás rituales cuando llegaba a las ciudades, al dejar Bogotá para no regresar más, meses antes de fallecer, Bolívar lo hizo solo, apenas un grupo de amigos trató de convencerlo de que debía seguir dirigiendo la Gran Colombia, pero era muy tarde, la desintegración ya había comenzado.

La falta de sólidos cimientos, por la total ausencia de institucionalidad; la inexistencia de una buena estructura orgánica del Estado, no presencia de un sistema de pesos y contra pesos entre los principales poderes públicos, además de otras numerosas debilidades: mantenimiento del sistema fiscal oprobioso español, militarización de la política y falta de visión de los dirigentes, causaron la desintegración de la Gran Colombia y la creación de repúblicas muy frágiles que estaban destinadas a tener los mismos problemas.

Historia

El significado de Santiago de Guayaquil – Parte 2

Hay una interpretación espiritual de la fundación de Santiago de Guayaquil, una secuencia implacable de signos cuyo inmenso significado está allí, al alcance de quien quiera verlo.

El nombre se lo tomó del apóstol Santiago, quien junto con su hermano Juan y Pedro fueron los únicos en presenciar la transfiguración y la resurrección de la hija de Jairo. Santiago devino Patrono de España por sobradas razones. Cuando Cristo ascendió a los cielos les dijo a los 12 que debían ahora ser testigos de Él “hasta los confines de la tierra”. Santiago quien era impetuoso y ya antes había querido ocupar un lugar privilegiado cerca del Señor, tomó al pie de la letra el pedido y fue a evangelizar a Hispania, el “finis terrae” de la época. No ganó muchos adeptos en ese momento y un día, que los españoles sitúan en el 2 de enero del año 39 o 40, cansado y mientras dormía, se le presentó sobre un “pilar” la virgen María, quien por ese entonces vivía en Efeso con su hermano. La madre de Jesús le dijo que no se desaliente, porque llegaría el día en que Hispania daría grandes creyentes.

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Quinta parte

El inicio del fin de Bolívar fue pretender modificar la constitución peruana y colombiana adaptándolas a la boliviana, cuando él conocía que por ley, durante diez años no se podía modificar la colombiana. En numerosas publicaciones de la época hay fuertes expresiones contra la actitud dictatorial del Libertador. Incluso las noticias llegaron a Henry Clay, Secretario de Estado de los Estados Unidos, quien lo exhortó a no dañar la buena imagen que el mundo se había formado de él.

Pretender imponer su voluntad en tema tan delicado, le causó a Bolívar hacerse de enemistades en los cuatro países y resentir a personas influyentes como Olmedo, Rocafuerte, Roca y Elizalde en Ecuador y sus similares en las demás repúblicas. Hubo ruptura de amistad con más de un importante amigo. Los enemigos de Bolívar, sin ponerse de acuerdo, en sus respectivos países decidieron encontrar la forma de “acabar con el poder absoluto e indivisible que Bolívar quería para sí”. Simultáneamente sus amigos buscaron la forma de crear la monarquía constitucional, tomando en cuenta que el propio Bolívar había expresado en más de una ocasión siguientes comentarios que se encuentran en el cuarto tomo de la Historia de la Revolución Colombiana, magna obra de José Manuel Restrepo:

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Cuarta parte

Bolívar fracasó entre otras causas por su idealismo, tratar de crear un gran país con obstáculos casi imposibles de poder superar, comenzando por la inhóspita geografía entre países y dentro de ellos. Viajar de Guayaquil a Quito o de Quito a Bogotá tomaba semanas y el viajero arriesgaba la vida. Cuando Rocafuerte dejó Quito al terminar la presidencia, le tomó un mes (incluyendo descansos) llegar a Guayaquil a posesionarse como Gobernador. Una tabla de distancias de tiempos a caballo entre ciudades revela que de Popayán a Quito tomaba más de 112 horas. La geografía atemorizó a los representantes de Ecuador para asistir a todos los Congresos, situación que ocasionó perjuicios al país por haberse dictado leyes contrarias a los intereses ecuatorianos.

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Tercera Parte

En Repúblicas de Aire, obra escrita por el mejicano Rafael Rojas y de reciente publicación, el autor comenta que no hubo sólo una agenda en la Independencia de nuestra región:

“Las revoluciones de independencia en Hispanoamérica fueron, al mismo tiempo, un conflicto militar, un proceso de cambio político y una rebelión popular. Como toda revolución o toda guerra, quienes se involucraron en aquella experiencia lo hicieron por razones diversas y contradictorias. No pocos se levantaron en armas porque querían alcanzar un autogobierno criollo sobre los reinos y provincias del imperio borbónico. Muchos lo hicieron porque, más que a Madrid, rechazaban la hegemonía de las ciudades capitales sobre su región. No faltaron quienes se levantaron en armas para proteger un modo de vida tradicional o para ascender socialmente a través de la guerra y la política”.

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Segunda parte

Bolívar tuvo grandes contradicciones como el haber expresado en el discurso de Angostura de 1819 ¨…nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo los mande perpetuamente¨ y luego haber diseñado y promulgado la Constitución de Bolivia, tomada de la Constitución de Haití donde él se nombró Presidente Vitalicio. Otra fue escribir sobre la importancia de la institucionalidad y no poner en práctica lo que sostenía. Después de haber tenido correspondencia extensa con Jeremy Bentham, autor de leyes y tratados y consultor de gobiernos europeos y Estados Unidos; haber recibido sus obras y ser gran admirador del constitucionalista y jurista inglés al extremo de solicitarle que ¨… me adopte como uno de sus discípulos, como consecuencia de haberme iniciado en sus doctrinas…”, ordenó no usar los libros de Bentham en la enseñanza universitaria.

Otra contradicción de Bolívar fue querer hacer cambios para sacar a nuestros países del atraso y pobreza con leyes obsoletas, copiadas de las españolas. Durante la Gran Colombia se mantuvo el sistema económico monopólico. El estanco de sal que había sido suprimido en Guayaquil, Bolívar lo volvió a poner en práctica al entregar su explotación a un grupo de particulares que le ofrecieron pagar 51,000 pesos por año, durante cuatro años. El 50% de esos ingresos fueron usados por Bolívar para cubrir sus gastos militares. El sueño de Olmedo de libre comercio estipulado en el Reglamento Provisorio, la Constitución de Guayaquil Independiente, no se hizo realidad. Bolívar estableció aranceles y limitó el número de países con los que Ecuador podía mantener relaciones comerciales.

Historia

¿Fue Bolívar Estadista? – Primera parte

Revisar la historia con objetividad es saludable para las nuevas generaciones, es común en los países del Primer Mundo, donde en algunos, hay procedimientos para hacerlo sistemáticamente. En Estados Unidos periódicamente se reúnen historiadores para escuchar las revisiones que colegas proponen y decidir sobre ellas.

Mi primer análisis de revisión histórica fue la Revolución Juliana, evento eminentemente económico, originalmente interpretado por historiadores que desconocían de economía. Mi interpretación es totalmente diferente a la de ellos, sobre las causas que motivaron los problemas económicos contribuyentes a la citada revolución, y la motivación central de Luis Napoleón Dillon, su ideólogo. Mi propuesta fue plasmada en un artículo controversial publicado en la revista Cultura del Banco Central y posteriormente en el libro La Revolución Juliana, evento ignominioso en la historia de Guayaquil.

Historia

Gran Colombia: Estado fallido: Parte final

Para 1829 el caos en la Gran Colombia era total, ocho años no habían sido suficientes para construir un Estado, sus dirigentes políticos se habían pasado en permanentes intrigas, disputas, amenazas y confrontación militar. Había problemas entre Bolívar y Santander, Páez y Bolívar, Mosquera y Obando, Flores y Elizalde, Flores y Obando, Flores y La Mar. La lista era interminable. Entre ellos buscaban la manera de hacerse daño, sin interesarles el futuro de la Gran Colombia. Desde 1826, Guayaquil había vivido prácticamente un estado de sitio; venezolanos, colombianos y peruanos querían ejercer poder en la ciudad, por su ubicación privilegiada y por ser emporio económico, donde estaban las rentas producidas en la Aduana.

El permanente estado de sitio fue rechazado frecuentemente por los guayaquileños quienes buscaron la manera de salirse de la Gran Colombia, como lo confirma una carta de Flores a La Mar del 22 de Junio de 1827: