20 julio, 2024

Mantras

Son palabras hinduistas o budistas que se emplean como frases sagradas, que se recitan durante el culto para invocar a la divinidad o para ayudarse a sí mismo. También se pueden emplear palabras cortas que se usan como un apoyo en la meditación.

Los mantras son un lenguaje sagrado que al emplearlo adecuadamente nos da una posibilidad de acercarnos a las profundidades del ser. Este lenguaje es el sánscrito y del provienen los Mantras.

Podemos llamar a los mantras instrumentos o herramientas de la mente que logran mantener en nuestro interior la serenidad y tranquilidad que necesitamos en ese instante.

Los budistas consideran a los mantras como algo especial que protege a la mente, al repetirlos por muchas veces nos dan tranquilidad y paz, que muchas veces la necesitamos y nos alejamos de los momentos críticos que podemos estar atravesando.

Los videntes de la India descubrieron sonidos o vibraciones especiales que las personas que meditaban los sentían. A estas vibraciones las llamaron mantras.

Estas pueden ser de una sola sílaba o frases completas que producen serenidad paz y tranquilidad en la persona que las recita. Sabemos que todo tiene un origen lo mantras también lo tienen. En la India encontraron los libros sagrados Vedas donde se da toda la explicación de los mantras.

En todos los estudios de metafísica, se emplean frases o sílabas.

Hace muy bien para el cerebro usar algún mantra específico que nos ayude en el trabajo que realizamos inclusive cuando como profesionales estamos trabajando en lo nuestro, por ejemplo, somos médicos y vamos a realizar una operación, si tenemos un mantra específico decirlo y automáticamente nuestra mente se tranquiliza y nuestro cerebro empieza a trabajar y nos da la tranquilidad que necesitamos en ese momento.

Una frase, una palabra, se puede obtener de una canción, de una poesía que nos agrade y este mantra se convertirá en parte nuestra. Lo podemos repetir cuántas veces queramos, nos dará paz y fuerza.

También hay mantras universales que son usados en las meditaciones o en ciertos momentos específicos. Los mantras son considerados como semillas o esencias asociados a los elementos básicos de la naturaleza.

Hay un mantra sobre la gratitud que es maravilloso:

Por lo que fui, gracias
Por lo que soy, gracias
Por lo que seré, gracias
Por mi salud, gracias
Por mi paz, interior, gracias
Por lo que me hizo aprender, gracias.
Por lo que me inspira, gracias
Por lo que me sacó una sonrisa, gracias.
Por todo lo positivo GRACIAS.

Este mantra nos ayuda hacer mejores personas, nos lleva por un sendero positivo y nos eleva el espíritu.

Este mantra, al decirlo en las mañanas, cuando estamos despertando, nos ayuda a que nuestro día sea excelente. Y lograremos mirar las cosas de forma más agradable, es importante para nuestra vida agradecer siempre por todo.

Sabemos que la vida es un flujo continuo de dar y recibir, hay que dar las gracias por todo lo que se tiene y quejarse menos por lo que no se tiene y veremos que nuestra existencia cambia siempre para ser mejores.

Si nuestra mente se enfoca en la gratitud terminamos atrayendo la prosperidad y la abundancia a nosotros.

Hay otros mantras que son de una sola palabra: OM, HUM. Éstos son los más usados y más fácil de aprender.

Hay otra cosa importante, también tenemos que llenar nuestra mente de afirmaciones positivas y así ayudamos a nosotros mismos y también a los mantras que decimos para lograr obtener lo que deseamos.

 

Afirmaciones:

Todo lo que yo deseo llega a mí. Estoy llena de vitalidad. El universo está conmigo. Mi cuerpo está completamente sano.

Hoy mi trabajo es excelente.

Hay muchas más afirmaciones que nos hacen bien. Tanto las afirmaciones como los mantras nos elevan nuestra moral y nuestros deseos de triunfos.

No sé olviden de recitarlos y descubrirán como cambia vuestra vida naturalmente siempre para ser mejores.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Me parece interesante la información sobre los mantras o las mantras, no lo sé. La primera vez que escuché una fue en París en 1961 cantada por un ceilandés (ahora de Sri Lanka) cantó por horas para desesperación de los estudiantes de otros países. Ahora sé en qué consisten. Pienso que hay en Asia una sabiduría que desconocemos y que si Nuestro Señor Dios creador del Universo no se les ha rebelado, tendrá sus razones. Los respeto, me parean sus miles de dioses, porque cada familia tiene uno. Entiendo mejor al budismo theravada, me impresionan por su dedicación y bondad. En Tailandia no hay servicio militar sino un año de servicio en un templo, comiendo de la escudilla de arroz que los fieles les regalan en la mañana. Es un año de humildad. Buda no es Dios, sino el Iluminado. Veo que la Sra. Gloria Nidia Artega se ha especializado en Japón, un pueblo dual, tan limpio, tan ordenado, tan justo dentro de su territorio y que fue tan cruel fuera. Es mucho lo que tenemos que aprender de esos pueblos. Disfruté su escrito.

  2. Repetir un mantra, me ayuda muchas veces a conciliar el sueño. Un gran aprendizaje nos brindas con este artículo: Vivir en gratitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×