21 julio, 2024

Oportunidades

Hay gente que no está preparada para hablar de ciertos temas. Ni para escuchar acerca de situaciones difíciles. 

Hay lugares donde parece que dos realidades se juntan, pero no se juntan. No pueden. O no quieren. 

Hay temas que no es posible tratar con algunas personas. Y ni decir que siquiera empaticen un poco. 

Lugares que mejor no frecuentar demasiado. Espacios que a veces no queda otra que estar un ratito y salir.

Hay gente que no está lista para mirar de frente la adversidad, ni la propia ni la del otro. 

Realidades. 

Realidades disonantes. 

Miradas que no quieren ver. 

Oportunidades que se pierden.

Por el contrario, hay personas que están listas para hablar de cualquier tema. Y también para escuchar sobre situaciones difíciles.

Hay lugares donde parece que dos realidades se juntan, y realmente se juntan. Pueden hacerlo. Y quieren hacerlo.

Hay temas que es posible tratar con ciertas personas. Y no solo eso, sino que además empatizan profundamente.

Lugares que es bueno frecuentar a menudo. Espacios en los que es agradable quedarse un buen rato.

Hay gente que está lista para enfrentar la adversidad, tanto la propia como la ajena.

Realidades.

Realidades consonantes.

Miradas que quieren ver.

Oportunidades que se aprovechan.

 

Artículos relacionados

Satisfacer las necesidades

Si entiendes felicidad por satisfacer necesidades, no has entendido mucho de lo que forja el carácter, lo que hace de ti un joven, hombre o mujer, verdaderamente hombre o mujer: Ser persona. Sin embargo, si descuidas tus necesidades verdaderas no encontrarás satisfacción, bienestar ni realización. Estas no se reducen a meros cumplimientos de metas y objetivos, pero si no los consigues puedes andar a la deriva, sin horizonte, sin proyectos sin tensiones. Lo que hace de muchos jóvenes, marionetas del consumo, de la moda o de la manipulación ideológica, por no saber lo que quieren, por no distinguir lo que necesitan.

Es claro, que el cumplimiento de metas, como la satisfacción de necesidades, están relacionadas con la felicidad, son componentes fundamentales de la motivación, mueven a la acción, dan dirección e imprimen energía a nuestra conducta, conforman nuestro modo de vivir el mundo. Nuestro problema estará en saber alcanzar el bienestar si logramos satisfacer nuestras necesidades. O vivir insatisfechos si no logramos alcanzarlos. Bienestar o malestar dependerá de las necesidades alcanzadas o no. Urge tener claridad del tipo de necesidad que debemos alcanzar para tener claridad de las verdaderas metas y objetivos que nos realizan como personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×